publicidad
Un balcón en la Gran Vía, al principio de su recorrido, cerca de Cibeles, puede llegar a costar hasta 3.000 euros ($4,061).

Presenciar el recorrido de los nuevos reyes costaría hasta ocho mil dólares

Presenciar el recorrido de los nuevos reyes costaría hasta ocho mil dólares

Las oficinas y algunos particulares de la zona ofrecen el acceso a sus balcones con vistas privilegiadas.

Un balcón en la Gran Vía, al principio de su recorrido, cerca de Cibeles...
Un balcón en la Gran Vía, al principio de su recorrido, cerca de Cibeles, puede llegar a costar hasta 3.000 euros ($4,061).

Este jueves los nuevos reyes de España, Felipe VI y la reina Letizia recorrerán las calles más emblemáticas de Madrid tras su proclamación.

Todo el recorrido, por las calles Carrera de San Jerónimo, Paseo del Prado, Plaza de Cibeles, Calle Alcalá, Gran Vía, Plaza España y Plaza de Oriente se ha engalanado y el Ayuntamiento de Madrid ha exhortado a los ciudadanos a presenciar el recorrido.

¿Estarías dispuesto a pagar por presenciar el evento?

Un balcón en la Gran Vía, al principio de su recorrido, cerca de Cibeles, puede llegar a costar hasta 3.000 euros ($4,061), cifra que se rebaja a 2.000 ($2,707) si es tan sólo una ventana sin terraza, según reportó el portal español 20minutos.

publicidad

Las oficinas y algunos particulares de la zona ofrecen el acceso y uso a sus balcones con vistas privilegiadas para particulares y medios de comunicación, como fórmula para sacar un dinero extra. Sin embargo, los precios no son los mismos para todas las zonas ni en todos los lugares.

El dueño de una oficina cercana a la calle San Bernardo, reveló a 20minutos que los precios van en aumento según se baja la Gran Vía en dirección a la Plaza de Oriente, donde se sitúa el Palacio Real de Madrid y por donde accederán al mismo los nuevos reyes de España.

En ese lugar se llegan a pedir hasta 6.000 euros ($8,122) por el privilegio de ver desde lo alto el acontecimiento.

Policía inspecciona todos los edificios

Pilar Tena, vecina de la Plaza de Oriente y propietaria de un balcón justo frente al Palacio Real explica que "en la boda real se preparó menos los espacios destinados a los medios y sí había más demanda de algunos medios que se buscaban la vida para tener un tiro de cámara bonito".

Pero eso ha cambiado. Para la comitiva de Felipe VI y la reina Letizia las autoridades, Casa Real y la Secretaría de Estado de Comunicación, han previsto e instalado varias tarimas para los medios de comunicación que permitirán a la prensa grabar y fotografiar el evento desde siete puntos diferentes y de forma gratuita, previa acreditación.

Otro de los motivos que ha podido dificultar el alquiler de los balcones y ventanales es el enorme despliegue de seguridad que las fuerzas de seguridad han montado en torno al recorrido.

La Policía ha inspeccionado edificio por edificio de cuantos hay en el recorrido, recabando información de los vecinos.

De hecho, algunas de las oficinas que alquilan sus balcones han advertido que es necesario que quienes lo renten deben identificarse antes, pues la Policía exige que trabajadores o vecinos se identifiquen antes de acceder a los edificios con vistas a las calles por donde pasará la comitiva, y su identidad debe ajustarse a los censos previos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad