null: nullpx

Si eres menor de 32 años, nunca has vivido un mes con una temperatura por debajo del promedio

Los últimos 390 meses consecutivos, el planeta ha superado la media de temperatura desde que se tiene registro.
24 Jul 2017 – 07:28 PM EDT
Reacciona
Comparte

“Si eres menor de 32 años, nunca has vivido un solo mes del calendario con una temperatura por debajo del promedio”, explica John H Knox, consejero especial de Naciones Unidas sobre derechos humanos y medio ambiente y profesor de derecho internacional en la Universidad Wake Forest de Carolina del Norte.

El experto Knox hace referencia al reporte de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) quien alertó esta semana que los últimos 390 meses consecutivos (incluyendo junio 2017) han sobrepasado la media de temperatura global desde que se tienen registros. Todos y cada uno de los meses.

Ante una tendencia tan cálida, no parece sorprender que el 2017 vaya encaminado a ser el segundo año más cálido de la historia desde que se tienen reportes.

El periodo de enero a junio de este 2017 ya obtuvo su título como " el segundo semestre más caluroso de toda la historia". Durante este periodo, la temperatura global promedio fue de 1.64 °F (0.91 °C) por encima del promedio del siglo 20 de 56.3 °F (13.5 °C).

Entre enero y junio 2017, cinco de los seis continentes tuvieron un semestre más cálido de lo tradicional. La mayoría de la superficie terrestre del planeta tuvo más calor de lo normal. Eso fue especialmente cierto en México, Europa occidental, Rusia oriental, Corea del Sur, Madagascar. Algunas áreas del norte y el este de África central, así como el este de China y el este de Australia también sintieron el alza en los termómetros.

En cuanto a los océanos, las temperaturas superaron al promedio en el oeste, el centro y el sureste del Pacífico, el oeste del Golfo de México y el llamado Índico occidental.


Los números de junio

Por su cuenta, junio 2017 figura ya como el tercero más caliente jamás registrado. La temperatura global promedio registrada durante este mes fue de 0.64 °F (1.48 °C) por encima del promedio del siglo XX.

Este mes fue especialmente cálido en gran parte de Asia central, Europa occidental y central, y el suroeste de Estados Unidos, donde los termómetros registraron al menos 2 ºC más de lo habitual.

Según datos de NOAA, se registraron récords de calor en partes del norte y el sur del Atlántico, especialmente cerca de la costa oriental de Estados Unidos, el litoral occidental africano, la costa meridional de Sudamérica y de Asia central, así como el oeste del Índico. También hubo temperaturas extremas en Europa occidental y central, donde a mediados de mes llegó una ola de calor. Junio 2017 es el más cálido desde 1965 que se tienen registro, el tercero más caliente en Portugal desde 1931 y el quinto más caluroso en Reino Unido desde 1910.

Junio 2017 ha sido solo superado por junio 2016, que fue el más caliente de todos y, junio de 2015, el segundo más caluroso.

Pero además de ser caliente, la NOAA indica que junio 2017 fue más seco de lo normal en Estados Unidos, el norte y el centro de México, el norte de Colombia, el noreste de Brasil, Paraguay, el norte de Argentina, en España, partes de Europa central y suroriental, Mongolia, la península coreana, África del sur y gran parte de Australia, mientras que llovió más de lo habitual en el centro y el sur de Argentina, el sur de Chile, el norte de Europa, el oeste de África y el oeste y el centro de Rusia.


La alerta que preocupa más a los expertos

Durante 2015 y 2016, parte de la culpa de esos récords de calor se le atribuyó al impacto del fenómeno El Niño, evento climático al que se le asocia una importante contribución en el aumento de las temperaturas del planeta debido al aumento del calor en las aguas del océano Pacífico.

Sin embargo, en ausencia del fenómeno El Niño durante este 2017, los científicos reconocen que cada récord de calor deja en evidencia una tendencia creciente y alarmante.

Sin la participación de El Niño, marzo 2017 ya estableció un nuevo récord notable para el calentamiento global al superar el promedio de 1981-2010 en 1.8 grados Fahrenheit (un grado Celsius).

"Personalmente, no esperaba que el 2017 fuera tan cálido como ha sido. Después de la caída del fuerte fenómeno de El Niño que experimentamos en el pasado, esperaba que los valores bajaran un poco y estuvieran entre los cinco mejores años", dijo Ahira Sánchez-Lugo, científica y portavoz de NOAA.

“El calor continuo y casi récord es un indicador de cuánto han aumentado las temperaturas globales gracias a los gases de efecto invernadero acumulados en la atmósfera por el uso de combustibles fósiles”, afirma Andrea Thompson, experta en Ciencias de la Tierra y de la atmósfera y escritora del portal Climate Central.

NASA, que publicó también su análisis de temperatura, clasifica a junio como el cuarto mes más caliente. NASA y NOAA manejan los datos de forma ligeramente diferente, lo que puede conducir a pequeñas diferencias en su clasificación. Expertos de ambas agencias, coinciden eso sí en que el calentamiento reciente es alarmante en ausencia de El Niño.

El Acuerdo de París contra el cambio climático -del cual Trump pretende sacar a EEUU- busca que para fines de este siglo, la temperatura del planeta no suba más de 3.6 °F (2 °C) por encima de los niveles preindustriales. En el escenario idóneo, el pacto global busca que esa alza no supere siquiera los 1.5 °C (2.7 °F) de temperatura.

Ante los datos revelados por NOAA y NASA, científicos del consorcio llamado Climate Central, analizaron los registros actuales, promediando los de ambas agencias y llegaron a la conclusión de que el mes de junio de 2017 estuvo 1.01 °C (1.81 °F) por encima de ese promedio, lo que para ellos enciende una alerta mayor en la urgencia de actuar.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés