null: nullpx

Nos esperan tiempos difíciles en Latinoamérica: la victoria de Trump representa un verdadero desastre

“El orden mundial como lo conocíamos o al menos el que emergió después del colapso socialista en 1989, no lo será más”.
Opinión
Político, intelectual y comentarista, ex Secretario de Relaciones Exteriores de México
2016-11-10T14:56:15-05:00

A pesar de las amables palabras de unos y otros, la victoria de Donald Trump es una verdadera pesadilla para Estados Unidos, para el mundo, y para algunos países en particular, como México y las naciones de Centroamérica y el Caribe.

Durante 18 meses, Donald Trump hizo campaña en contra de los intereses nacionales de México. Una y otra vez insistió en que deportará a todos los mexicanos indocumentados, construirá un muro mucho más largo que el que ya existe y pondrá a revisión el Tratado de Libre Comercio entre ambas naciones.

Estos temas se volvieron la consigna de su campaña y aunque no señaló a otros países de Latinoamérica, su plataforma afecta de igual manera a varias naciones de la región. Honduras, Guatemala, El Salvador, Cuba, Haití, República Dominicana, Ecuador y Perú tienen un número importante de indocumentados en Estados Unidos. Además, existen varios países en la región que han firmado tratados bilaterales de libre comercio con Washington y sufrirán igualmente las consecuencias de las políticas proteccionistas de Trump. Por estas razones y para estos países, la victoria de Donald Trump representa un verdadero desastre.

¿Qué pueden hacer estos países frente a la amenaza que viene? En primer lugar, reconocerla, no adoptar la política del avestruz. Deben tomar a Trump en serio, y no caer en el pensamiento mágico y esperar que no pase nada. Sí pasó algo, y va a pasar mucho más.
En segundo lugar, deben explicarles a sus sociedades por qué los norteamericanos votaron como lo hicieron, por qué eligieron a un presidente con un programa y una personalidad como la de Trump. Una vez que ese esfuerzo pedagógico se haya llevado a cabo, será necesario adoptar una serie de medidas, todas ellas dolorosas y caras, para adaptarse a la nueva situación ya visible en el horizonte.
En varios rincones de Latinoamerica, en la prensa, en la academia, en los negocios y en los ministerios de relaciones exteriores, se llevarán a cabo simposios y conferencias para determinar cuál será la mejor manera para que cada país enfrente los retos que se avecinan.

Lo cierto es que el orden mundial como lo conocíamos o al menos el que emergió después del colapso socialista en 1989, no lo será más. Nos esperan tiempos difíciles. Lo mejor será estar lo mejor preparado posible para enfrentarlos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad