null: nullpx

400 años después, un Mayflower 'inteligente', autónomo y sin tripulación cruzará el Atlántico

Está previsto que tarde tres semanas en reproducir el trayecto hasta Plymouth, en Massachusetts, que el Mayflower original recorrió hace 400 años, en 1620, con un centenar de peregrinos a bordo.
1 May 2021 – 11:03 AM EDT
Comparte
1/11
Comparte
El Mayflower 400 es el primer barco inteligente. Capaz de tomar sus propias decisiones y navegar de forma totalmente autónoma, este pequeño trimarán de 9 toneladas y 15 metros de eslora, cubierto de paneles solares, se prepara para emprender una arriesgada travesía en el Atlántico sin nadie a bordo con la ambición de revolucionar el estudio del mar. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
2/11
Comparte
Un periplo histórico. El barco debe tardar tres semanas en reproducir, desde la bahía de Plymouth, en el suroeste de Inglaterra, el trayecto hasta otra Plymouth, en Massachusetts, que el "Mayflower" original efectuó hace 400 años, en 1620, con un centenar de peregrinos a bordo. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
3/11
Comparte
El 15 de mayo. Está previsto que zarpe alrededor de esa fecha, dependiendo del tiempo y una incierta autorización de las autoridades británicas. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
4/11
Comparte
Un año. Eso es lo que duró la construcción del barco, donde todo está robotizado, desde el timón hasta el generador diésel que complementa la energía solar. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
5/11
Comparte
Inteligencia artificial. Mucho más largo fue el desarrollo de su capitán virtual, una inteligencia artificial de numerosos algoritmos que empezó aprendiendo a identificar obstáculos marítimos mediante el análisis de miles de fotografías. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
6/11
Comparte
Las normas. Los programadores también le proporcionaron las reglas para evitar colisiones, como el código de carretera para los coches autoconducidos, utilizadas por todo capitán humano. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
7/11
Comparte
Olas de 50 metros. Por limitaciones regulatorias a la aún inédita navegación no tripulada, a dos semanas de la partida el Mayflower 400 aún no ha podido salir a una alta mar agitada, con grandes olas, viento, lluvia: el peor escenario. En su lugar, el capitán virtual debió entrenarse a olas de 50 metros, uno de los principales peligros, en un simulador. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
8/11
Comparte
Las ballenas. El algoritmo fue entrenado con miles de horas de audios de diferentes partes del mundo para detectar mamíferos marinos, reconocerlos y ofrecer información sobre la distribución de sus poblaciones. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
9/11
Comparte
Revolución del estudio del mar. El barco analizará también la composición química del agua, medirá el nivel del mar y tomará muestras en busca de microplásticos, entre otros experimentos ideados para recolectar datos como hacen los robots espaciales desde hace décadas. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
10/11
Comparte
Todo controlado. Pese a su total autonomía, el equipo vigilará al barco las 24 horas desde Inglaterra para intervenir por control remoto en caso de peligro o ir a buscarlo si se produce un error fatal del sistema. Crédito: BEN STANSALL/AFP via Getty Images
11/11
Comparte
Otras travesías especiales. Ely Álvarez encontró el barco pirata navegando cerca de las costas de Florida y había prometido regresarlo a Escocia, lugar del que partió y donde lo esperan sus dueños, un par de hermanitos. La familia de la niña lo reparó y le puso batería al GPS para poder rastrearlo por seis meses. "Contenta porque yo solté el bote", dijo la pequeña, luego de enviar el navío de regreso a casa.
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés