null: nullpx
Política de Educación

Nueva demanda de dreamers busca matrícula igualitaria en las universidades públicas estatales en Georgia

Los 19 regentes del sistema universitario público tienen demandas pendientes tanto en el foro estatal como federal por no reconocer la Acción Diferida, o DACA, como prueba de "presencia legal" de los estudiantes en el estado.
27 Abr 2016 – 01:30 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un grupo de 10 jóvenes indocumentados demandó a cada uno de los regentes del Sistema Universitario de Georgia (USG) para que les permitan pagar matrícula como residentes en el estado, ante la negativa del organismo a hacerlo.

La nueva demanda intenta salvar el obstáculo puesto en febrero pasado por el Tribunal Supremo de Georgia, que rechazó un pleito sometido en 2014 por otro grupo de 39 estudiantes dreamers -muchos de los cuales están en este nuevo grupo- contra la Junta de Regentes alegando que el organismo estatal goza de inmunidad soberana.

El tribunal, sin embargo, dejó abierta la posibilidad a que los estudiantes buscaran otro remedio demandando individualmente a cada uno de los miembros de la Junta, que es el ente rector del sistema universitario público de Georgia.

El abogado de inmigración Charles Kuck, quien interpuso la demanda de 2014, adelantó tras la decisión en febrero pasado que demandaría individualmente a los 19 regentes de USG.

"La justicia, el sentido común, y los propios intereses económicos de Georgia exigen colegiatura estatal para los beneficiados por el DACA", dijo Kuck en declaraciones a Univision Noticias. "Vamos a luchar por esto hasta que ganemos. La esperanza de los niños de Georgia está en juego", agregó.

La Junta de Regentes de USG adoptó una medida en 2011 que les niega la inscripción como residentes a estudiantes indocumentados en Georgia College & State University, Medical College of Georgia, Georgia State University, Georgia Institute of Technology y University of Georgia. Esto, sin importar que estén radicados en el estado o se hayan graduado de secundarias locales.

La medida establece que para los estudiantes poder pagar colegiatura como residente -a menudo la mitad de lo que pagan los no residentes- deben establecer "presencia legal" en el estado.

Sin embargo, la junta no reconoce como prueba de "presencia legal" el permiso emitido por el gobierno federal a ciertos estudiantes indocumentados conocido como Acción Diferida, o DACA.

Rigoberto Rivera, uno de los estudiantes que demandó ahora y en 2014, dijo a la Agencia EFE que el estado "tiene la obligación moral de seguir sus propias políticas y reglas, y permitir a miles de residentes de Georgia con Acción Diferida continuar con su educación".

Otra demandante, María Carrillo, dijo a EFE que no entiende "cómo se le puede negar educación superior a personas que han contribuido al estado. El estado está perdiendo dinero al dejar a esos estudiantes estudiar en otros estados".

Una tercera demanda por la misma causa fue sometida en marzo pasado en el Tribunal Federal de Atlanta por el Fondo México Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF) a nombre de dos estudiantes universitarios que no pueden pagar matrículas como residentes de Georgia a pesar de haberse graduado de secundarias en el estado.

Ese pleito establece que la política de la Junta de Regentes de USG viola la XIV Enmienda de la Constitución al negar matrícula como residentes sin una justificación constitucional válida a los beneficiarios de DACA.

Georgia es uno de los seis estados del país que prohíben a los estudiantes indocumentados pagar colegiatura como residentes, sin importar cuánto hayan vivido en el lugar. Los otros cinco son Alabama, Arizona, Indiana, Missouri y Carolina del Sur.


Lea también:

Comparte

Más contenido de tu interés