Noticias

Felipe VI garantiza que será un jefe de Estado leal y dispuesto a escuchar

En su primer discurso ante Cortes Generales, el rey Felipe VI garantizó ser leal y está dispuesto a escuchar.
19 Jun 2014 – 5:33 AM EDT


Busca la confianza de los ciudadanos

Portantdo su impecable uniforme de gran etiqueta del Ejército de Tierra, el rey Felipe VI ofreció su primer discurso ante las Cortes Generales, donde garantizó que sabrá hacer honor a su juramento a la Constitución y que será un jefe del Estado "leal y dispuesto a escuchar, a comprender, a advertir y a aconsejar, y también a defender siempre los intereses generales".

En una ceremonia seria, elegante pero donde ha destacado la austeridad, el nuevo monarca español recalcó también que para que la Corona sepa ganarse continuamente el aprecio, el respeto y la confianza de los ciudadanos, y se haga acreedora de "autoridad moral" debe "velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente".

En su discurso expresó su solidaridad con quienes se han visto "heridos en su dignidad" por la crisis económica y ha subrayado que siente el "deber moral" de trabajar para revertir esta situación.

El monarca tuvo palabras de recuerdo y homenaje hacia las víctimas del terrorismo, que "perdieron su vida o sufrieron por defender" la libertad de todos.


Por eso mostró su "inmenso respeto" por las víctimas de la violencia terrorista y recalcó que "la victoria del Estado de Derecho, junto a nuestro mayor afecto, será el mejor reconocimiento a la dignidad que merecen".

Ante diputados y senadores y las principales autoridades del Estado el rey afirmó que para que la Corona sepa ganarse continuamente el aprecio, el respeto y la confianza de los ciudadanos y se haga acreedora de "autoridad moral" debe "velar por la dignidad de la institución, preservar su prestigio y observar una conducta íntegra, honesta y transparente".

Felipe VI tras la unidad de España

"Hoy, más que nunca, los ciudadanos demandan con toda razón que los principios morales y éticos inspiren y la ejemplaridad presida nuestra vida pública. Y el Rey, a la cabeza del Estado, tiene que ser no sólo un referente sino también un servidor de esa justa y legítima exigencia de los ciudadanos", aseguró.

También proclamó su "fe en la unidad de España" de la que la Corona es símbolo" y puntualizó que esa unidad no es "uniformidad" y que la engrandece y fortalece y en la que "cabemos todos".


"Esa España, unida y diversa, basada en la igualdad de los españoles, en la solidaridad entre sus pueblos y en el respeto a la ley, cabemos todos; caben todos los sentimientos y sensibilidades, caben las distintas formas de sentirse español", dijo Felipe VI.

Para el rey, las diferentes sensibilidades no deben nunca "enfrentar, dividir o excluir" sino que deben servir para "comprender y respetar, convivir y compartir".

Apeló igualmente al acuerdo entre las fuerzas políticas en los asuntos de "interés general" y llamó a mirar hacia adelante para seguir construyendo "juntos", la España renovada del futuro. 

RELACIONADOS:NoticiasMundo
Publicidad