null: nullpx
Elecciones en EEUU

En defensa del voto: por qué necesitamos la H.R.1

“La Resolución 1 de la Cámara de Representantes –‘Ley para la gente’– busca acabar con las prácticas discriminatorias en materia de elecciones”.
7 Mar 2019 – 11:54 AM EST

Esta pieza fue publicada originalmente en inglés en Crooked Media .

Votar es una parte integral de nuestra democracia. Las elecciones son el medio por el cual los estadounidenses eligen a sus líderes y lo que quieren de su gobierno. Pero hoy en día, el derecho al voto está cada vez más atacado. Los gobernadores republicanos y las legislaturas estatales a través del país han suprimido el voto en comunidades de color, y entre personas pobres, adultos mayores y personas con discapacidades. Ellos diseñan leyes de voto racistas, dirigidas a estas comunidades. Ellos también han manipulado intencionalmente nuestro sistema de elecciones libres y justas a su favor.

Como vimos en todo el país, especialmente en Georgia, Carolina del Norte y en mi estado natal de Texas, las leyes de voto discriminatorias están silenciando a los estadounidenses e influyendo en elecciones clave. Las elecciones de mediano término de noviembre fueron perjudicadas por lugares de votación con escaso personal, intimidación y acoso de los votantes. Además, no se establecieron centros de votación en ciertos condados, incluido el condado de Waller, que en 2017 tenía la segunda población afroamericana más grande de Texas.

Los republicanos saben que pierden elecciones cuando más estadounidenses tienen acceso a la boleta electoral, por eso es que suprimen el voto con tanta desesperación, para mantener el poder contra la voluntad del pueblo. El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, llamó a hacer del día de las elecciones, un día festivo nacional, “una toma de poder”. McConnell normalmente es calculador y estratégico, pero esta vez nos mostró su mano.

Como resultado directo del éxito de los demócratas en 2018, los republicanos están trabajando aún más para limitar la participación de los estadounidenses en su propia democracia. Están reviviendo requisitos extremos de identificación y purgan las listas de votantes. Si los demócratas no actuamos, corremos el riesgo real de reincidir en restricciones al voto que se parecen a las de la era de Jim Crow.

De allí la importancia de la Resolución 1 de la Cámara de Representantes –la “Ley para la gente”.

La H.R.1 (como se denomina la iniciativa en el lenguaje oficial) aumentará el acceso a las urnas, terminará con la creación de mapas electorales que benefician solo a un partido y limitará la influencia del dinero en la política. Este paquete general es una respuesta a la promesa de los demócratas de hacer una reforma real y duradera para eliminar las leyes de voto discriminatorias y realizar inversiones críticas en la infraestructura y la tecnología de las elecciones.

Dentro de la HR.1 he incluido dos medidas: una para eliminar las barreras al voto al exigir que el Servicio Postal de Estados Unidos lleve las papeletas de votación en ausencia de forma gratuita; otro para reducir el daño causado por las leyes supresoras de identificación de votantes en todo el país y crear nuevas protecciones para los votantes que llegan a las urnas. La ley requerirá que los 35 estados con leyes de identificación de votantes permitan que los votantes que llegan a las urnas sin la identificación requerida por su estado proporcionen una declaración jurada por escrito que confirme su identidad. Esto, junto con otras disposiciones dentro de la H.R.1, como crear el registro automático de votantes, limitará el poder de las leyes restrictivas de identificación de votantes. Estas iniciativas son cruciales para la salud de nuestras instituciones democráticas.

Los demócratas debemos contrarrestar la cultura republicana de intimidar a los votantes. También debemos invertir en avances tecnológicos y revocar las leyes de voto discriminatorias. Para hacer eso, debemos restablecer la confianza pública de que el voto y la voz de todos cuentan.

La H.R.1 nos ayudará a lograr esto. También nos ayudará la próxima generación de activistas, impulsados por líderes de los derechos civiles como el congresista John Lewis y Stacey Abrams, quienes se han levantado y exigido más de nuestro país y nuestra democracia.

A principios de febrero, participé en una audiencia de votantes en Brownsville, TX, y pude compartir la historia de la supresión del voto de este país con la próxima generación de texanos. Les dije que sus voces pueden cambiar la dirección de este país. Y a partir del 2020, lo hará.

*Marc Veasey representa al Distrito 33 del Congreso de Texas y es fundador del Voting Rights Caucus.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad