null: nullpx

Daniel Garza: La importancia de salir a votar

El autor analiza cómo el votante educado toma mejores decisiones acerca de los desafíos que enfrenta su país
10 Mar 2016 – 3:58 PM EST


Por Daniel Garza, presidente del Instituto LIBRE (*)

Por más que uno intente parece que no podemos escapar las noticias de la carrera presidencial de 2016. Sin embargo, aunque las noticias hacen verlo como un circo, la realidad es que cuando los votantes acudan a las urnas este otoño, van a tomar algunas decisiones muy importantes sobre el futuro de nuestro país. Y no se equivoque: la comunidad latina debe hacer oír su voz.

En el 2008, el presidente Obama se comprometió a reactivar la economía, lograr que el cuidado de salud fuera más económico, y llevar a cabo una reforma migratoria. Ocho años más tarde, muchos están decepcionados al ver lo poco que se ha logrado. A pesar de billones que se han añadido a nuestra deuda nacional —una carga que va a caer sobre nuestros hijos y nietos— hay millones que viven de cheque a cheque.

Y para muchos, el cuidado de salud en realidad se ha vuelto más caro, mientras el aumento de los deducibles se traduce en costos de billetera más altos que nunca. No hace falta decir que todavía no tenemos la reforma duradera de nuestro sistema de inmigración. Y la Casa Blanca se ha recostado en las acciones ejecutivas que parecen ir más allá de la autoridad legal del Presidente, y que en última instancia serán anuladas en los tribunales.

Muchos estadounidenses están frustrados por lo poco que hemos progresado. Habían puesto su fe en un líder que hizo promesas audaces, pero hay poco que mostrar por ello. Y a medida que la nación inicia el proceso de elección de un nuevo presidente, ellos se preguntan cómo pueden ser escuchados: cómo pueden tomar medidas para permitir un cambio real y positivo. Nosotros en la comunidad latina sabemos que Estados Unidos siempre ha contado con sus ciudadanos para involucrarse, educarse sobre los temas y ayudar a promulgar soluciones al participar en el proceso democrático.

Es por eso que mi organización — La Iniciativa LIBRE— está trabajando duro para ayudar a los latinos a levantar la voz y hacerse oír. Estamos educando sobre los temas que se debaten, proveyendo oportunidades para interactuar con los políticos, y ayudando a aquellos latinos que son elegibles a naturalizarse para que puedan participar plenamente en el proceso.

Hemos llevado a cabo numerosas clases de ciudadanía en todo el país —en estados desde Florida a Arizona—, ayudando a cientos de latinos que quieren convertirse en ciudadanos a completar sus trámites y agilizar el proceso. Hay una fuerte demanda de asistencia con la naturalización. Con nuestra ayuda, estos nuevos ciudadanos se harán escuchar en las urnas este año.

La Iniciativa LIBRE también ha llevado a cabo foros con legisladores nacionales —incluyendo personas como los senadores Rand Paul y Marco Rubio— con la intención de proveerle a nuestra comunidad la oportunidad de escuchar directamente a los líderes que influyen en las políticas que afectan sus vidas. Y, por su parte, estos políticos han escuchado —directamente— las voces de la comunidad latina, con sus diversos acentos, inquietudes, opiniones e intereses. Estos intercambios han demostrado ser una gran manera de involucrar a la gente en el proceso.

Estos esfuerzos son parte superior de nuestros continuos esfuerzos para alcanzar a los latinos en todo el país, de todos los ámbitos de vida. Nuestro personal y voluntarios van de puerta en puerta en los barrios hispanos, trabajando en bancos de teléfono para asegurarse de que estamos escuchando las preguntas de la comunidad, y ayudarles a obtener las respuestas. Esto es fundamental, ya que los votantes educados toman las mejores decisiones acerca de los desafíos que enfrenta su país.

Unos 27.3 millones de latinos serán elegibles para votar en las elecciones de 2016, y casi la mitad de ellos son de la generación del milenio. En California, Nuevo México y Texas, los hispanos constituyen más del 25 por ciento de los votantes elegibles. Se trata de una circunscripción incierta, compuesta por muchos de los que se identifican como moderados, liberales y conservadores. Ellos serán críticos en la determinación de cómo Washington se ocupa de temas como la inmigración, el gasto del gobierno, el cuidado de salud, la educación y otros enfrentamientos en el futuro.

Más allá de la importancia de nuestra voz compartida, los latinos también debemos recordar las contribuciones y el arduo trabajo que nuestros antepasados hicieron para asegurar su derecho al voto. Generaciones de latinos —nativos e inmigrantes— han servido en nuestras fuerzas armadas y dado sus vidas en servicio a este país. Cuando nos educamos sobre los temas y ejercemos el derecho al voto, honramos ese sacrificio, y hacemos nuestra parte para mejorar la nación que nos ha dado tanto.

La nación y la comunidad hispana tienen que tomar decisiones importantes. Nosotros, en La Iniciativa LIBRE, estamos orgullosos de ayudar a elevar nuestras voces colectivas, para que se puedan oír sobre el estruendo. Y cuando los estadounidenses vayan a las urnas en noviembre, nuestro equipo estará orgulloso de haber jugado un papel en garantizar un sólido número de votantes latinos, para que nuestro peso coincida con nuestros votos.

(*) La Iniciativa LIBRE es una organización comunitaria no partidista, y sin fines de lucro, que promueve los principios y valores de la libertad económica para empoderar a la comunidad hispana de Estados Unidos.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

Publicidad