null: nullpx

Empresarios, políticos, países aliados y más: fuerte rechazo a la salida de EEUU del Acuerdo de París

Ciudades, estados, universidades, medios internacionales... criticaron el anuncio de Donald Trump, poniendo de manifiesto el rechazo nacional e internacional a que el país abandone la lucha contra el cambio climático. Este viernes continúan las reacciones.
1 Jun 2017 – 7:17 PM EDT

Empresarios, ciudades, estados, universidades de Estados Unidos. Expresidentes, mandatarios de otros países, actores, directores y gran parte de la prensa mundial. El anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de sacar al país del Acuerdo de París contra el cambio climático desató reacciones de rechazo en un público atento a la controvertida decisión, que continúan este viernes.

Dentro del país, más de 60 ciudades, varios estados, cerca de 80 universidades y aproximadamente 100 empresas han mostrado su intención de cumplir con lo pactado en el acuerdo. Entre las personalidades más destacadas, está Michael Bloomberg, exalcalde de Nueva York, quien está impulsando el movimiento. De hecho, su organización benéfica, Bloomberg Philanthropies, ha ofrecido pagar 14 millones de dólares en dos años para el fondo que lucha contra el cambio climático del que se saldrá EEUU.

Entre las ciudades que han tomado la bandera del medio ambiente están Los Ángeles, Atlanta o Pittsburgh, cuyo alcalde reaccionó a la mención que hizo el presidente durante su discurso afirmando que él sí quiere permanecer en el acuerdo. Trump afirmó que él había sido elegido para servir a los ciudadanos de Estados Unidos, y puso como ejemplo esta ciudad. Sin embargo, el alcalde demócrata Bill Peduto le recordó que el 80% de sus habitantes había votado por Hillary Clinton.

A nivel estatal, Nueva York, California y Washington han levantado la mano para seguir en el camino trazado en París.

Pero la lista de repudios continúa.

En un comunicado, el expresidente demócrata Barack Obama dijo que confía en que los estados y las ciudades sigan buscando un futuro con bajas emisiones de carbono "incluso en ausencia del liderazgo estadounidense". Señaló además que la decisión de Trump lo pone del lado de un "puñado de países que rechazan el futuro".

También mostró su decepción el expresidente Bill Clinton, quien afirmó en Twitter que "le debemos a nuestros hijos más" y recordó a Trump que "proteger nuestro futuro también crea empleos".

Otros líderes políticos y mandatarios se mostraron preocupados por el viraje en la postura frente al cambio climático y en las consecuencias para Estados Unidos.


La única voz internacional que salió a defender a Trump fue Vladimir Putin. El presidente ruso no criticó al mandatario estadounidense, sino que se mostró comprensivo.

"Yo no juzgaría a Trump, porque fue el presidente (Barack) Obama quien tomó esas decisiones. Quizás el actual presidente considera que éstas no están debidamente pensadas. Tal vez piensa que no existen los recursos necesarios", afirmó durante el Foro Económico Internacional en San Petersburgo.

Decepción previsible

Uno de los primeros presidentes en reaccionar fue el recién elegido Emmanuel Macron, quien mostró su decepción por las palabras de Trump. El presidente francés emitió un mensaje televisado, en inglés y francés, en el que explicó que había hablado con su homólogo para explicarle que el cambio climático "es uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo". Además, parafraseando el lema de campaña de Trump, prometió "hacer nuestro planeta grande otra vez". Además, invitó a los científicos estadounidenses a mudarse a Francia.


"Estamos profundamente decepcionados de que el gobierno federal de Estados Unidos haya decidido retirarse del Acuerdo de París", dijo el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau .

"Ya estamos sintiendo los impactos del cambio climático. Salir de #ParisAgreement pone en peligro la seguridad de EE.UU. y nuestra capacidad de poseer el futuro de la energía limpia", opinó Joe Biden, exvicepresidente de EEUU.

Este viernes se sumaron a las críticas el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, quien consideró la decisión de Trump "decepcionante, pero no sorprendente ya que era totalmente previsible".

Por su parte, la primera ministra británica, Theresa May, manifestó directamente su decepción al presidente Trump durante una conversación telefónica mantenida anoche tras el anuncio, informó la residencia de Downing Street.

May reiteró el compromiso de Reino Unido con el tratado y subrayó al mandatario que "el Acuerdo de París aporta el adecuado marco global para proteger la prosperidad y seguridad de las futuras generaciones, mientras se mantiene una energía asequible y segura para nuestros ciudadanos y negocios".

En la Unión Europea la decisión también ha caído como un balde de agua fría y ya miran hacia China (país que más contamina del mundo), como futuro aliado en la reducción de emisiones. Este viernes, Bruselas y Pekín calificaron el paso dado por Washington como "un gran error".

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aseguró este viernes que "no hay vuelta atrás" en el pacto de lucha contra el cambio climático. El día anterior se burló de Trump al asegurar que había entendido nada a pesar de que le habían intentado explicar el acuerdo de París "con frases cortas".

Para Juncker, el "liderazgo conjunto" de China y los 28 proporciona "a negocios, inversionistas e investigadores" en todo el mundo "la certeza que necesitan para construir una economía global baja carbono".

Como era de esperar, a esta larga lista se unió la Organización de las Naciones Unidas, que manifestó casi inmediatamente su decepción.

Contradicción peligrosa

Algunos insistieron en la contradicción entre la evidencia de que el cambio climático representa un peligro y la negación de algunos para evitar sus efectos.

Otros, como el CEO de Space X, Elon Musk, puso en perspectiva al anuncio y dijo que dentro del acuerdo de París “China se comprometió a producir tanta electricidad limpia para el 2030 como lo hace hoy Estados Unidos de todas las fuentes”. Además, cumplió su palabra y dimitió como asesor del presidente, una decisión similar a la que tomó Bob Iger, CEO de Disney, por la decisión de Trump.

Otros, como los miembros de la organización Sierra Club se manifestaron molestos y llamaron a la confrontación y manifestaciones para revertir esa decisión.

Las cinco empresas más potentes de Estados Unidos ( Amazon, Apple, Facebook, Google y Microsoft) tampoco están de acuerdo con la decisión de Trump y se comprometen a seguir haciendo su parte por el medio ambiente, con acciones como el uso de energías renovables en sus propias compañías, señala el fundador de Facebook Mark Zuckerberg.


En ámbito energético, el gerente ejecutivo de la gigante General Electric, Jeff Immelt, expresó a través de la misma red que "la industria debe liderar y no depender de un gobierno".

Incluso pesos pesados de la industria petrolera estadounidense como ExxonMobil y Chevron manifestaron este jueves su continuado apoyo al Acuerdo.

Mensaje a Trump

Las voces de Hollywood también se escucharon entre las detractoras de la decisión. El actor Leonardo Di Caprio llamó lamentó la medida. "Hoy, nuestro planeta sufrió. Es más importante que nunca actuar. #ParisAgreement", dijo.

El también actor y exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, que ha protagonizado algunas polémicas con Trump desde que asumió la presidencia, también dejó un mensaje en su cuenta de Facebook: "Un hombre no puede destruir nuestro progreso".


Otros apostaron por la ironía, el humor y el ingenio para sobrellevar el anuncio.

El cineasta Michael Moore dijo a través de su cuenta de Twitter que vive en un "país rebelde".

Y el semanario alemán Der Spiegel colocó en su portada y en sus redes sociales ilustraciones que muestran al mandatario estadounidense hacer un gesto de ira contra el planeta.

Llama la atención que incluso la prensa china -país que ha reafirmado continuará en el pacto- se ha sumado a las críticas y la agencia oficial Xinhua publicó un artículo titulado: "La retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París es un retroceso global".

El tuitero Randall Obando utilizó la reciente equivocación de Trump en sus redes sociales y escribió un trino: “Si el mundo se queda sin comida y agua, entonces todos podemos comer covfefe".

Y si bien decenas de usuarios de las redes sociales criticaron al mandatario por preferir los combustibles fósiles en lugar de las energías limpias, no faltaron quienes lo apoyan y celebraron que prefiera “la soberanía y trabajos para los estadounidenses por sobre todo”.


Los 9 paraísos del planeta que debes conocer antes de que el cambio climático los transforme para siempre

Loading
Cargando galería
Publicidad