null: nullpx

María Contreras-Sweet: Esperanza para el progreso en Cuba

La autora explica la posición estadounidense de diálogo y compromiso económico con Cuba.
22 Mar 2016 – 7:31 AM EDT


Por María Contreras-Sweet, encargada de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa y miembro del gabinete del presidente Obama

Esta semana, el Presidente Obama hace el primer viaje de un Presidente de turno en 88 años a Cuba, en el esfuerzo por crear una mayor oportunidad para el pueblo cubano.

Pocos asuntos inspiran sentimientos tan emocionantes en la comunidad de la diáspora cubana que la cuestión sobre cómo crear progreso en su tierra natal. No hay respuestas fáciles. Pero esto es lo que sabemos de verdad: Durante medio siglo, la política de nuestro país con Cuba fue incapaz de lograr sus objetivos establecidos.

El Presidente cree que la mejor manera de promover los intereses y los valores estadounidenses, y la mejor manera de ayudar al pueblo cubano para mejorar sus vidas, es a través del compromiso, mediante la normalización de las relaciones entre nuestros gobiernos y el aumento de los contactos entre nuestra gente. El cambio no vendrá a Cuba en una noche. Pero a medida que Cuba se abra, significará más oportunidades y más recursos para los cubanos ordinarios.

Estados Unidos y Cuba ya trabajan juntos para proteger el medio ambiente y administrar las áreas marinas protegidas en Cuba, Florida y el Golfo de México. Dada nuestra cercanía geográfica, trabajar juntos para preservar los ecosistemas delicados tiene mucho sentido para nuestros países.

También intercambiamos información con el gobierno cubano para combatir el tráfico de drogas y el contrabando. Y los médicos de nuestros países se reunieron el otoño pasado para hablar de nuestro objetivo común que es proporcionar una mejor atención médica para el pueblo de Haití.

Estas son solo algunas de las maneras en que los Estados Unidos y Cuba ya están trabajando juntos para mejorar el cuidado de nuestro planeta y su gente.

La reapertura de las embajadas en La Habana y en Washington el año pasado marcó un nuevo capítulo en la relación de nuestras naciones. Esto no significa que estemos menos preocupados por los derechos humanos en la isla. Seguimos teniendo diferencias con los cubanos en este asunto crucial, y nuestra nueva política hacia Cuba nos permite elevar nuestras preocupaciones directamente con el gobierno cubano.

Nuestra esperanza es que el diálogo y el compromiso económico crearán la posibilidad para el progreso de una manera en el que el aislamiento nunca pudo.

Al crecer en Los Angeles, algunos de mis amigos más cercanos fueron cubano-estadounidenses que llegaron a los Estados Unidos durante la Operación Peter Pan en la década de 1960. Sus padres los enviaron aquí por temor a lo que podía suceder si se quedaban. Estos niños –más de 14,000 en total– fueron colocados en refugios temporales en Miami y luego fueron reubicados en todo Estados Unidos.

Los afortunados fueron capaces de reunirse más tarde con sus padres aquí en los Estados Unidos. Comparto esta historia porque es un recordatorio de la complejidad de nuestra relación con el gobierno cubano y la lucha de los cubanos que tomaron riesgos dolorosos para darse cuenta de una vida mejor para sus hijos.

Emigré a este país desde México a los 5 años de edad sin hablar una palabra de inglés. Pero tuve la oportunidad de obtener una buena educación, iniciar tres negocios y vivir el sueño americano. Como la voz de la iniciativa empresarial en el gabinete del presidente Obama, voy al trabajo todos los días para crear oportunidades destinadas a que mis hermanos y hermanas cubano-estadounidenses tengan las mismas opciones.

El presidente Obama se comprometió a potenciar al pueblo cubano a ser menos dependientes de la economía impulsada por el Estado de la isla. Cuba tiene una fuerza laboral altamente educada, gradúa anualmente a más de 4,000 ingenieros de IT con experiencia en programación de software eficiente y en aplicaciones móviles.

Muchos están involucrados en nuevas empresas y ya trabajan como contratistas. Este conocimiento tecnológico hace al país un candidato atractivo para el crecimiento empresarial. El pueblo cubano es extraordinario, y también lo son las oportunidades que tiene por delante.

Hace algunos años, el gobierno de Castro liberalizó las reglas para que los cubanos inicien pequeñas empresas en la isla. Actualmente hay 201 actividades aprobadas por el gobierno cubano donde se permite la iniciativa empresarial en la isla.

Más de medio millón de emprendedores con licencia trabajan en Cuba, que incluyen los miles que están construyendo una industria pujante de alimentos y de hospitalidad. Operan más de 5,000 cooperativas agrícolas.

Nuevos mercados de agricultores se están formando, así como cooperativas de la construcción, el transporte y la manufactura. Instamos constantemente al gobierno cubano a hacer más y a apoyar el crecimiento de la pequeña empresa mediante la autorización de la actividad del sector privado, pero esto es un comienzo y una tendencia alentadora.

Los emprendedores cubano-estadounidenses tienen una oportunidad única para ser embajadores del cambio. Ellos pueden desempeñar un papel proactivo para mejorar las condiciones de vida y las oportunidades económicas para la población cubana.

Hasta que se levante el embargo, una de las cosas más importantes que nosotros los estadounidenses podemos compartir con Cuba es nuestra experiencia en los negocios. Si los propietarios de negocios cubano-estadounidenses pueden iniciar un diálogo e impartir a los emprendedores cubanos sus puntos de vista acerca de la ejecución de un negocio exitoso, esta colaboración puede ayudar a sentar las bases para una verdadera reforma económica.

Nuestros países están separados por solo 90 millas de agua, pero estamos unidos a 2 millones de cubano-estadounidenses y 11 millones de cubanos que comparten esperanzas comunes para un futuro más próspero.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad