null: nullpx

La razón por la que los trópicos son más propensos a la erosión del suelo

El índice promedio de lluvias en estas áreas llegan a duplicar hasta el promedio mundial. Eso causa mayor erosión, escorrentías y favorece riesgos como las inundaciones.
21 Ago 2017 – 4:34 PM EDT

Las regiones tropicales padecen una mayor erosión relacionada con la lluvia, alerta un estudio internacional publicado en Scientific Reports.

Llamada como el primer Mapa Mundial de Erosividad, este reporte explica que si bien la lluvia aporta la humedad necesaria para el crecimiento de las plantas, es también una de las causas principales de la degradación del suelo, conocida como erosividad por las lluvias, que también amenaza la sostenibilidad de los alimentos y el agua.

Para los expertos, los modelos de predicción de la erosividad global son muy importantes pues ayudan a evaluar riesgos así como los planes y la implementación de una efectiva mitigación del suelo, y las estrategias de restauración.

12 fotografías de la naturaleza como nunca la habías visto

Loading
Cargando galería


Según el estudio, la erosión por las lluvias sigue siendo mal cuantificada a pesar de su importancia. Esto se debe a que es un evento complejo influenciado por varios factores, que incluyen intensidad de lluvia, duración, cantidad y frecuencia, factores que no se capturan en las estimaciones actuales de erosividad.

Para hacer un modelado de la erosividad por lluvias en diferentes regiones, el equipo internacional se basó en datos sobre precipitaciones de 3.625 estaciones en 63 países. Sus análisis muestran que la precipitación promedio anual de erosividad para países en los trópicos es más del doble del promedio global, unos 2.190 milímetros megajoules por hectárea por hora por año.

Suramérica (particularmente Brasil, Colombia y Perú), el Sureste Asiático (Camboya, Indonesia, Malasia, Filipinas y Bangladesh), el Caribe, y África Occidental y Central tienen una erosividad por lluvias media anual que es superior a 5.000 milímetros megajoules por hectárea por hora por año.

Las regiones frías y secas como Canadá, la Federación Rusa, el norte de Europa, el norte de África y el Oriente Medio tienen la erosividad por lluvias media anual más baja.


“Los bosques tropicales y las zonas de monzón (que cubren la parte amazónica de Brasil, África central y el sureste asiático) tienen lluvias intensas pero también precipitaciones mensuales excesivas (más de 1.000 milímetros durante dos meses consecutivos)”, dice Panos Panagos, líder del estudio y agente científico en el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea. “La zona mediterránea (una zona climática templada típica) tiene precipitaciones estacionales que son menos intensas que las de las zonas tropicales”.

“Este es un gran esfuerzo”, dice Anton Vrieling, profesor asistente de ciencia de la geo-información y observación de la Tierra en la Universidad de Twente, Holanda. Sin embargo, observa que calcular la erosividad por lluvia en diferentes épocas en un año sería más útil que tener un valor promedio anual.

“En un año dado, hay tormentas de diferente intensidad y duración. Otros factores, como la vegetación protectora, también varían a lo largo del año”, señala Vrieling.

Con eventos de precipitaciones extremos que son cada vez más comunes como resultado del cambio climático, se espera que la erosión del suelo incremente –llevando a impactos adicionales en la producción agrícola, y una mayor contribución a riesgos relacionados con desastres, tales como inundaciones y deslizamientos del terreno.

Panagos dice que los riesgos emergentes se pueden gestionar a través de buenas prácticas agrícolas como la labranza reducida, cultivos de cobertura, franjas de césped y agricultura de contorno.

*Este artículo fue publicado originalmente en Scidev.net es una red internacional de comunicadores que publican noticias sobre ciencia y tecnología para el desarrollo global. SciDev.Net: News, views and information about science, technology and development


Publicidad