Trump pierde su primera batalla para reponer el veto migratorio

La madrugada de este domingo la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito denegó la petición ejercida este sábado por el Departamento de Justicia, en lo que constituye un nuevo revés judicial.

Una corte de apelaciones rechazó en la madrugada del domingo la solicitud del gobierno de Donald Trump de restablecer de inmediato un decreto antiinmigración del presidente de Estados Unidos, bloqueado por un juez federal el pasado viernes.

El sábado por la noche, el gobierno pidió paralizar la decisión de un juez federal de bloquear la aplicación de este decreto firmado hace ocho días por Trump. Pero la negativa del juez volvió a abrir las puertas de Estados Unidos a ciudadanos de siete países musulmanes.

La Fiscalía General de Washington informó a través de su cuenta de Twitter sobre la denegación de la solicitud del gobierno de Trump.


La apelación fue introducida ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco y buscaba un amparo de emergencia que cancele el fallo del juez de Seattle, James Robart.

En su decisión preliminar, la corte pidió en su lugar tanto al estado de Washington como al gobierno que presenten más argumentos el lunes por la tarde.

El procurador general interino de Estados Unidos, Noel Francisco, defendió enérgicamente el sábado en la noche que solo el presidente tiene autoridad para decidir quién puede ingresar o quedarse en el país, una afirmación que parece invocar una batalla más amplia sobre inmigración ilegal.

"El poder de expulsar o excluir a extranjeros es una atribución soberana fundamental, delegada por el Congreso en la rama ejecutiva del gobierno y en gran medida inmune al control judicial", dijo el documento.

Trump había mostrado el sábado su descontento con la decisión judicial que restableció los viajes al país de personas provenientes de Somalia, Irak, Irán, Libia, Siria, Yemen y Sudán.

En una reacción sin precedentes Trump lanzó duras críticas al juez Robart al considerar que su fallo pone en riesgo la seguridad del país.

"¡La opinión de este llamado juez, que esencialmente le quita las fuerzas del orden a nuestro país, es ridícula y será anulada!", escribió el presidente en @realDonaldTrump

Este tuit del mandatario provocó críticas generalizadas por lo que consideraron una falta de respeto hacia el poder judicial y su autonomía a la hora de revertir decisiones de la Casa Blanca que considera que no son apegadas a derecho.

El juez suspendió todas las acciones implementadas por la orden ejecutiva que prohibía la entrada de estos ciudadanos por 90 días. Por eso, el Departamento de Estado dio marcha atrás a las cancelaciones de unas 60,000 visas a los ciudadanos afectados.

La suspensión del decreto de Trump también favorece a miles de refugiados que quedaron en un limbo al bloqueárseles el ingreso futuro a EEUU, especialmente a miles de sirios impactados por una cruenta guerra civil.

Como consecuencia, este sábado fueron reabiertas las fronteras a refugiados y viajeros.

La decisión del juez de distrito James Robart y ahora de la corte de apelaciones representan dos fuertes reveses contra la polémica medida migratoria que ya suma decenas de demandas en varios estados.

En fotos: sábado de protestas en Reino Unido contra política migratoria de Trump

Lea también:

RELACIONADOS:Donald TrumpInmigración