publicidad
Marcha en contra de la terminación de DACA en Los Ángeles, 10 de septiembre de 2017.

Unidos lograremos una ley para los dreamers

Unidos lograremos una ley para los dreamers

“Nosotros creemos que hay una gran oportunidad para construir una nación más fuerte y más próspera al proporcionar certidumbre a los dreamers”.

Marcha en contra de la terminación de DACA en Los Ángeles, 10 de septiem...
Marcha en contra de la terminación de DACA en Los Ángeles, 10 de septiembre de 2017.

Como hijo de inmigrante y como “soñador”, estamos escribiendo este editorial en conjunto para declarar que es hora de que el Congreso actúe y resuelva la media década de incertidumbre en torno al tema de los dreamers: inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos cuando eran niños, sin su consentimiento. El Congreso debe actuar tan pronto como sea posible –antes de marzo, la fecha límite fijada por el presidente–. Esto es algo en lo que todos deberíamos poder estar de acuerdo, independientemente de nuestros orígenes.

Yo, Hilario, soy un dreamer, nacido en Tampico, México, que llegó a los Estados Unidos con apenas un año de edad. Actualmente soy empleado en una compañía de Houston que se encuentra en la lista de Fortune 500.

publicidad

Yo, Daniel, soy hijo de inmigrantes –nacido en California– y sirvo como presidente de una organización conservadora nacional que promueve políticas que ayudan a los hispanos a ser más prósperos.

Los inmigrantes siempre han sido fundamentales para el éxito de Estados Unidos. Somos una nación forjada por personas que vinieron aquí y ayudaron a establecer comunidades que forman el gran mosaico de diversidad que somos hoy en día. La fuerza y el compromiso de las personas para construir una vida mejor para sus familias y nuestras comunidades ha sido la clave. Eso ha sido cierto desde que Estados Unidos fue fundado, y no es menos cierto hoy, cuando enfrentamos nuevos desafíos.

Los dreamers que buscan protección bajo la ley están ayudando a construir una nación más fuerte. Ellos son estudiantes, trabajadores, empresarios y militares al servicio del país. Muchos de ellos son líderes en nuestra comunidad y profesionales de negocios en corporaciones estadounidenses. Ellos no conocen otro hogar excepto Estados Unidos y muchos ni siquiera hablan el idioma de las naciones de sus padres. Crear una forma legal para que permanezcan aquí no solo es lo más justo, sino que está en el interés nacional de un país que se beneficia de sus contribuciones.

Una solución legislativa fue siempre el camino que ha debido seguirse para proteger a los dreamers. La decisión del presidente Barack Obama de utilizar una acción ejecutiva unilateral para proporcionar un alivio temporal fue un enfoque equivocado y parte importante de la razón por la que las familias de los dreamers enfrentan hoy tanta incertidumbre. Antes, como ahora, lo mejor es trabajar con el Congreso para promulgar reformas duraderas.

Los dreamers comparten los mismos valores que los nacidos aquí en Estados Unidos. Cuando los dreamers reflexionan sobre su propia educación, los valores que se destacan son la fe, el trabajo duro, la oportunidad y el compromiso de alcanzar la prosperidad. Los dreamers tienden a sostenerse a sí mismos y al completar su educación buscan servir y contribuir a este país. Muchos de los dreamers hoy en día son líderes en nuestra comunidad, empresarios y profesionales de negocios en el mundo corporativo.

Estos no son únicamente objetivos de los dreamers, son objetivos de casi todos los ciudadanos.

No hace mucho que yo, Hilario, identificándome como dreamer, tuve la oportunidad de reunirme con varios miembros conservadores del Congreso para hablar sobre los méritos y cualidades de los llegados en la infancia. De esas conversaciones quedó claro que, si bien el apoyo a la legislación puede no ser unánime, es fuerte y bipartidista. Desafortunadamente, como hemos visto con demasiada frecuencia en Washington, las prioridades bipartidistas son a veces más difíciles de promulgar que otras.

La Iniciativa LIBRE, que dirijo yo, Daniel, brinda un valioso acercamiento a las comunidades hispanas de todo el país. Pero más allá de obrar unilateralmente, yo creo que trabajar juntos en esta legislación puede preparar el escenario para otras prioridades significativas. Si los legisladores pueden generar confianza y actuar aquí –motivados por la muestra de unidad que deberíamos de reflejar dentro de la comunidad Latina– se puede lograr un mayor progreso aún y mejorar así el futuro para dreamers como Hilario.

publicidad

Los votantes están pidiendo al Congreso que actúe en muchos temas importantes: la economía, el cuidado de la salud, la inmigración, la educación y más. Es hora de aprobar una reforma tributaria que reduzca las tasas impositivas, cierre las lagunas y estimule el crecimiento económico y el crecimiento salarial. Los estadounidenses quieren una verdadera reforma del sistema de salud, que ponga a las personas, y no al gobierno, a cargo de las decisiones de su seguro médico, y que reemplace al Obamacare con genuinas posibilidades de elección para el consumidor. También una reforma al sistema educativo que permita que más familias opten por mejores escuelas para sus hijos, independientemente del código postal. Los legisladores pueden comenzar a mejorar la educación sin aumentar el gasto.

Nosotros creemos que hay una gran oportunidad para construir una nación más fuerte y más próspera al proporcionar certidumbre a los dreamers. El Congreso y el presidente pueden hacer que eso suceda, al apegarse al trabajo desafiante de negociar un compromiso. Unidos, nos comprometemos a hacer todo lo posible en las próximas semanas para que esto suceda.

*Daniel Garza es director de La Iniciativa Libre. Hilario Yanez es un dreamer, llegado a EEUU con solo un año de edad.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad