publicidad
Foto de archivo en la que aparece John Ashe

Arrestan a magnate chino implicado en caso de soborno en la ONU

Arrestan a magnate chino implicado en caso de soborno en la ONU

El multimillonario Ng Lap Seng y su asistente están detenidos por un escándalo que implica a un ex alto cargo de Naciones Unidas y cinco diplomáticos.

Foto de archivo en la que aparece John Ashe
Foto de archivo en la que aparece John Ashe

Un expresidente de la Asamblea General de la ONU tornó el organismo mundial de una "plataforma para enriquecimiento", al aceptar más de 1 millón de dólares en sobornos y un viaje a Nueva Orleans de un magnate inmobiliario chino y otros empresarios para despejar las vías para inversiones lucrativas, dijo un fiscal que conduce la investigación.

John Ashe, un exembajador de Antigua y Barbuda en la ONU que ocupó el puesto mayormente ceremonial en la Asamblea desde septiembre del 2013 hasta septiembre del 2014, enfrenta cargos de fraude fiscal en lo que las autoridades dicen fue una confabulación con otras cinco personas, incluyendo Francis Lorenzo, un viceembajador de la República Dominicana que vive en el Bronx, Nueva York.

publicidad

El fiscal federal Preet Bharara hizo notar reiteradamente que es una etapa temprana de la investigación y le dijo a reporteros que a medida en que avance: "Vamos a preguntar si esto es algo usual en la ONU".

Y añadió: "No me sorprendería ver a otras personas acusadas".

Bharara dijo que Ashe "convirtió las Naciones Unidas en una plataforma para enriquecimiento" cuando se le presentaron oportunidades de soborno por el multimillonario chino Ng Lap Seng y otros.

"Obviamente apenas nos enteramos de estas graves acusaciones esta mañana", dijo Stephane Dujarric, portavoz del secretario general Ban Ki-moon, en declaraciones a reporteros. Dujarric dijo que Ban estaba "asombrado y profundamente perturbado" por las acusaciones, que afectan "la integridad y el corazón de la ONU".

Aun así, Dujarric cuestionó los comentarios de Bharara y dijo que "la corrupción no es algo usual en la ONU". Señaló que el departamento legal de la organización y altos funcionarios no fueron notificados anticipadamente de la pesquisa.

Dujarric recalcó que el presidente de la Asamblea General "no reporta ante el secretario general y es completamente independiente en sus funciones".

Entre los acusados en la querella criminal dada a conocer el martes en una corte federal en Manhattan está Seng, que fue arrestado hace dos semanas junto con su principal asistente, Jeff C. Yin, de 29 años, un ciudadano estadounidense cuya fianza fue revocada la semana pasada debido a acusaciones de que les mintió a investigadores tras su arresto.

Abogados de Ng, Yin y Lorenzo, de 48 años, no respondieron de inmediato a pedidos de comentario. No estaba claro de inmediato quién representará a Ashe en su comparecencia inicial.

Diego Rodríguez, jefe de la oficina del FBI en Nueva York, dijo que los cargos actuales deben ser una advertencia "para aquellos que quieren venir a Estados Unidos desde otros países con planes de corrupción o bolsas llenas de dinero".

De acuerdo con los documentos en la corte, Ashe, de 61 años, usó sus posiciones en la ONU para respaldar un centro de conferencias de miles de millones de dólares auspiciado por la ONU que Ng esperaba construir como su legado en Macao, donde vivía, y para ayudar a Ng a reunirse con funcionarios del gobierno de Antigua. Fiscales dicen que el centro de conferencias funcionaría como una especie de operación satélite para la ONU.

Dujarric dio que la ONU no tiene documentación sobre lo relacionado con Macao.

Los fiscales dicen que parte de los fondos se destinaron a pagar vacaciones de la familia de Ashe y para construir una cancha de baloncesto en su hogar de Dobbs Ferry, estado de Nueva York. Ashe abrió dos cuentas bancarias para recibir los fondos y después no reportó más de 1,2 millón de dólares de sus ingresos, dijeron funcionarios.

Lea: Acusan de soborno a ex presidente de la Asamblea General de ONU

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad