null: nullpx

La trampa de impuestos del Partido Republicano va tras tu cartera



“La creencia popular sostiene que a diferencia de la inmigración los impuestos no son un problema para los hispanos. Pero nada podría estar más lejos de la verdad”.
16 Nov 2017 – 12:09 PM EST

La Cámara de Representantes y el liderazgo republicano del Senado están apurando sus pasos para pasar sus planes de impuestos esta misma semana en el Congreso. Los planes benefician a los más ricos, dejan al 99% de los estadounidenses prácticamente en el polvo y aumentan los impuestos para casi 38 millones de familias de clase media.

En el Valle de San Fernando en California, una familia de cinco personas que gana 67,971 dólares al año verá cada 15 de abril un aumento de impuestos de 970 dólares en promedio por esta trampa de impuestos. Aunque creemos, por sentido común, que una reforma fiscal debe ayudar a las familias, un examen detallado revela cuán devastadora y miope es la trampa de impuestos republicana para nuestro país y para millones de familias trabajadoras y de clase media, incluyendo millones de familias latinas que trabajan duro en todo el país.

No verás, sin embargo, muchas voces latinas en los medios debatiendo sobre la trampa de impuestos, porque la creencia popular sostiene que a diferencia de la inmigración los impuestos no son “nuestro” problema. Pero nada podría estar más lejos de la verdad. El plan de impuestos republicano apunta a nuestra comunidad con la misma crueldad que el propuesto programa de deportación masiva o la cancelación de DACA.

Los cortes de impuestos masivos e innecesarios para el 1% de la población deben pagarse. Y se pagarán, de acuerdo con esos planes, con cortes de gastos, igualmente masivos e innecesarios, en programas de ayuda que ayudan a sobrevivir a las familias trabajadoras.

Entre los programas que serán más golpeados están el Medicaid, el Medicare y los subsidios para el cuidado de la salud contemplados en la Ley de Cuidado Asequible de Salud, que tendrá recortes de fondos de casi 1.8 billones de dólares. Esos cortes afectarán directamente a uno de cada tres latinos, incluyendo a casi 11 millones de niños que dependen del Medicaid.

Habrá también un corte de un billón de dólares a los programas de seguridad de ingresos que ayudan a las familias trabajadoras a tener lo mínimo para vivir, estar saludables, llevar comida a su mesa y tener un techo que los cobije.

Y aunque el plan de impuestos apunta a los inmigrantes, perjudica de hecho a los ciudadanos de Estados Unidos al requerir que los inmigrantes que declaran impuestos con un Número de Identificación Personal de Contribuyente y reclaman el Crédito de Impuestos por Hijo (CTC por sus siglas en inglés) proporcionen un número de Seguro Social por cada niño que recibe el crédito.
E stas familias reciben actualmente el crédito en nombre de casi cuatro millones de niños latinos con ciudadanía estadounidense. Aunque existe una propuesta de ampliar el CTC, una de las pocas cosas positivas en este plan, ésta se queda muy corta y dejaría por fuera aproximadamente a 3.7 millones de niños latinos.

Esta es una política sin sentido. Los créditos fiscales reembolsables, incluyendo el Crédito de Impuesto por Ingresos del Trabajo y el CTC, son algunos de los programas antipobreza más exitosos que se hayan creado. Es por eso que siempre han tenido gran apoyo bipartidista. Se calcula que estos dos créditos solamente, sacaron de la pobreza a casi cuatro millones de niños latinos en 2015.

Algunos estudios han demostrado que los niños que reciben el CTC tienen mejores resultados en la escuela, se inscriben a la universidad en un porcentaje mayor y continúan cosechando los beneficios en la vida adulta, a través de mejor empleo y mayores ingresos. Todo eso está amenazado ahora por la trampa de impuestos republicana.

Queremos ser absolutamente claros: esta trampa de impuestos aumenta los impuestos de millones de familias trabajadoras de clase media, hunde en la pobreza a millones de estas familias, saca a millones de niños de cuidado de la salud, pone en desventaja a pequeños negocios y coloca a la siguiente generación ante una deuda de billones de dólares. Todo para cortar los impuestos de las corporaciones y de los más ricos.

Los republicanos están tras tu cartera con esta trampa de impuestos. Es por eso que la gente está enojada. Tú debes estarlo también.

*Tony Cárdenas es representante demócrata por California. Janet Murguía es Directora General de UnidosUS.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad