publicidad
Ejército en la calles de Harare, Zimbabue.

EEUU pide a sus ciudadanos en Zimbabue "resguardarse" ante un confuso despliegue de tropas en la capital

EEUU pide a sus ciudadanos en Zimbabue "resguardarse" ante un confuso despliegue de tropas en la capital

La capital zimbabuense fue tomada por tanques y tropas que niegan que se trate de un golpe de estado y hablan de un "correctivo incruento". El presidente Robert Mugabe le dijo por teléfono a su par sudafricano, Jacob Zuma, que se encontraba "detenido en su domicilio" por el ejército.

Ejército en la calles de Harare, Zimbabue.
Ejército en la calles de Harare, Zimbabue.

Las autoridades de la embajada de Estados Unidos en Zimbabue pidieron a sus ciudadanos en el país "resguardarse" frente a la incertidumbre política que se vive en el país tras el despliegue de tropas y tanques en Harare, capital del país africano.

La noche del martes se escucharon al menos tres explosiones en Harare, y soldados armados y vehículos militares han tomado la ciudad. Las agencias también reportaron tiroteos y explosiones cerca de la residencia privada del presidente Robert Mugabe, de 93 años, así como la toma de la televisión estatal.

Un alto cargo militar negó en televisión que se trate de un intento de golpe de Estado y habló de “correctivo incruento”.

Los militares indicaron que la arremetida de la noche del martes era contra los "criminales" cercanos al presidente.

Agregaron que el presidente Mugabe y su esposa Grace, de 52 años, están bajo custodia y que están asegurando las oficinas gubernamentales y patrullando las calles de la capital.

Mugabe detenido en su casa

Mugabe, en el poder desde hace 37 años, le dijo por teléfono a su par sudafricano, Jacob Zuma, que se encontraba "detenido en su domicilio" por el ejército, según la presidencia sudafricana.

"Recomendamos a los ciudadanos estadounidenses en Zimbabue resguardarse permaneciendo en sus casas hasta nuevo aviso", alertó la embajada estadounidense en un comunicado.

publicidad

La sede diplomática justifica el pedido por "la incierta situación política que impera esta noche" y asegura que la embajada estará cerrada este miércoles.

En medio de la confusión l os zimbabuenses formaban largas filas en los bancos para retirar el límite de efectivo disponible, una tarea rutinaria ante la crisis financiera que atraviesa la nación africana. La gente recurría a sus celulares para informarse sobre la toma de poder del ejército y otros acudían a sus trabajos o a comprar.

La tensión se siente un día después de que el general de las Fuerzas Armadas Constantino Chiwenga amenazara con intervenir luego de que Mugabe destituyera al vicepresidente Emerson Mnangagwa, considerado como su posible sucesor.

Mnangagwa, un veterano de las guerras de liberación de Zimbabue de la década de 1970, es popular entre los militares, que interpretaron su despido como parte de una purga de figuras de tiempos de la independencia para allanar el camino para que Mugabe entregue el poder a su esposa.

La agencia Reuters reporta que este martes Mugabe lideró una reunión de gabinete semanal en la que su partido afirmó que "la política prevalecerá sobre las armas". Además, acusaron a Mnangagwa de tener una "conducta traicionera para incitar la insurrección".

Mnangagwa huyó a Sudáfrica y, en un comunicado, sostuvo: "Pronto controlaremos los resortes del poder en nuestro bello partido y país".

Reino Unido también pidió a sus ciudadanos mantenerse en resguardo.

A diferencia de la imagen que tiene en el resto del continente, Mugabe es visto en Occidente como un déspota que destruyó a uno de los países más promisorios de África con su manejo desastroso de la economía y su predisposición a recurrir a la violencia para mantener el poder.

En fotos: Un potente terremoto causa más de 300 muertos y miles de heridos en la frontera entre Irán e Irak
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad