publicidad

Tenso pulso en Hong Kong tras violenta jornada de protestas

Tenso pulso en Hong Kong tras violenta jornada de protestas

Miles, a favor y en contra del movimiento prodemocrático, mantienen un tenso pulso en la zona ocupada.

Miles de personas, a favor y en contra del movimiento prodemocrático que se vive en Hong Kong, mantienen el viernes hoy un tenso pulso en una de las zonas ocupadas por los manifestantes, donde se están produciendo múltiples enfrentamientos verbales y físicos entre ambos bandos.

Cientos de personas en contra de las protestas aparecieron esta mañana en la zona de Mong Kok y comenzaron a increpar a los manifestantes para que acabaran la ocupación de las calles e intentaron desmontar las tiendas instaladas por los jóvenes.

"¡Iros a casa y jodeos, idiotas!", chillaron algunos ciudadanos a los manifestantes, reportó la agencia Efe.

La Policía tuvo que acudir a la zona y organizó una cadena humana para tratar de detener a los enfurecidos ciudadanos, que, al parecer, está compuesto en su mayoría por hombres y que sigue las instrucciones de una mujer que habla en mandarín, el dialecto mayoritario en China continental pero no en Hong Kong, donde se utiliza el cantonés.

A pesar del cordón policial y de las cadenas humanas que formaron los jóvenes para bloquear el paso, los ciudadanos contrarios al movimiento consiguieron acceder hasta las tiendas y las desmontaron.

"Llegaron de la nada, son gente pagada por el Gobierno, no son de aquí, no hablan bien cantonés (dialecto que se habla en Hong Kong)", explicó a Efe una joven de 26 años llamada Cynthia integrante del movimiento prodemocrático que ha demostrado ser muy pacífico estos seis días.

publicidad

 

En Hong Kong se congregaron miles de manifestantes en el quinto día de protestas Univision

Apoyo y malestar

Ajeno a uno y otro bando, un profesor de 42 años, dueño de una academia de lenguas en Mong Kok, Victor Mai, manifestó a Efe su apoyo a las demandas de los estudiantes pero también su malestar por la forma en la que están llevando a cabo las manifestaciones.

"Estoy con ellos (los estudiantes) pero nos están tratando como a secuestrados para presionar al Gobierno de Hong Kong. Tendrían que protestar en un parque pero no perjudicando a sus propios conciudadanos", indicó el profesor, presente en los altercados pero sin estar envuelto en ellos.

Además de en Mong Kok, a primera hora de esta mañana también se produjo algún enfrentamiento, esta vez sólo verbal, en la zona de Causeway Bay, entre ciudadanos a favor y en contra de las protestas.

 

Líder de Hong Kong se niega a renunciar y ofrece conversaciones con los manifestantes Univision

Cadena de policías

Durante las manifestaciones, los agentes de seguridad formaron cordones y escoltaron a algunos de los que protestaban mientras cientos de personas coreaban "¡Iros a casa!".

Los manifestantes entrelazaron sus manos mientras intentaban mantenerse firmes contra la multitud. En un momento, la policía movilizó una camilla para llevarse a un joven, aunque no estuvo claro el motivo.

La propia policía formó una cadena humana en un intento de mantener separados a los agitadores y despejar la zona. Los manifestantes y muchos espectadores grabaron las confrontaciones; un hombre intentó arrebatar a uno de los manifestantes la cámara de vídeo que llevaba en su mano.

"Me gustaría recordar a los miembros del público que deben cumplir las leyes Hong Kong cuando expresan sus puntos de vista", dijo el portavoz de la policía Steve Hui a preguntas sobre la confrontación en Mong Kok, una zona de clase obrera muy alejada del principal foco de las protestas en el centro de Hong Kong, en Admiralty, la zona más próxima a la sede del gobierno del territorio.

publicidad

 

Hong Kong hace sentir su protesta contra el gobierno central Univision

Futuro incierto

En la zona de Admiralty, el centro de la protesta y donde los manifestantes siguen bloqueando las sedes gubernamentales, los estudiantes se muestran pesimistas ante la oportunidad de diálogo ofrecida por el Gobierno anoche.

Según comentaron varios de ellos a Efe, el jefe del Ejecutivo local, Leung Chun-ying, sólo trata de ganar "tiempo" por lo que creyeron que ahora es el momento de organizarse mejor y resistir.

Las protestas continúan hoy más dispersadas y con un menor número de integrantes, a la espera de que los manifestantes y el Gobierno concreten detalles de cómo celebrarán el diálogo político que ambas partes acordaron esta madrugada tras una tensa medianoche en la que el jefe del Ejecutivo anunció que no iba a dimitir.

publicidad

La protesta

Los manifestantes, en su mayoría estudiantes, protestan en las calles desde el pasado viernes presionado para que el ejecutivo chino revierta su reciente decisión de que todos los candidatos en la primera elección de jefe ejecutivo - prevista para 2017 - reciban antes el visto bueno de un comité progubernamental. Reclaman nominaciones abiertas.

Las protestas son el mayor desafío a la autoridad de Beijing desde que China asumió el control de la ex colonia británica en 1997, escribió The Associated Press.

Los estudiantes habían amenazado con rodear u ocupar edificios del gobierno si el jefe territorial, Leung Chun-ying, no dimitía antes de la medianoche del jueves, y la policía había advertido de serias consecuencias si lo hacían. Pero minutos antes del plazo límite, Leung dio una conferencia de prensa en la que realizó una oferta de diálogo aunque aseguró que no renunciaría al cargo.

Algunos simpatizantes con la reclamación de los manifestantes de reformas políticas más amplias se quejaron de que la policía no estaba haciendo lo suficiente para proteger a los activistas.

"Vimos a gente sin uniforme en Causeway Bay y Mong Kok atacando a manifestantes y llevándose sus pertenencias", dijo Cyd Ho, vicepresidenta del Partido Laborista.

"La policía tiene el deber de salvaguardar las manifestaciones pacíficas de los ciudadanos de Hong Kong", añadió Ho. "Si la policía no interviene, esto sienta un precedente peligroso (...) de que si la gente no está contenta con los activistas pueden atacarles con impunidad".

publicidad

Pero algunos residentes de Hong Kong se quejaron de que las protestas estaban afectando a su modo de vida.

(Con información de The Associated Press y Efe).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad