publicidad
Tras la muerte de al menos siete combatientes palestinos en Gaza la tensión entre Israel y Hamas se intensifica.

Riesgo de conflicto generalizado entre Israel y Hamas tras muerte de milicianos

Riesgo de conflicto generalizado entre Israel y Hamas tras muerte de milicianos

Tras la muerte de al menos siete combatientes palestinos en Gaza la tensión entre Israel y Hamas se intensifica.

Tras la muerte de al menos siete combatientes palestinos en Gaza la tens...
Tras la muerte de al menos siete combatientes palestinos en Gaza la tensión entre Israel y Hamas se intensifica.

El enfrentamiento entre Israel y el Hamas corre el riesgo de convertirse en un conflicto generalizado tras la muerte de al menos siete combatientes palestinos en Gaza, en momentos en que se multiplican los disturbios tras el asesinato de un adolescente palestino a manos de extremistas judíos.

Cuatro activistas de la rama militar de Hamas, que gobierna la franja de Gaza, murieron en un ataque israelí contra un túnel en Rafah, al sur del territorio, según varios testigos y los servicios de emergencias locales. Otros dos miembros de las brigadas Eziedin al Qasam desaparecieron.

¿Qué opinas de estos enfrentamientos? Visita nuestros foros

La prensa israelí atribuyó el incidente a una explosión de origen intederminado. La zona tiene numerosos túneles que sirven para el contrabando desde Egipto, así como galerías subterráneas usadas por comandos para infiltrarse tras las líneas israelíes o lanzar cohetes.

publicidad

Un combatiente palestino falleció por las heridas que le provocó otro ataque israelí en un campo de entrenamiento de las brigadas de Al Qasam en Rafah.

El ejército israelí indicó en un comunicado que había atacado "nueve posiciones terroristas y puntos de lanzamiento de cohetes en la franja de Gaza".

Seis sospechosos judíos arrestados

Por su parte, Israel arrestó a seis sospechosos judíos acusados del asesinato de un adolescente palestino que fue secuestrado y quemado vivo la semana pasada, un crimen que desató una ola de violencia en las secciones árabes del país.

Tres de los seis israelíes detenidos por el secuestro y asesinato la semana pasada de un adolescente palestino confesaron el crimen, indicó el lunes una fuente próxima al caso.

"No vamos a permitir que los extremistas, no importa de qué lado, se dediquen a incendiar la región y provoquen un baño de sangre", dijo el primer ministro Benjamin Netanyahu en un comunicado televisado a nivel nacional. "El asesinato es asesinato, la incitación es la incitación, y vamos a responder agresivamente a ambos."

Hamas dijo que en total, nueve milicianos palestinos han muerto en ataques aéreos israelíes durante la noche. Esto convierte a este lunes en el día más mortífero de una escalada de violencia que empezó a desatarse hace unas tres semanas.

El ala militar de Hamas dijo "que el enemigo pagará un precio muy alto".

Desde el domingo por la noche, al menos 14 proyectiles han impactado caído en el sur de Israel, uno de los cuales hirió levemente a un militar y provocó daños materiales.

Uno de los cohetes alcanzó los barrios periféricos de la ciudad de Beersheva, la capital del desierto de Neguev, a unos 50 km de la franja de Gaza, sin provocar víctimas.

El primer ministro Benjamin Netanyahu se comprometió a "hacer lo necesario para recuperar la paz y la seguridad" en el sur de Israel. Pero instó a su gobierno a abstenerse de declaraciones incendiarias para evitar una confrontación generalizada.

"La experiencia nos ha demostrado que, en momentos como éste, debemos actuar de forma responsable y con la cabeza fría para abstenernos de declaraciones duras e impetuosas", declaró Netanyahu a sus ministros.

Esta línea prudente ha generado divergencias en el seno de la coalición conservadora; el ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, un halcón ultranacionalista, anunció el lunes que rompía su alianza con el partido Likud del primer ministro, aunque sin abandonar el gobierno.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad