null: nullpx

Un robo cinematográfico: se llevan joyas de la corona de Suecia y escapan en bicicleta y lancha

Dos hombres hurtaron coronas y un orbe (una joya que representa un globo terráqueo con una cruz) que pertenecieron a reyes del siglo XVII. La policía cree que podrá recuperar los objetos de valor inestimable porque "es simplemente imposible venderlos".
2 Ago 2018 – 11:55 AM EDT

A la colección de joyas de la familia real de Suecia le faltan ahora tres valiosas piezas sustraídas de una catedral medieval en un robo de película en el que los ladrones escaparon, primero en bicicleta y luego en una lancha, según la policía.

De acuerdo con la versión policial, los ladrones ingresaron cerca del mediodía del martes en la catedral de Strängnäs, a unas 50 millas de Estocolmo y burlaron los sistemas de seguridad.

Se llevaron dos coronas y un orbe (una joya que representa un globo terráqueo con una cruz) pertenecientes al ornamento funerario de Carlos IX, rey de Suecia y Finlandia de 1604 a 1611, y de su esposa, la reina Cristina, informaron los responsables de la catedral en un comunicado.

Los objetos se encontraban en una vitrina equipada con una alarma, precisó el mensaje.

Al momento del robo, los objetos estaban en exhibición y había visitantes dentro de la catedral, indicaron reportes.

Una portavoz de la catedral dijo el miércoles a The Washington Post que la alarma se activó durante el robo, afirmando que las precauciones de seguridad estaban ajustadas a estrictas normas.

" La alarma se disparó cuando los ladrones rompieron el cristal de seguridad y se robaron los artefactos", dijo Catharina Frojd, portavoz de la catedral.

El periódico Aftonbladet informa que la teoría de la policía dice que los perpetradores huyeron en bicicletas y luego se subieron a la embarcación. El portavoz de la policía Stefan Dangardt detalló que eran dos bicicletas de mujer negras.

Un testigo, Tom Rowell, dijo al diario que había visto a dos hombres salir rápido de la catedral y llegar al lago Malaren, donde dejaron los rodados. Luego se subieron a una lancha rápida para perderse en el lago que se extiende a lo largo de 74 millas y está lleno de cientos de pequeñas islas.

Tras la huida, la policía hizo la búsqueda de los delincuentes en helicóptero y botes, pero no pudieron dar con ellos. Las autoridades dijeron que nadie resultó herido en el robo.

Los objetos se describen como invaluables y el robo, dice un experto de la policía Leif GW Persson, pudo haber sido un trabajo ordenado.

"La policía buscó a los culpables durante toda la noche sin éxito", declaró una fuente policial que añade que las joyas son de un valor inestimable.

" No conocemos el valor de los objetos robados, pero se trata de un tesoro nacional", declaró Stefan Dangardt, portavoz de la policía sueca.

Sin embargo, creen que todavía se pueden recuperar las joyas. "Es simplemente imposible vender esos objetos", declaró por su parte Maria Ellior, responsable del crímenes culturales y patrimoniales de la policía sueca.

Además de esos tesoros, en la catedral de Strängnäs descansan los restos de Carlos IX y sus dos esposas, la princesa María y la Reina Cristina.


Las ciudades de EEUU con mayor número de robos de autos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MundoAsaltos y Robos
Publicidad