null: nullpx

Trump ahora afirma que tuvo que despedir a Flynn porque éste le mintió a Pence y al FBI

En Twitter, el presidente sostiene que las acciones de Flynn durante la transición posterior a las elecciones de 2016 "fueron legales". Más temprano declaró a la prensa que no hubo colusión alguna con Rusia.
2 Dic 2017 – 11:21 AM EST

El presidente Donald Trump dice que tuvo que despedir a su ex consejero de seguridad nacional, Michael Flynn, debido a que le mintió a el vicepresidente Mike Pence y el FBI.

Eso lo escribió en su cuenta de la red social Twitter que tuvo que "despedir" al general Flynn porque "mintió al vicepresidente y al FBI" y se "declaró culpable" de ello. "Es una lástima porque sus acciones durante la transición fueron legales. No había nada que ocultar", añadió el presidente estadounidense.

El tweet de Trump fue enviado mientras estaba en una caravana en el centro de Manhattan en dirección a una recaudación de fondos. Es su reacción más importante a la declaración de culpabilidad de Flynn el viernes como parte de la investigación dirigida por el abogado especial Robert Mueller.


"No hubo colusión"


El presidente Donald Trump reaccionó el sábado a la declaración de culpabilidad de su ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn, afirmando que “de ninguna manera” hubo colusión con Rusia.

"Lo que se ha demostrado es que no hay colusión, no hay colusión", dijo Trump a los periodistas antes de partir de la Casa Blanca para recaudar fondos en Nueva York. "No ha habido colusión en absoluto, así que estamos muy contentos". Trump también elogió la aprobación en Senado de la reforma fiscal, diciendo: "Francamente, anoche fue una de esas grandes noches".

No obstante, de acuerdo con el diario The Washington Post, algunos ven una admisión problemática en el tweet de Trump el sábado, posiblemente incluso algo que podría interpretarse como una admisión a la obstrucción de la justicia.

La razón es debido a que el día después de que Trump despidiera a Flynn, el 14 de febrero, Trump instó al entonces director del FBI, James B. Comey, a ser indulgente con Flynn, según las notas de Comey en ese momento, diciendo: "Espero que puedan dejar esto". Si Trump Sabía en ese momento que Flynn había mentido al FBI y estaba bajo investigación, según el argumento, puede constituir un intento de obstruir esa investigación.

Walter Shaub, el ex jefe de la Oficina de Ética Gubernamental de los EE. UU., Sugirió que el tweet podría ser un gran paso en falso para el presidente e incluso que podría haber costado a cualquier otro presidente su trabajo.

Los comentarios de Trump son sus primeras declaraciones públicas sobre Flynn desde que su ex asesor de seguridad nacional se declaró culpable por mentir a agentes federales sobre conversaciones con un alto diplomático ruso.

El consejero especial Robert Mueller está investigando la injerencia rusa en las elecciones de 2016, incluida la posible confabulación entre la campaña del ahora presidente y Moscú. Trump ha enfatizado reiteradamente que no hubo colusión y ha criticado la investigación como una "caza de brujas".

El alegato de Flynn el viernes incluye una admisión de que mintió a agentes del FBI sobre conversaciones con el entonces embajador de Rusia en los EE.UU. Sergey Kislyak sobre sanciones de Estados Unidos contra Rusia y también sobre una votación pendiente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con respecto a los asentamientos israelíes.

Flynn, que se ha convertido en una pieza clave del rompecabezas del 'Rusiagate', es el primer miembro de la admistración de Trump en estar imputado por la justicia en esta investigación, de manera que la investigación ha entrado al corazón de la Casa Blanca. Sin embargo, no es el único del entorno del mandatario.

A finales de octubre, tres exfuncionarios de la campaña del presidente fueron acusados por su conexión con Rusia y su posible participación en una connivencia con autoridades rusas para influir en las elecciones.

El general Flynn se vio forzado a dejar su cargo a mediados de febrero, pocos días después de ser nombrado. Inicialmente negó que hubiera discutido las sanciones con Kislyak. Después cambió su versión: los portavoces del asesor afirmaron que “aunque él (Flynn) no recuerda que hayan discutido sobre las sanciones, no puede estar seguro de que el tema nunca surgió”.


RELACIONADOS:PolíticaRusiagateDonald Trump

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.