null: nullpx

Agentes del FBI: Investigaciones sobre terrorismo, tráfico infantil y narcotráfico corren peligro bajo el cierre

El Buró de Investigación Federal preparó un informe exhaustivo recopilando los testimonios de sus agentes en los que detallan cómo el cierre de gobierno ha minado la capacidad de la agencia para responder a amenazas a nivel local, estatal, nacional e internacional. El daño que se está haciendo, advierten, en muchos casos será permanente.
24 Ene 2019 – 12:58 PM EST
Comparte
Miembros de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) investigan una residencia en relación con los bombardeos del sábado por la noche en Manhattan, el 19 de septiembre de 2016 en Elizabeth, Nueva Jersey. Crédito: Drew Angerer / Getty Images

"El cierre ha eliminado nuestra habilidad para operar. Ya es suficientemente malo trabajar sin paga, pero solo podemos llevar a cabo funciones administrativas. El temor es que nuestros enemigos sepan que pueden actuar libremente".

Este es el testimonio de un agente especial del FBI anónimo parte de un reporte compilado por la Asociación de Agentes del Buró de Investigación Federal (o FBIAA) sobre cómo ha afectado al buró el cierre de gobierno que ya lleva más de un mes.

El panorama que pintan estos funcionarios es oscuro, a nivel local, estatal, nacional e internacional.

Los agentes dieron sus testimonios de manera voluntaria y confidencial, dice el informe, el cual recopiló más de 65 quejas detalladas de agentes que dicen estar luchando en medio de la inseguridad financiera, mucho estrés, angustia y desesperación.

Estos agentes son considerados "esenciales" y por eso deben seguir trabajando sin paga durante el impasse entre el Congreso y el presidente Donald Trump por los fondos que pide el mandatario para financiar un muro con México.

"Esto no se trata de política para los agentes especiales. Para los agentes especiales, la seguridad financiera es la seguridad nacional" - el presidente de la FBIAA Tom O'Connor en una audiencia a los medios sobre los efectos del cierre de gobierno.


Según el reporte, la FBIAA representa a más de 14,000 agentes y exagentes por todo el país. La organización envió una petición a los líderes en Washington el 11 de enero para reabrir el gobierno, firmada por los representantes de sus oficinas principales en el terreno.

Incluso las líneas de defensa contra el terrorismo también se han visto impactadas. "Potencialmente no podremos viajar para recopilar información sensible a tiempo relacionada con las amenazas [contra el terrorismo]", dijo un agente.

Las operaciones de contraterrorismo son algunas de las que más suenan la alarma, ya que son una línea de defensa indispensable a la hora de frustrar un posible ataque terrorista. Entrenamientos de manejo y contención de armas de destrucción masiva en sitios conocidos como probables blancos del terrorismo, como instalaciones de petróleo y gasolina, han tenido que ser cancelados, según explica un agente antiterrorista. ¿La razón? No hay dinero para pagar la gasolina para ir hasta esas instalaciones.

Otro funcionario coordinador de la Fuerza de Tareas Conjuntas contra el Terrorismo dijo que "la incapacidad para pagarle a nuestras 'fuentes humanas confidenciales' ha tenido un efecto perjudicial en las investigaciones y operaciones de nuestra lucha contra el terrorismo. Hemos perdido varias fuentes que han trabajado durante meses, años, para penetrar grupos y objetivos. Este capital humano no puede ser reemplazado…. Servir a mi país siempre ha sido un privilegio, pero nunca ha sido tan difícil o ingrato".

Recuperar estas fuentes "no es como prender y apagar un botón", dijo un agente de la región central del país que trabaja en contrainteligencia y contraterrorismo.

Debido a la falta de fondos, otro agente dijo que no había podido viajar a los países donde trabaja. "Esto significa que las investigaciones se han estancado, el intercambio de información disminuyó y las relaciones con socios extranjeros se debilitaron", dijo el agente. Apunta maneras específicas en las que se han visto afectados como "investigaciones de delitos contra niños estancadas porque el entrevistador forense no ha podido viajar hasta aquí para entrevistar a niños que son víctimas potenciales y no hemos podido enviar pruebas a los agentes del caso porque los envíos de paquetes están pospuestos".

Otro agente de la región central del país relató su testimonio de cómo se han visto afectadas las operaciones a nivel local y estatal.

"En el lado de la explotación infantil, como (empleado encubierto), he tenido que poner a los pervertidos en espera ", dijo un agente del sureste del país. "Esto solo pone a los niños en peligro".

"Las víctimas de casos de tráfico sexual de menores no están recibiendo la atención o los servicios de asesoramiento y consejería que necesitan. Estas investigaciones cruzan líneas estatales ... Hay víctimas locales en casos federales que deben viajar, prepararse para el juicio, y no recibirán sus honorarios como testigos o el dinero que se considera su derecho; sin embargo, los juicios criminales continuarán. Su testimonio se necesita, y sin embargo, no tenemos manera de pagar sus ... gastos".

El cierre también ha afectado investigaciones contra la peligrosa pandilla MS-13, irónicamente uno de los blancos principales de Trump y una de las razones que cita para construir su muro de 5.7 mil millones de dólares. Un agente dijo estar trabajando en una investigación a la pandilla por más de tres años, pero que debido al cierre no han podido conseguir traductores al español para continuar con los juicios y condenas a miembros de la pandilla por "crímen organizado, asesinato, chantaje, extorsión, lavado de dinero, porte de armas".

Varios agentes de las regiones del centro, occidente y suroeste del país confirmaron que una de sus maneras principales de conectar con mafias de narcotráfico es comprándoles cargamentos de drogas al por mayor. Pero a raíz del cierre federal no han podido llevar a cabo este tipo de operaciones, ya que no hay dinero ni para transporte, lo cual ha dado carta blanca a alguna operaciones ilícitas a continuar trabajando impunemente.

Otro agente que dice ser parte de una investigación a una pandilla violenta dijo que "he tenido que decirle a nuestros socios de la policía local que no puedo ayudar a financiar estas operaciones porque mi oficina en el terreno no tiene dinero. Esto significa que la única posibilidad que pudieramos tener para derribar a varios individuos violentos nos puede pasar por alto y puede que no volvamos a tener esa oportunidad".

"Esto significa que las víctimas de esos delitos y sus familias no obtendrán justicia", apuntó este agente. "Esto significa que esos criminales tendrán otro día de libertad simplemente porque no tuvimos los fondos para seguir con nuestras investigaciones".

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpFBI

Más contenido de tu interés