publicidad
Ocho personas murieron baleadas la noche del sábado en la sede de una hinchada del club de fútbol Corinthians en Sao Paulo. (Imagen tomada de Twitter).

Matan a tiros a ocho integrantes de un grupo ultra del Corinthians brasileño

Matan a tiros a ocho integrantes de un grupo ultra del Corinthians brasileño

Las víctimas fueron baleadas la noche del sábado en la sede de una hinchada del club de fútbol brasileño.

Ocho personas murieron baleadas la noche del sábado en la sede de una hi...
Ocho personas murieron baleadas la noche del sábado en la sede de una hinchada del club de fútbol Corinthians en Sao Paulo. (Imagen tomada de Twitter).

Ocho personas murieron baleadas la noche del sábado en la sede de una hinchada del club de fútbol Corinthians en Sao Paulo, en un caso presuntamente ligado a tráfico de drogas, informaron la policía y la prensa este domingo.

El crimen sucedió pasadas las 23:00 hora local del sábado (02:00 GMT del domingo) frente a la sede del grupo, llamado Pavilhão Nove, ubicado en la ciudad de Sao Paulo, cerca del límite con el municipio de Osasco.

"Siete personas murieron en el lugar y una murió en el hospital. La policía civil ahora investigará qué pasó", declaró a la AFP una portavoz de la policía militar paulista.

El comisario de la Policía Civil responsable del caso, Arlindo José Negrão Vaz, descartó que el crimen se pueda atribuir a una pelea entre barras bravas rivales.

publicidad

"Hay que dejar claro que no tiene que ver con peleas de hinchadas, principalmente hoy en día de clásico", dijo el comisario en una rueda de prensa.

Según la prensa, que cita a fuentes de la policía civil, la principal hipótesis es que los crímenes estarían relacionados al tráfico de drogas y no a peleas entre hinchas de fútbol en un día de clásico.

Según el sitio online de noticias G1, al menos dos hombres armados invadieron la sede y ejecutaron a las personas, que fueron halladas cerca unas de otras. Habrían sido obligadas a acostarse en el suelo antes de ser baleadas, según testigos, precisa G1. Sólo una consiguió huir después de los disparos, pero murió en el hospital más tarde.

Las muertes ocurrieron en la sede de Pabellón Nueve, una de las hinchadas del Corinthians, según la prensa local. La policía militar sólo precisó que el múltiple asesinato sucedió en un lugar debajo del Puente de los Remedios en la zona oeste de Sao Paulo, lo que coincide con la ubicación de la sede.

Contactada por la AFP, una responsable de prensa del Corinthians dijo que el club no hará declaraciones sobre este asunto. Confirmó que el hecho ocurrió en la sede, pero remarcó que "las hinchadas y el club son instituciones diferentes".

"La policía está investigando, el club no se pronunciará", insistió.

En su cuenta de Twitter, sin embargo, el Corinthians publicó una imagen con la palabra Luto en letras blancas sobre un fondo negro.

De acuerdo a la prensa, uno de los hinchas asesinados estuvo detenido en Bolivia junto a otros 'corinthianos' por la muerte del joven boliviano Kevin Beltrán a raíz del impacto de una bengala en el rostro durante el partido entre Corinthians y el local San José por la Copa Libertadores-2013.

Siete de las víctimas ya han sido identificadas y entre ellos se encuentra Fabio Neves Domingos, uno de los doce hinchas del Corinthians que estuvieron arrestados en Bolivia acusados de la muerte del adolescente boliviano Kevín Beltrán, de 14 años, que falleció en 2013 por el impacto de una bengala durante un partido de la Copa Libertadores.

En aquella ocasión, los hinchas fueron liberados sin cargos después de que un joven que había regresado a Brasil, que entonces tenía 17 años, confesara haber lanzado la bengala.

La barra brava Pavilhão Nove fue fundada en 1990 y su nombre homenajea a los hinchas del Corinthians que estaban presos en el pabellón 9 de la cárcel de Carandirú, que fue clausurada en 2002.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad