publicidad
Contaminación ambiental.
Elena Rios
Opinión

Presidenta y directora general de la Asociación Nacional Médica Hispana (NHMA, por sus siglas en inglés).

La Ley de Aire Limpio es la piedra angular de la salud pública en Estados Unidos

La Ley de Aire Limpio es la piedra angular de la salud pública en Estados Unidos

“Si no atendemos el problema de contaminación ambiental y tomamos medidas que garanticen aire limpio y agua potable para todos, ponemos en peligro la vida de nuestros niños, jóvenes y adultos mayores”.

Contaminación ambiental.
Contaminación ambiental.

Dos eventos cambiaron y marcaron la vida del joven salvadoreño Kelvin: cruzar el desierto para llegar a Estados Unidos a los 13 años de edad y su primer ataque de asma. Aunque ambos episodios lo llevaron al borde de la muerte, cruzar la frontera quedó en un baúl de recuerdos que de vez en cuando desempolva. Lamentablemente los ataques de asma no los puede dejar en el recuerdo ni en el olvido.

Para Kelvin el asma –una enfermedad crónica pulmonar que según el Departamento de Salud federal afecta a más de 25 millones de estadounidenses– no se esfumó tras un ataque. Es parte de su diario vivir, tanto así que el inhalador de albuterol es para él un tesoro mucho más preciado que tener agua en medio del desierto. Sin embargo, cuando fue diagnosticado con esta y otras enfermedades respiratorias su estado migratorio le impedía tener acceso a los medicamentos.

publicidad

Casos como el de Kelvin, adolescentes que contraen alguna enfermedad respiratoria luego de vivir algún tiempo en suelo estadounidense, son comúnmente vistos por nuestra red de médicos y profesionales de la salud a lo largo y ancho del país. Para brindar un poco de contexto, en Estados Unidos 40% de los niños latinos son más propensos que sus compañeros blancos no hispanos a morir por un ataque de asma. Los latinos, específicamente, son altamente vulnerables ya que muchas de nuestras comunidades están asentadas a 30 millas de una planta eléctrica de carbono, responsables del deterioro de la calidad del aire y de generar gran parte de la contaminación de carbono en Estados Unidos.

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe que revela el vínculo entre la contaminación ambiental y la mortalidad infantil. La OMS señaló que cerca de 1.7 millones de niños menores de cinco años en todo el mundo mueren debido a la contaminación del aire, el tabaquismo pasivo y la insalubridad del agua. Y entre estos niños, 570,000 mueren de infecciones respiratorias a causa del aire contaminado y 361,000 fallecen por enfermedades gastrointestinales provocadas por la falta de acceso a agua limpia y potable.

Estos desgarradores datos demandan acción. Si no atendemos el problema de contaminación ambiental, tomamos acción climática o medidas internas e internacionales que garanticen aire limpio y agua potable para todos, ponemos en peligro la vida nuestros niños, jóvenes y adultos mayores.

En las últimas décadas, Estados Unidos ha puesto en funcionamiento medidas de protección ambiental como la Ley de Aire Limpio, que la da a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) la autoridad de reducir la contaminación ambiental y proteger nuestra salud pública. Pero el presidente Donald Trump ha amenazado con ponerle fin a estas protecciones mediante órdenes ejecutivas para revertir y drásticamente limitar el poder de la EPA de proteger la salud pública y hacer cumplir estas normas de seguridad ambiental.

La Ley de Aire Limpio es la piedra angular de la salud pública y protección ambiental en nuestra nación. Desde su implementación ha ayudado a reducir y limitar peligrosos y tóxicos contaminantes. Su eliminación o limitación no solo dejaría que los grandes contaminadores se salgan con la suya, sino que provocaría hasta 130,000 ataques de asma al año, 11,000 muertes prematuras y aumentaría los costos de cuidado de salud, el uso de la sala de emergencia y la exposición a químicos cancerígenos provocados por fugas de petróleo, gas metano, productos químicos y tóxicos.

Como médica, latina, experta en salud pública y líder comunitaria, me preocupan las amenazas del presidente Trump y de su gabinete de revertir las protecciones de aire limpio y agua limpia. Y estoy muy preocupada por las posturas del director de la EPA, Scott Pruitt, quien ha negado la existencia del cambio climático y ha cuestionado la autoridad de la agencia, demandando a la EPA 14 veces anteriormente.

publicidad

Cada plumazo del presidente Trump respecto a la Ley de Aire Limpio serviría para beneficiar los intereses relacionados con los combustibles fósiles y permitirles llenar nuestra atmosfera y agua potable de mercurio, plomo, arsénico y otros contaminantes. Hago un llamado a la comunidad, a los líderes y a los profesionales de la salud en todo el país a alzar su voz y actuar en defensa del recurso más valioso de un ser humano que es la salud. El futuro y la vida de jóvenes como Kelvin están en juego.

*La Asociación Nacional Médica Hispana representa a 50,000 médicos hispanos en los Estados Unidos. La misión de la organización es mejorar la salud de los hispanos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad