null: nullpx

Mari Paz Ocejo: Porque soy mujer

Sigue la lucha por la igualdad con el género masculino. No somos iguales, ni pretendemos serlo: simplemente merecemos las mismas oportunidades.
8 Mar 2016 – 12:54 PM EST

Por Mari Paz Ocejo, @yosoylasardina. Editora de revistas de moda y belleza (*).

En efecto, no somos iguales, ni pretendemos serlo: simplemente nos merecemos las mismas oportunidades. Cuando esto se haya logrado, realmente habrá algo que festejar.
Mucho se ha avanzado, sin duda, pero sin afán de ponerme pesimista falta mucho camino por andar. En el campo laboral, las cosas siguen muy disparejas y aquellos que ostentan el discurso de “todos somos iguales” no cumplen ni de cerca lo que pregonan.

El ejemplo más contundente es que los sueldos para las mujeres que ocupan cargos semejantes a los hombres siguen estando por debajo, sin contar que los mejores puestos suelen estar en manos del sector masculino, situación a todas luces injusta porque las capacidades no se dan con el género.

Hoy en día, ellos comparten más que antes las responsabilidades de la casa y de la familia, pero el asunto sigue estando un 90% en el campo femenino. Es una carga de trabajo bastante considerable, pero no por eso fallan en el trabajo. De manera inaudita pueden con todo. Me atrevo a decir que ahí sí ellos están en desventaja: no le llegan ni a los talones a un ama de casa promedio. Ellas han aprendido las destrezas de ellos, y no a la inversa. Al hombre le cuesta mucho más hacerse cargo de hijos y familia que a una mujer desempeñar la dirección general de una empresa, además de su rol en cas a.

La mujer, pilar familiar insustituible

La familia es la base de la sociedad y la mujer es el pilar de ésta. Tan es así que el término “desmadre” que se utiliza en México, por ejemplo, para referirse a cualquier tipo de desastre, lío o situación fuera de control, se acuñó para describir lo que sucede en una casa donde no hay madre. Una familia sin mamá es un auténtico “desmadre”. Nunca mejor aplicado el término.

La familia es la base de la sociedad y la mujer es el pilar de la familia. Calculemos a partir de esta premisa el valor incalculable de las mujeres en el mundo. Soy mujer, sí, y mi admiración por ellas ha ido en aumento con los años, aclarando que mi postura no es precisamente feminista, sino de reconocimiento y admiración: como madres, profesionistas, hermanas, maestras, amas de casa y tantas otras cosas y roles.
No me gusta generalizar, pero me atrevo a hacerlo ahora porque prácticamente no conozco a una sola mujer que no merezca mi respeto. En mi caso personal, todas las mujeres que me rodean y que de alguna forma han estado cerca de mí a lo largo de mi vida merecerían no sólo un día en el que se reconociera su valor, sino muchos, muchísimos más. Su reconocimiento debe ser cotidiano y universal.

El 8 de marzo se instituyó hace relativamente poco si consideramos que la mujer ha existido desde el origen de la humanidad y no hace sólo unos años. Apenas en 1909, a instancias del Partido Socialista de Estados Unidos, se declaró el 28 de febrero como el Día de la Mujer. Apenas un año después, en Copenhague, en la reunión de la Internacional Socialista, se proclamó el Día de la Mujer a favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. Apenas en 1975, la ONU celebró el Día Internacional de la Mujer en 8 de marzo. ¿Por qué ese reconocimiento tardío? Es una pregunta que no tiene una respuesta lógica pero ya no tiene objeto cuestionarnos al respecto. Más bien sigamos adelante luchando porque las cosas tomen el lugar que debieron haber tenido desde que el mundo es mundo.

Y termino puntualizando: hombres y mujeres no somos ni seremos iguales nunca. Ahí está el encanto de la vida. Nos complementamos y nos necesitamos: en eso sí que somos iguales.

¡Feliz día, año, décadas y lustros para todas las mujeres!

__

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

También te interesa:


Publicidad