null: nullpx

Drones y tecnología de punta: así se han modernizado los delincuentes para espiar a la Patrulla Fronteriza

La presencia de espías del crimen organizado, que también comparten información con bandas de traficantes de migrantes, es un fenómeno con el que los oficiales fronterizos han lidiado por años. Algunos solo usan celulares, pero en los últimos tiempos algunos se valen de tecnología de punta para interceptar comunicaciones de las autoridades, observar sus recorridos y permanecer en sus trincheras por varios días. Con ellos, quienes pasan los cargamentos de narcóticos o guían a grupos de indocumentados, tratan de burlar los controles y seguir con su actividad ilegal.
27 May 2019 – 12:23 PM EDT
Comparte
1/18
Comparte
Un operativo de cuatro días en el que colaboraron agencias policiacas de Estados Unidos y México concluyó a mediados de mayo de 2019 con el arresto de 19 personas y el desmantelamiento de un campamento clandestino supuestamente usado para espiar los movimientos de la Patrulla Fronteriza en el oeste de Nogales, en el estado de Arizona. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
2/18
Comparte
Agentes de la Policía Federal de México realizaron una redada en ese sitio, instalado en lo alto de una montaña en Sonora, al cual llegaron a bordo de un helicóptero. Mientras que oficiales estadounidenses colaboraron al otro lado de la frontera con patrullas, una aeronave y equipo de vigilancia. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
3/18
Comparte
En medio de esa operación, los agentes fronterizos detuvieron a 19 presuntos traficantes de personas, incluyendo a seis hondureños que estaban “ligados a organizaciones criminales”, informó la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP). Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
4/18
Comparte
Al tiempo, la Policía Federal mexicana destruyó un sembradío de amapola cerca de la frontera. Se cree que el mismo grupo delictivo lo utilizaba para la producción de opioides, con el fin de transportarlo de contrabando hacia EEUU. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
5/18
Comparte
Elementos de la CBP detectaron a principios de abril a presuntos espías de un cartel de la droga que opera en la zona limítrofe entre México y Arizona. Se trata de nueve mexicanos que tenían avanzados dispositivos de vigilancia: paneles solares, radios, telescopios y binoculares de alto alcance. Se colocaron en un lugar estratégico cerca de Camp Grip para observar los movimientos de los oficiales y enviar información a los transportistas del cartel. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
6/18
Comparte
Estos vigilantes a los que también llaman ‘punteros’, suelen colocarse en las cimas de montañas, se esconden entre piedras y matorrales, y llegan hasta lugares donde los agentes solo pueden atraparlos descendiendo en cuerdas desde helicópteros. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
7/18
Comparte
Las autoridades alegan que estos delincuentes están en estrecha comunicación con pistoleros del cartel, como los que aparecen en esta imagen tomada por una cámara de vigilancia cerca del poblado de Ajo, en Arizona. En un video se observa cómo cinco hombres, de los cuales dos portaban rifles de asalto, acompañan a una mujer centroamericana y a su hijo hasta ese sector de la frontera. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
8/18
Comparte
Entre abril y octubre de 2014, un operativo de la Patrulla Fronteriza en el sector Tucson, Arizona, concluyó con el arresto de 24 vigilantes y el decomiso de 6,500 libras de narcóticos. Usaron aeronaves para verlos en los cerros. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
9/18
Comparte
En sus campamentos clandestinos, las autoridades han encontrado suministros de alimentos que les permitieron quedarse allí durante varias semanas, así como artículos para acampar y armas de fuego. Por eso, la agencia los considera “uno de los elementos más peligrosos” en su labor. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
10/18
Comparte
En esta imagen se observan un par de binoculares, un radio de comunicación y objetos religiosos que agentes fronterizos en el sector Tucson les han decomisado a los ‘punteros’ y transportistas de droga a lo largo de los años. Crédito: Isaias Alvarado
11/18
Comparte
Estos vigías también suelen usar ropa de tipo militar, artículos para camuflarse en el desierto y hasta falsos uniformes de la Patrulla Fronteriza, como el que se observa en esta fotografía. Crédito: Isaias Alvarado
12/18
Comparte
Las actividades de estos vigías de los carteles fueron mencionadas en diciembre por la jefa de la Patrulla Fronteriza, Carol L. Provost, en su testimonio ante un comité del Senado. Dijo que tales acciones son útiles para lograr los movimientos de sustancias ilícitas y de indocumentados. Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
13/18
Comparte
“Los vigilantes se ocultan tanto en terrenos remotos y accidentados, como en comunidades urbanas, observando e informando sobre las actividades de las agencias del orden”, advirtió Provost, quien señaló que estos grupos han logrado interceptar las comunicaciones de esa dependencia. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
14/18
Comparte
“Las organizaciones transnacionales de droga despliegan a estos vigías, utilizan métodos de comunicación resistentes y de alta tecnología”, agregó la funcionaria. Crédito: Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
15/18
Comparte
Los métodos para el tráfico de drogas y de personas también se han sofisticado: los narcos están usando drones, como el que se observa en esta imagen capturada por una cámara de vigilancia en El Paso, Texas, a mediados de abril de 2019. El aparato se internó a EEUU y regresó a México cuatro veces. Luego, un grupo de 10 indocumentados cruzó la frontera por el mismo camino que siguió la aeronave. Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)
16/18
Comparte
A la par de las detenciones de migrantes cada vez más numerosas, la droga y el dinero de los carteles no deja de fluir por áreas desérticas, de acuerdo con las autoridades. Crédito: Isaias Alvarado
17/18
Comparte
En el año fiscal 2018, los oficiales migratorios incautaron más de 7 millones de dólares en efectivo que trataban de llegar a México; así como más de 7,000 libras de cocaína y de heroína, y más de 450,000 libras de marihuana. Crédito: Isaias Alvarado
18/18
Comparte
En la imagen el agente fronterizo Eduardo Olmos observa hacia la colonia Libertad de Tijuana, un punto desde el cual coyotes y narcos vigilan a menudo a los oficiales de esa dependencia federal. Crédito: Isaias Alvarado
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés