Agentes de 'primera línea' de la seguridad nacional entre los más afectados por un eventual cierre del gobierno

“Nos sentimos muy afectados. Somos padres con hijos que estamos pagando nuestras hipotecas como cualquier otra familia en Estados Unidos, y de un día para otro nos advierten que no nos pagarán. Es terrible”, dijo a Univision Noticias un agente federal.
21 Dic 2018 – 4:06 PM EST

Los agentes federales de la denominada ‘primera línea’ del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos se encuentran en la lista de los empleados que se verán afectados ante un eventual cierre del gobierno previsto para las próximas horas.

La amenaza de cierre fue confirmada por el presidente Donald Trump este viernes a través de su cuenta en la red social Twitter. “¡Cierre hoy si los demócratas no votan por la seguridad fronteriza!”, escribió el mandatario.


Trump presiona a los demócratas del Congreso para que incluyan $5,000 millones en lo que resta del presupuesto general de gastos del año fiscal 2019 para la seguridad fronteriza, entre ellos la construcción del muro en la frontera con México, una de sus principales promesas de campaña hasta ahora inconclusa.

“Los demócratas, cuyos votos necesitamos en el Senado, probablemente votarán en contra de la Seguridad Fronteriza y el Muro a pesar de que saben que DESESPERAMENTE SE NECESITA. Si los demócratas votan no, se producirá un cierre que durará mucho tiempo. ¡La gente no quiere fronteras abiertas y crimen!”, amenazó en un segundo tuit.


Preparan el cierre

El cierre anunciado por Trump se viene preparando desde el lunes, cuando el DHS publicó un documento titulado ‘Procedures Relating to a Lapse in Appropriations’, que describe cuáles serán las áreas afectadas en el caso de un cierre administrativo por falta presupuesto.

Las áreas de primera línea, tal como el mantenimiento de operaciones de aplicación de la ley, incluida la prohibición de drogas e inmigrantes ilegales, el procesamiento continuo de pasajeros y funciones de inspección de carga en los puertos de entrada, se mantendrán operativas, incluso si los agentes no reciban salario.

Otras áreas sensibles que seguirán operando con normalidad son el ejército, el servicio secreto, unidades antiterroristas y departamentos de inteligencia.

El DHS dijo que “se anticipa un lapso de financiamiento de efectivo a partir de la medianoche de este viernes”.

Un informe al que tuvo acceso Univision Noticias señala que los empleados exentos deben presentarse “para trabajar en sus turnos programados regularmente”. Y advierte que a quienes falten “no se les pagará” y se registrará en sus expedientes una ausencia sin permiso (AWOL, por sus siglas en inglés).

“Si llama como una ausencia no programada durante el cierre, se colocará en un estado de AWOL y se le pedirá que presente una documentación médica aceptable u otra documentación apropiada a su regreso, para que el tiempo se convierta de AWOL a Furlough”, detalla la orden interna.

En cuanto al personal de vacaciones y que ya estaban programadas, “puede continuar con su tiempo libre. Sin embargo, advierte, el tiempo de descanso se codificará como un estado sin pago de Furlough hasta que regrese al trabajo”.

Puertos de entrada

La Administración de Seguridad en el Transporte (TSA), dio a Univision Noticias por medio de un correo electrónico que, “continuará brindando la seguridad rigurosa que siempre proporciona si hay un cierre parcial”.

“Los viajeros no verán ninguna diferencia en la seguridad. Los agentes de la TSA, los agentes que utilizan perros, los expertos en explosivos, inspectores y todo el personal de seguridad de primera línea, estarán trabajando”, agregó la agencia.

E indicó que, en el caso de un cierre por falta de presupuesto, “no se les pagará “durante los días del cierre (shut down). Sin embargo, históricamente se les ha pagado una vez que finaliza el problema”.

En cuando al personal que brinda apoyo administrativo, la TSA dijo que “no trabajará y no se les pagará”.

La oficina de prensa del DHS dijo a Univision Noticias que “casi el 90% del personal desempeña labores esenciales”, pero no aseguró si ese 90% de agentes seguirá cobrando sus salarios en caso de un cierre.

“Estamos muy preocupados”, dijo un agente federal de primera línea que pidió no divulgar su nombre. “Nos sentimos muy afectados. Somos padres con hijos que estamos pagando nuestras hipotecas como cualquier otra familia en Estados Unidos, y de un día para otro nos advierten que no nos pagarán. Es terrible”.

El agente dijo además que “nos han dicho que si el gobierno cierra esta noche, tenemos que reportarnos de todas maneras. Cancelaron los días libres, las vacaciones; todos los beneficios fueron cancelados por esta situación que estamos viviendo”.

“Si alguien llama por un asunto de enfermedad, hay que presentar documentos firmados por un hospital o un médico. Si no lo hacemos de esta manera, se registra una ausencia sin permiso y eso queda registrado en nuestras hojas de vida y puede afectar en el futuro las promociones. Se daña nuestro historial de trabajo”, precisó.

A la pregunta respecto a qué sucederá con los días que trabajen estando cerrado el gobierno, respondió que “después nos pagarán de manera retroactiva por medio de un cheque, pero los intereses que nos cobren a nosotros por no pagar nuestras deudas, eso corre por nuestra cuenta. Así ha sido otras veces. Y si tomamos vacaciones o quienes no estén en puestos de primera línea, no trabajan y tampoco les pagan por los días del cierre”, indicó.

El protocolo de cierre

El DHS explica que el cierre del gobierno será comunicado oficialmente por la Oficina de Administración y Presupuesto (Office of Management and Budget -OMB-) indicando que se ha producido un lapsus en las asignaciones. En ese momento la dirección del DHS, y del resto de dependencias del gobierno afectadas, notifican de inmediato a las áreas y empleados afectados por el cierre.

“El proceso de notificación principal es por medio del correo electrónico”, detalla la agencia en el protocolo de notificaciones. “La notificación también puede ser por teléfono, por carta o en persona, si el correo electrónico no es factible”, agrega.

Indica además que “los empleados exentos deben discutir cualquier permiso previamente planificado con sus supervisores, para de esa manera determinar si todavía se les permitirá tomar un permiso o si se les exigirá trabajar durante un lapso a la luz de los cambios en la cobertura”.

El DHS advierte que “un empleado que se niegue a presentarse para trabajar después de que se le haya ordenado hacerlo, se considerará que se encuentra en ausencia sin licencia y puede estar sujeto a una acción administrativa o disciplinaria por no presentarse a su puesto”.

La dependencia federal dijo que a los empleados exentos que trabajen durante el cierre, “se les pagará cuando el Congreso apruebe el presupuesto y el Presidente firme una nueva asignación para todo el año o una Resolución Continua”.

Los agentes federales entrevistados por Univision Noticias dijeron que el cierre del gobierno previsto a partir de la media noche de este viernes "es un asunto político" que impacta a miles de familias estadounidenses. "Cada año es lo mismo, no piensan en nosotros", dijo otro agente.

Qué dicen los demócratas

A pesar de las acusaciones de Trump contra los demócratas del Senado si no le dan los votos necesarios para aprobar sus $5,000 millones que pide para el juro, el líder de la oposición en la Cámara Alta volvió a decirle al presidente que no respaldan su solicitud de financiamiento.

"Los eventos de hoy han dejado una cosa clara: el presidente Trump está hundiendo al país en el caos”, dijo el legislador Charles Schumer (Nueva York) en un comunicado enviado a Univision Noticias. “El mercado de valores bajó otros 500 puntos, el general Mattis anunció su renuncia por serios desacuerdos con el presidente sobre Siria”, agregó.

“Y ahora, el presidente Trump está haciendo una rabieta y creando un cierre del gobierno”, precisó.

Schumer dijo además que el Senado ya aprobó, por unanimidad, un proyecto de ley propuesto por el líder de la mayoría republicana Mitch McConnell, y todo lo que se necesita “es que el líder (Paul) Ryan lo ponga en el piso de la Cámara y obtendrá la mayoría de los votos necesarios, y el presidente puede firmarlo y evitar un cierre”, apuntó.

“Pero, desafortunadamente, el Presidente fue amenazado por la extrema derecha y, temeroso, se retractó de su compromiso de firmar este proyecto de ley”, agregó Schumer, señalando que la postura de este día de Trump no es más que “un berrinche”. Y que a pesar de ello, los demócratas “no le darán su muro”, concluyó.

1. MURO: La Caravana Migrante frente al muro de Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés