null: nullpx

Corte Federal prohíbe a la Marina de EEUU usar el sonar para proteger ballenas, delfines y focas

El sonar es un instrumento utilizado para detectar la presencia y ubicación de objetos sumergidos, pero provoca confusión entre los animales marinos.
19 Jul 2016 – 8:41 PM EDT

Una corte federal de apelaciones determinó que la Marina de Estados Unidos no tiene más autorización para utilizar el sonar en los océanos, pues este es perjudicial para ballenas, focas, delfines y morsas al alterar su conducta alimenticia y hasta hábitos de apareamiento.

El nuevo dictamen de la corte de San Francisco advirtió que en el 2012 hubo un fallo y que “por error” se le otorgó a la Armada el permiso para emplear un sonar de baja frecuencia en operaciones de prueba en tiempos de paz en los océanos del mundo. Reconoce, sin embargo, que con este permiso “el Servicio Nacional de Pesca de Estados Unidos incumplió con los requisitos de protección para mamíferos marinos en 2012”.

La resolución llega tras años de lucha de organizaciones ambientalistas y conglomerados científicos, quienes han demostrado con una serie de estudios y resultados que existe un riesgo real de la contaminación sonora para los cetáceos y otros animales del mar. Se cree que algunas de los encallamientos de estas especies pueden estar relacionados al ruido océanico.

El sonar es un instrumento utilizado para detectar la presencia y ubicación de objetos sumergidos mediante ondas acústicas que son producidas por el propio objeto o por la reflexión de las ondas emitidas por el aparato.

Las ballenas, por ejemplo, son particularmente sensibles a sonidos inusuales. Los análisis han demostrado que cuando escuchan el sonar las ballenas se quedan en silencio (sin emitir los sonidos que les permiten nadar y comunicarse) y se alejaron de la fuente del ruido hasta 16 kilómetros y no regresaron en tres días, reveló un estudio publicado en la revista especializada PLoSOne. Esta investigación, una de tantas, se llevó a cabo en las aguas que rodean el laboratorio del Centro Submarino de Evaluación de la Marina Estadounidense en el océano Atlántico.

Si bien el nuevo pronunciamiento reconoce que la Marina ha intentado limitar el daño que provoca esta tecnología en la fauna marina, también determinó que su uso en los años anteriores dejó desprotegidas especies marinas de gran valor y que la prohibición actual busca limitar ese impacto para el futuro.

Lea más información relacionada:

'Wally', la ballena que no abandona las costas de California ni muerta

Loading
Cargando galería
Publicidad