null: nullpx

Steven Mnuchin, un candidato a secretario del Tesoro con el típico perfil odiado por los simpatizantes de Trump

El hombre seleccionado por el presidente electo para dirigir las finanzas en su próximo gobierno, Mnuchin, es un exbanquero de Goldman Sachs que trabajó con George Soros, el especulador financiero y gran donante de Hillary Clinton.
30 Nov 2016 – 8:11 PM EST

Steven Mnuchin, el nominado por Donald Trump para encargarse desde el departamento del Tesoro de los asuntos financieros en su próximo gobierno, tiene en su résumé los nombres de Goldman Sachs y George Soros, un banco y un especulador financiero odiados por los votantes que confiaron en su mensaje populista.

Mnuchin, de 53 años, confirmó este miércoles que el presidente electo lo nominó para secretario del Tesoro. Trump y el candidato al puesto se habían reunido el martes en la Torre Trump de la Quinta Avenida de Nueva York.

"Steve Mnuchin es un gran hombre de negocios y baquero que ha tenido un papel clave en desarrollar nuestro plan para construir una economía dinámica y floreciente que creará millones de trabajos", dijo el presidente electo sobre su nominado para liderar el Departamento del Tesoro.

Mnuchin trabajó durante 17 años en Goldman Sachs. Su padre era socio del banco cuando se unió a sus filas tras graduarse de Yale y él también se retiraría del banco con categoría de socio, en 2002.

Mnuchin trabajó posteriormente para el especulador financiero George Soros otra figura de gran desagrado para las bases fervorosas de Trump. Soros era uno de los principales donantes de Hilllary Clinton y otros candidatos y causas liberales.

El propio Mnuchin donó a Clinton durante sus campañas para el Senado y la presidencial de 2008. También dio dinero a Barack Obama y al senador Charles Schumer, el nuevo líder de la minoría demócrata en el Senado.

Trump había vituperado a Wall Street durante la campaña, presentando a los estadounidenses de a pie como víctimas de la avaricia de los grandes banqueros.

"Conozco Wall Street. Sé quiénes son los que están en Wall Street... No voy a dejar que Wall Street se salga con la suya. Wall Street nos ha causado tremendos problemas", dijo el republicano en uno de sus numerosos ataques a la élite financiera durante la campaña.

Por su parte, Mnuchin l e dijo a la cadena CNBC que aceptó la nominación porque cree en el presidente electo.

"Estoy honrado de tener la oportunidad de trabajar para nuestro gran país en este rol tan importante. Entiendo lo que se debe hacer para arreglar la economía y ansío ayudar al presidente electo Trump a implementar una agenda económica que cree trabajos que paguen bien y defiendan al trabajador estadounidense", dijo Mnuchin en un comunicado publicado en la página de Facebook de Trump.

"Cuando trabajemos con el Congreso, quedará claro que esto es una reducción de impuestos para la clase media", dijo Mnuchin, agregando que trabajará de cerca con Wilbur Ross, el nominado a secretario de Comercio. " Nuestra prioridad será la economía, alcanzar de nuevo un crecimiento de 2% o 3%... y enfocarnos en lo que el trabajador estadounidense necesita, esa es nuestra prioridad absoluta".


Decidirá sobre NAFTA y el embargo a Cuba

El de secretario del Tesoro será uno de los puestos esenciales durante una presidencia que ha hecho promesas revolucionarias en materia económica.

Pendiente la confirmación por el Senado, Mnuchin estará a cargo de dar consejo económico a Trump y de financiar los proyectos de otros departamentos de la administración. Será clave en los grandes recortes de impuestos prometidos por Trump, su programa de infraestructuras y la renegociación de los tratados comerciales como NAFTA, el acuerdo al que Trump culpa de una supuesta fuga de empleo a México.

Su departamento también está a cargo de las sanciones internacionales por lo que Mnuchin jugará un papel en las decisiones que se tomen respecto a Irán y Cuba.

Mnuchin ha sido criticado por tratar de lucrarse de la penuria sufrida por los estadounidenses que perdieron sus casas durante la Gran Recesión. En 2009, compró el banco californiano IndyMac, que había sido intervenido por la administración federal por conceder hipotecas basura. Como condición de la compra, Mnuchin y sus socios recibieron garantía por parte de la Federal Deposit Insurance Corp. de que si sufrían pérdidas a partir de cierto nivel serían cubiertas.

Él y sus socios le pusieron el nombre OneWest a la nueva entidad y acabaron ejecutando 36,000 hipotecas. Cuando él y sus socios vendieron el banco el año pasado obtuvieron un beneficio de $1,500 millones.

Kevin Stein, de la Coalición de Reinversión de California (California Reinvestment Coalition), un grupo de defensa de la vivienda, le dijo a NPR que Mnuchin obtuvo ganancias a espaldas de los dueños de casas en problemas en California: "En esencia lo que hicieron fue comprar una máquina de ejecución hipotecaria".

Mnuchin fue contratado en abril por Trump como director financiero nacional de su campaña.

En años recientes, Mnuchin dio el salto del mundo de la banca al de Hollywood, donde produjo películas como "Avatar", "X-Men", "American Sniper" y "The Lego Movie". Su última película, "Rules Don't Apply", fue estrenada el miércoles de antes de Acción de Gracias y es una comedia dramática sobre cómo un multimillonario prohíbe la relación amorosa de uno de sus empleados.

En fotos: así crece el equipo de gobierno de Donald Trump

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaEconomíaDonald Trump

Más contenido de tu interés