publicidad
Las fuerzas del orden iniciaron una amplia investigación desde el año pasado.

Autoridades chinas rescatan a 382 bebés que eran vendidos por internet

Autoridades chinas rescatan a 382 bebés que eran vendidos por internet

Los delincuentes utilizaron hasta cuatro sitios web para comunicarse con los compradores potenciales.

Las fuerzas del orden iniciaron una amplia investigación desde el año pa...
Las fuerzas del orden iniciaron una amplia investigación desde el año pasado.

La policía china rescató a 382 menores en una operación nacional en la que desmanteló cuatro redes que traficaban con bebés a través de internet y detuvo a 1.094 personas, informó el Ministerio de Seguridad Pública.

Los detenidos -según reveló Efe- son sospechosos de operar en la red haciéndose pasar por falsos centros de adopción o acogida de menores, una práctica contra la que se desplegaron varias redadas en diversas provincias del país desde el pasado 19 de febrero.

¿Qué sanción deberían imponer a los responsables?

Las fuerzas del orden iniciaron una amplia investigación desde el año pasado cuando la policía de Pekín y Jiangsu recibieron informes sobre estas bandas que operaban en 27 ciudades.

publicidad

Los delincuentes utilizaron hasta cuatro sitios web, además de otras herramientas en Internet, como una plataforma de mensajería instantánea y los anuncios en línea, para comunicarse con los compradores potenciales.

De acuerdo con la policía china, las redes de tráfico de niños en el país utilizan cada vez con mayor frecuencia internet en sus operaciones, lo que dificulta su persecución.

Hay preferencia por los varones

El tráfico de personas continúa siendo una práctica ilegal muy extendida en China, tanto en el caso de secuestros de menores como el de mujeres jóvenes.

Esas jóvenes son vendidas a solteros para contraer matrimonio forzosamente, especialmente en zonas rurales situadas a miles de kilómetros del lugar donde fueron secuestradas, mientras que los niños, preferentemente varones, son dados en adopción a parejas sin hijos a cambio de grandes sumas de dinero.

El mes pasado, un médico de Shaanxi fue declarado culpable por vender bebés de su hospital por tan sólo mil yuanes (más de 170 dólares).

Una tradicional preferencia por niños varones y las estrictas políticas de control de natalidad han contribuido además con este negocio ilegal, según indicó Notimex.

Las autoridades chinas han prometido sanciones más duras para los traficantes, que secuestran a los bebés o los compran directamente a sus padres.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad