publicidad

Persiste el rezago académico de estudiantes pobres, hispanos y negros en EEUU

Persiste el rezago académico de estudiantes pobres, hispanos y negros en EEUU

Informe examina desigualdad en el éxito estudiantil y recomienda atajar los problemas de rendimiento.

prueba

Las paradojas del sistema educativo de Estados Unidos son el foco del informe más reciente del Center for American Progress (CAP), “A Look at the Education Crisis: Tests, Standards, and the Future of American Education”.

El informe plantea, por un lado, que los estados y los distritos escolares que han implementado reformas y estándares académicos más altos en sus sistemas tienen consecuencias positivas en el éxito de sus alumnos. Pero, por otro lado, la brecha en el logro académico es un problema continuo que requiere acciones concertadas.

Los autores del reporte -Ulrich Boser, Perpetual Baffour y Steph Vela- basan sus observaciones en dos evaluaciones nacionales, el National Assessment of Educational Progress (NAEP, por sus siglas en inglés) y el Trial Urban District Assessment (TUDA, por sus siglas en inglés) al hacer estimaciones del número absoluto de estudiantes que tuvieron puntuación “competente” o superior por cada grupo bajo análisis.

Eso les permite concluir que, en muchos lugares, los estudiantes hispanos -como los negros- continúan rezagados del éxito académico.

De acuerdo con este análisis, en Detroit, apenas 120 estudiantes negros en cuarto grado obtuvieron puntuación “competente” o superior en la prueba de matemáticas de NAEP.

En Atlanta, alrededor de 60 estudiantes hispanos de cuarto grado sacaron puntuación “competente” o superior en lectura, en la prueba de NAEP.

publicidad

Los números empeoran en Cleveland donde, basado en las estimaciones del CAP, solo 30 alumnos hispanos de octavo grado serían considerados “competentes” en matemáticas.

A nivel porcentual, las ciudades presentan un cuadro desalentador.

En Fresno, California, solo 7% de los estudiantes de octavo grado de bajos recursos pueden leer al nivel de grado que cursan.

El informe plantea que la iniciativa de los estándares académicos Common Core, que se ha establecido en más de 40 estados, ha tenido un impacto positivo en la educación. “Muchos maestros creen que los nuevos, y más altos, estándares académicos los han ayudado a mejorar la enseñanza”, reza el informe donde se esboza que tal reforma “ha sido exitosa en elevar los resultados académicos de los estudiantes”.

Pero, como explican los autores, algunos proponentes de la educación creen que las reformas educativas no deben tener como base los estándares.

El informe cita un memo de los codirectores del National Education Policy Center, Kevin Welner y William Mathis, donde sostuvieron que EEUU “ha dedicado demasiado dinero y tiempo en mejorar los resultados de los exámenes y no tenemos mucho que mostrar”.

Pero ha habido ganancias en el panorama educativo, según el CAP.

En Massachusetts, el por ciento de estudiantes que obtuvieron puntuación “competente” -o más alta- en matemáticas aumentó de 41% a 50% en un periodo de diez años. Es decir, aproximadamente 7,000 estudiantes más que hace una década, de cuarto grado, son competentes en esa materia.

A nivel nacional, a través de las últimas dos décadas, el número de estudiantes negros e hispanos que hacen trabajo a nivel de grado en lectura y matemáticas se ha duplicado en escuela primaria e intermedia.

“Los estados y los distritos que han elevado su nivel de éxito académico ofrecen lecciones a otras comunidades para mejorar el aprendizaje y el progreso de todos sus estudiantes, incluidos los negros e hispanos y los que provienen de familias de bajos recursos”, apuntó el ‘senior fellow’ del CAP, Ulrich Boser.

Sin embargo, queda trecho por recorrer para mejorar la educación a nivel nacional.

“En todo Estados Unidos, solo cerca de 123,000 estudiantes de octavo grado -3%- tuvieron puntuaciones de nivel avanzado en lectura en los exámenes de NAEP. Esto no es un error: solo alrededor de 120,000 alumnos de octavo grado a nivel nacional hacen un trabajo excelente en artes del lenguaje”, dice el estudio.

Las contradicciones en la educación se identifican en distintas áreas y el rezago es contundente.

Solo 21% de los estudiantes de bajos recursos que cursan el cuarto grado lograron puntuaciones de competencia en el examen de lectura de 2015 de NAEP en comparación al 52% de alumnos que no son pobres”, indica el estudio que subraya que si los estudiantes negros e hispanos se graduaran al mismo ritmo que sus pares blancos, recibirían más de 200,000 diplomas cada año.

El estudio del CAP recomienda que se implementen los Common Core y que se promueva la transparencia y data de calidad como los resultados de las pruebas alineadas a los estándares académicos estatales.

publicidad

De igual modo, los investigadores del CAP hacen hincapié en que es clave invertir en currículos rigurosos, en asegurar que los estudiantes tengan acceso a maestros excelentes y que los estados y distritos promuevan la igualdad fiscal para asegurarse que todos los estudiantes reciban el apoyo necesario para que puedan alcanzar su potencial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad