Noticias

Estado Islámico voló monumento histórico en Siria

Los extremistas islámicos destruyeron una obra arquitectónica de 2,000 años de antigüedad, incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.
5 Oct 2015 – 3:58 AM EDT

El director general de Antigüedades y Museos de Siria, Maamún Abdelkarim, alertó que  si el grupo Estado Islámico (ISIS) continúa su destrucción, el sitio arqueológico de Palmira podría desaparecer en tres o cuatro meses.

"Esto es una batalla cultural, no política, necesitamos la ayuda de la comunidad internacional", señaló Abdelkarim.

Los extremistas destruyeron este domingo el Arco del Triunfo, de unos 2,000 años de antigüedad, de Palmira, incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Según Abdelkarim, lo volaron con artefactos explosivos y el arco quedó destruido totalmente.

El responsable sirio expresó su preocupación por el futuro del lugar porque ISIS "ya no está destruyendo, movido por su ideología, piezas con un significado religioso, sino que está atacando construcciones civiles".

Los yihadistas arrebataron a las fuerzas del Gobierno de Damasco el control de Palmira el 20 de mayo pasado.

Desde entonces, ha estado dinamitando tesoros arqueológicos de la población como el templo de Baal o tres emblemáticas torres funerarias.

Palmira fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria.

Antes del inicio de la contienda, en marzo de 2011, sus ruinas eran una de las principales atracciones turísticas del país y de la región. 

La destrucción se produce cuando el conflicto en Siria es cada vez más complejo, con una intervención militar de Rusia que asegura atacar a ISIS pero los occidentales sospechan que apoya sobre todo a las tropas del régimen de Bashar al-Assad, que tiene dificultades con los rebeldes desde hace meses.

"Hemos recibido informaciones sobre el terreno según las cuales el Arco del Triunfo fue destruido (el domingo). EI instaló explosivos hace unas semanas", afirmó Abdelkarim.

"Es una destrucción metódica del recinto. Quieren destruirlo completamente. Corremos el riesgo de perderla del todo", dijo.

El responsable museístico sirio sospecha que ISIS quiere "destruir el anfiteatro, la columnata" y hay temor de que dinamiten toda la ciudad antigua.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) y militantes de la ciudad también señalaron la destrucción del monumento.

En diciembre de 2014, la ONU afirmó que cerca de 300 sitios importantes fueron destruidos, dañados o saqueados desde marzo de 2011.

RELACIONADOS:NoticiasMundo
Publicidad