Llorando la pérdida de Helen Chávez

“Mientras lloramos la pérdida de una mujer increíble, también celebramos su vida notable y esperamos que sirva de ejemplo a los jóvenes de todo el mundo”.
Opinión
Fundadora y presidenta de la Fundación Dolores Huerta. Fundadora, con César Chávez, del sindicato de Trabajadores Agrícolas Unidos.
2016-06-08T15:41:41-04:00

Estoy desconsolada por la muerte de Helen Chávez. Ella era un querida amiga que me importaba muchoy a quien yo admiraba profundamente. Ella era la madrina de mi hijo Emilio Huerta y un gran apoyo para todos mis hijos, especialmente durante los primeros años, cuando luchábamos contra grandes obstáculos para formar el sindicato de Trabajadores Agrícolas Unidos (UFW, por sus siglas en inglés).

Helen era una amorosa esposa, madre, abuela, hermana y amiga de muchos. Ella será extrañada. Mis oraciones y profundas condolencias están con su familia en este momento difícil.

Helen era algo así como una heroína renuente que siempre creyó que solo estaba haciendo su trabajo. Ella sirvió a su familia y al sindicato de Trabajadores Agrícolas de manera humilde y diligente. Gestionó la vida en el hogar para que su marido, el fallecido César Chávez, pudiera dedicarse al importante trabajo de la organización. Ella era una roca y el fundamento firme del UFW. Cesar no podría haber logrado todo lo que hizo sin su apoyo físico y emocional. También apoyó a los voluntarios y al personal del UFW. Y se aseguró de que el legado de César continuase en sus hijos y nietos.

Por mucho que Helen apreciara su intimidad, ella siempre sacó tiempo para marchas y piquetes. A pesar de que desdeñaba la publicidad, nunca dudó en prestar su voz para una buena causa. Por ejemplo, recientemente se pronunció en una campaña apelando a The New York Times para dejar de usar estereotipos étnicos y raciales. Y le pidió al diario usar la palabra “indocumentado” en lugar de “ilegal” cuando se refiere a los trabajadores agrícolas y los inmigrantes latinos.

Mientras lloramos la pérdida de una mujer increíble, también celebramos su vida notable y esperamos que sirva de ejemplo a los jóvenes de todo el mundo para trabajar duro y dedicarse a servir desinteresadamente una causa más grande que ellos mismos.

Podemos honrar el ejemplo de servicio, los logros y la modestia de Helen, al continuar trabajando por la misma causa a la que ella y Cesar dedicaron sus vidas: la promoción de los derechos civiles de los demás y la búsqueda de la justicia social para todos. !Sí se puede!

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad