publicidad

Colombia sufre tres ataques en 48 horas

Colombia sufre tres ataques en 48 horas

Una ola de ataques con bombas, al menos tres en 48 horas, ha sacudido diferentes partes de Colombia. Las FARC son los supuestos responsables.

Luego de dar muerte a 47 militares en las dos primeras semanas del mes en acciones que incluyeron un asalto a una base de la Armada y combates en una región que se considera bajo control del Ejército, los rebeldes perpetraron el fin de semana una serie de ataques que dejaron nueve muertos y 27 heridos.

El número dos de las FARC, Raúl Reyes, advirtió en una entrevista divulgada el pasado sábado que las recientes acciones son el inicio de una ofensiva contra la política de seguridad de Uribe, con la que el mandatario ha prometido derrotar a la guerrilla.

"Esto no es sino el principio de lo que se hará en el país contra el régimen de Alvaro Uribe. El aún sigue soñando con la paz arrasada. Hoy más que nunca nuestras milicias bolivarianas, nuestros combatientes más expertos en guerra concentrados en cada rincón del país y el Partido Clandestino darán fin a su política de seguridad democrática", dijo Reyes al teleinformativo Noticias Uno.

Pero Uribe negó que las recientes acciones de las FARC obedezcan al fin de un repliegue táctico y reiteró su decisión de derrotar a ese grupo. "Aquí no ha habido repliegue del terrorismo, sino acción de la fuerza pública", afirmó.

El comandante del Ejército, general Reinaldo Castellanos, quien el pasado viernes reivindicó la muerte de unos 80 rebeldes en 20 días de combates en los que perecieron cinco militares, aseguró este lunes que las Fuerzas Armadas están preparadas para contener la "agresión terrorista" de las FARC.

publicidad

"Y no sólo es que estemos preparados, sino que estamos en el máximo de nuestra ofensiva", afirmó Castellanos refiriéndose al Plan Patriota, considerado la mayor ofensiva contra las FARC en cuatro décadas, y en el que intervienen 17 mil militares.

No obstante, la arremetida guerrillera ha sido interpretada por analistas como el posible fin del repliegue estratégico de las FARC para debilitar a Uribe, quien aspira a postularse para un segundo mandato a partir de 2006 y que enarbola la lucha contrainsurgente, apoyada por Estados Unidos, como su principal bandera de gobierno.

En la tragedia de Puerto Toledo, cinco personas murieron, entre ellas un niño, y 20 resultaron heridas al estallar explosivos en una casa preparada, al parecer, por las FARC, contra militares en una aldea del departamento colombiano del Meta.

Según emisoras de radio y televisión locales, los militares fueron sorprendidos por la explosión, a unos 270 kilómetros de Bogotá.

A causa de la explosión murieron un teniente y dos soldados del Ejército, un niño y otro civil y otras 20 personas resultaron heridas, entre ellas ocho militares.

El gobernador del Meta, Edilberto Castro Rincón, declaró en máxima alerta al personal sanitario de Villavicencio para atender a las víctimas del atentado terrorista.

Raúl Reyes, portavoz de las FARC, anunció una escalda armada en todo el país y el fin del repliegue estratégico de la guerrilla.

El comandante del Ejército de Colombia, general Reynaldo Castellanos, dijo el viernes que entre 70 y 80 guerrilleros de las FARC han sido abatidos por el Ejército en los últimos 20 días en una zona rural de Vistahermosa.

Indicó que las bajas se han producido en el marco de la "Operación Emperador", destinada a perseguir a importantes jefes de las FARC.

Seis soldados muertos...

Por otro lado se informó que al menos seis soldados murieron y cinco resultaron heridos en dos ataques con explosivos ejecutados por la guerrilla, informaron el domingo fuentes militares.

Una patrulla militar se movilizaba cerca del municipio de Dabeiba, situado a 350 kilómetros al noroeste de Bogotá, cuando cayó en un campo minado colocado por presuntos guerrilleros del frente 34 de las FARC, que hicieron detonar la carga explosiva, según informó la Brigada 17 del Ejército.

En el ataque murieron cuatro soldados y cinco resultaron heridos, dijo la Brigada en un comunicado.

El ataque se registró el sábado en la zona geográfica en donde hace 11 días la misma guerrilla emboscó a una patrulla militar y dio muerte a 19 soldados.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia son uno de los grupos al margen de la ley que combaten al gobierno.

Por otro lado, el gobernador de la Florida, Jeb Bush, y 190 empresarios de la Florida estarán el lunes en Bogotá para reunirse con el presidente Alvaro Uribe y dirigentes del sector privado colombiano en un esfuerzo por dinamizar el comercio bilateral.

publicidad

"Florida es un mercado de 46 mil millones de dólares, en el que Colombia participó el año pasado apenas con el 4.5 por ciento, o unos 2,100 millones de dólares", dijo Luis Guillermo Plata, director de Proexport, al señalar las amplias posibilidades que tiene el país de ensanchar sus exportaciones al Estado de Florida.

Agregó que las exportaciones de Florida a Colombia llegaron a 2 mil millones de dólares el año pasado. Teléfonos celulares y equipos de comunicaciones y medicina encabezaron las exportaciones.

Otro de los objetivos de la reunión es aumentar el flujo de las inversiones de Florida en Colombia, dentro de una estrategia de incrementar el ingreso de capitales estadounidenses que en el 2003 apenas llegó a 253.8 por ciento, el 21.35 del total de la inversión extranjera, según informó el director de Proexport.

Bush, hermano del presidente George W. Bush, dijo que su breve visita a Bogotá la hace en calidad de "Gobernador de un Estado que tiene una relación muy estrecha con Colombia en términos comerciales".

Agregó en una entrevista divulgada el martes pasado por el diario Nuevo Siglo que tiene también el propósito de reiterar que "somos amigos de Colombia en tiempos difíciles y no tan difíciles".

"La relación con Colombia es de mucha importancia para el Estado de Florida. Tenemos miles de millones de dólares en comercio, tenemos una colonia colombiana que ha tenido mucho éxito y trabaja muy duro y contribuye considerablemente", señaló.

publicidad

El presidente mantiene una popularidad del 70 por ciento y su estrategia antiguerrilla es avalada por el 67 por ciento de los colombianos, según un sondeo divulgado este lunes.

Algunos expertos consideran que con sus ataques las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, unos 17 mil efectivos) buscan aliviar la presión del Ejército en el sur del país, donde se cree mantienen casi intactas sus retaguardias.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad