publicidad
El antiguo secretario del Comité Nobel noruego, Geir Lundestad.

El Premio Nobel de la Paz a Obama en 2009 'no logró su objetivo'

El Premio Nobel de la Paz a Obama en 2009 'no logró su objetivo'

El exsecretario del comité para el Premio dijo que el galardón otorgado al presidente de EEUU no logró materializar las expectativas del panel.

El antiguo secretario del Comité Nobel noruego, Geir Lundestad.
El antiguo secretario del Comité Nobel noruego, Geir Lundestad.

Rompiendo con la tradición de los Nobel, el exsecretario del comité para el Premio Nobel de la Paz dijo que el galardón otorgado al presidente Barack Obama en el 2009 no logró materializar las expectativas del panel.

Geir Lundestad afirma en un libro que sale este jueves que el comité esperaba que el premio fuera una motivación para Obama, pero "incluso varios de los partidarios de Obama creyeron que el premio fue un error. En ese sentido, el comité no logró lo que esperaba".

Lundestad dejó el puesto el año pasado después de 25 años de ser secretario sin derecho a voto del reservado comité.

El premio del 2009 provocó críticas en Estados Unidos, en donde muchos argumentaron que Obama no había sido presidente suficiente tiempo para tener un impacto que le valiera el Nobel.

publicidad

El secretario dijo que el propio Barack Obama se mostró sorprendido por el premio e incluso, reveló el secretario, el mandatario de EEUU consideró no acudir a recoger el premio a Oslo, la capital de Noruega. Sin embargo, “en la Casa Blanca pronto se dieron cuenta de que tenía que hacer el viaje”, escribió Lundestad.

Arremete contra el expresidente

Pero en sus memorias, el exsecretario arremetió contra el expresidente del organismo Thorbjørn Jagland, quien dirigió hasta el pasado marzo la institución y del que critica su pasado político y su capacidad.

Jagland, quien sigue en el comité que ahora preside la exlíder conservadora Kaci Kullmann Five, es "muy distraído", "sin interés" en aprender de los otros, con "faltas sorprendentes de conocimientos" y poco estilo en las situaciones sociales, escribe Lundestad.

Lundestad ya había atacado a Jagland hace unos meses, al afirmar que estaba en contra de que exprimeros ministros como él formaran parte del comité, apuntando además lo problemático de su condición de secretario general del Consejo de Europa.

Pero en el libro Secretario de la paz: 25 años con el premio Nobel amplía sus críticas contra él.

"Había un creciente descontento con el modo en que Jagland dirigía el comité", escribe su antiguo secretario.

Jagland, al que reconoce habilidad estratégica, mostraba "poco o casi ningún interés" en el trabajo del Instituto Nobel, aparte del premio, y se excedía en sus insinuaciones previas a los medios sobre quién era el ganador cada año.

"No filtraba el nombre directamente, pero les daba pistas. Eso podía provocar confrontaciones en el comité, y entonces intentaba señalarme como cabeza de turco", afirma Lundestad.

El premio Nobel de la Paz de este año se dará a conocer el 9 de octubre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad