publicidad

Señalan a islámico egipcio por atentados

Señalan a islámico egipcio por atentados

Las autoridades egipcias han identificado a uno de los suicidas que participó, presuntamente, en los atentados del pasado sábado.

Según las fuentes, el supuesto terrorista identificado es Yusef Badrán, originario de la ciudad egipcia de Al Arish, capital de la provincia del Sinaí Norte.

El presunto terrorista había sido detenido en anteriores ocasiones por su vinculación con grupos integristas islámicos, detallaron las fuentes.

La policía detuvo a la familia de Badrán para interrogar a sus miembros, dijeron los funcionarios.

En las últimas 24 horas, unos 100 beduinos y empleados de Sharm el Sheij han sido arrestados por su posible relación con los atentados terroristas, según las fuentes. La cifra total de arrestado hasta el momento sobrepasa de 140 personas.

Sharm el Sheij sufrió, en la madrugada del sábado, tres atentados terroristas que costaron la muerte a 90 personas, según fuentes hospitalarias, aunque balance de víctimas se mantiene asimismo confuso.

El balance del ministerio de Turismo era de 64, y el martes fue rectificado hasta 67. El número de extranjeros muertos se eleva a 16, contra los siete anteriormente, aunque hasta el momento no se estableció ninguna lista precisa.

La lista de víctimas de los atentados podría aumentar pues aún hay lesionados en condición grave y todavía hay desaparecidos.

El supuesto atacante identificado, a través de pruebas de ADN, fue el que detonó el camión cargado de explosivos en el Hotel Ghazala Garden en Sharm el-Sheij, dijeron fuentes oficiales a condición de anonimato.

publicidad

Entre tanto, funcionarios de seguridad revelaron que las autoridades egipcias recibieron información acerca de un ataque terrorista en Sharm el-Sheij unos días antes de los atentados.

Pero las autoridades creían que el objetivo serían los casinos de la localidad, y las medidas de seguridad fueron acrecentadas en torno a esos sitios, dijeron dos funcionarios, que pidieron no ser identificados.

Los funcionarios, que están enterados de la investigación, no dijeron de dónde había provenido el dato, pero señalaron que fuerzas de seguridad fueron puestas en estado de alerta en Sharm el-Sheij varios días antes de los letales ataques del sábado.

En lugar de los casinos, los atacantes detonaron camiones cargados de explosivos contra hoteles. Uno se estrelló contra el Hotel Ghalaza Gardens. El segundo se dirigía a otro hotel, pero quedó atrapado en el tráfico y estalló antes de llegar a su objetivo.

Tras una primera reivindicación de un grupo vinculado a Al Qaeda, una organización hasta el momento desconocida, que dice llamarse los Muyahidines de Egipto, reivindicó también el atentado.

Un tercer grupo de extremistas islámicos difundió el martes un comunicado atribuyéndose los ataques. El grupo Tauhid y Yihad de Egipto dijo que había atacado a los "cruzados" en Sharm, por órdenes de Osama ben Laden, líder de Al Qaeda, y de su lugarteniente, Ayman al-Zauahri, un egipcio, "en respaldo a nuestros hermanos en Irak y en Afganistán".

El grupo dijo que ese era su primer comunicado. En Irak hay un grupo, Tauhid y Yihad, encabezado por el jordano Abu Musab al-Zarqaui, quien posteriormente juró lealtad a Ben Laden y dio un nuevo nombre a su organización: Al Qaeda en Irak.

La pesquisa será larga y difícil

La investigación de los atentados en Sharm el Sheij se anuncia laboriosa, con una proliferación de informaciones egipcias inciertas y una multiplicación de reivindicaciones dudosas.

Las circunstancias en las que se produjeron los ataques en la noche del viernes al sábado parecen establecidas, aunque el balance final de víctimas todavía es incierto, y la investigación está resultando difícil, después de que la "pista paquistaní" se desmoronara en 24 horas.

El martes Egipto informó a Pakistán que ningún paquistaní estaba implicado en los atentados del sábado en Sharm el Sheij, afirmó la embajada de Egipto en Islamabad.

El embajador de Egipto en Pakistán, Hussein Haridy, "informó al gobierno paquistaní que ningún paquistaní estaba implicado en los actos terroristas que se produjeron en Sharm el Sheij el sábado pasado", indicó un comunicado de la embajada.

El comunicado añade que el embajador subrayó que "el gobierno egipcio no había acusado en ningún momento a paquistaníes de estar implicados en los atentados".

publicidad

La pista paquistaní también fue desmentida en El Cairo por el general Mohammed Chaaraui, que dirige el equipo de seguridad encargado de la investigación en Sharm el Sheij.

"Las informaciones según las cuales los servicios de seguridad egipcios estarían buscando a seis paquistaníes sospechosos de la implicación en los atentados carecen de todo fundamento", declaró por su parte el general Chaaraui al diario gubernamental Al-Ahram.

También desmintió la distribución de fotos de estos paquistaníes, por parte de la policía egipcia.

Las informaciones sobre la investigación parecen particularmente confusas.

"Parece que el gobierno no tiene pistas serias, lo que explica su malestar", indicó Diaa Rachwan, especialista del islamismo en el Centro de Estudios Políticos y Estratégicos de al Ahram.

Después de que fuentes policiales informaran el lunes de la búsqueda de sospechosos paquistaníes en el sur del Sinaí, el ministerio del Interior declaró el martes que se trataba de la búsqueda de un beduino que podría estar implicado en el camuflaje de un coche utilizado por uno de los kamikazes.

Un enviado especial de la Agence France Presse que recorrió el lunes esta región montañosa cercana a Sharm el Sheij, no constató ni pudo hablar con nadie que fuera testigo de una gran operación policial contra sospechosos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad