Motín

Al menos tres muertos deja un nuevo enfrentamiento en la cárcel mexicana de Topo Chico

Una riña entre bandos rivales dentro de la prisión originó la revuelta en la que también resultaron heridos nueve internos. Ningún personal de custodia se cuenta entre las bajas.
2 Jun 2016 – 12:25 AM EDT

Tres internos de la cárcel de Topo Chico, en la ciudad de Monterrey, murieron en una revuelta que se desató alrededor de las 9:40 de la noche y que ameritó la rápida participación de cuerpos policiales y militares, de acuerdo con datos proporcionados por el secretario general del gobierno de Nuevo León, Manuel González.

Este nuevo suceso se produce pocos meses después de que en febrero 49 personas murieran como consecuencia de un incendio y un motín al interior de ese centro penitenciario. Las autoridades informaron que en aquella ocasión los trágicos hechos comenzaron a raíz de un enfrentamiento entre miembros de bandas rivales.

A su llegada a centro penitenciario, González dijo a los periodistas que todos los fallecidos eran presos, desmintiendo así versiones que circularon por redes sociales que indicaban que había un vigilante entre las víctimas.


González informó que la revuelta fue controlada después de que 25 policías estatales lanzaran gases lacrimógenos.

El corresponsal de Univision Noticias en el lugar, Francisco Cobos, informó que el perímetro del penal fue rodeado por efectivos de la policía federal, del estado y el Ejército, mientras que dentro de la cárcel la guardia civil tomó el control de la situación.

Aparte de los fallecidos, hubo 14 presos lesionados, nueve de los cuales fueron atendidos en el lugar y el resto trasladado a hospitales cercanos. Cinco de los heridos se encuentran graves.

González aseveró que los presos murieron por heridas causadas con golpes, piedras y palos, y que no hubo disparos.

"Pero testigos aseguraron que escucharon detonaciones", refirió el corresponsal de Univision Noticias.

El secretario de gobierno de Nuevo México explicó que se trató de una riña entre bandos rivales dentro del penal de Topo Chico, pero que ignoran cómo se originó, por lo que están adelantando las investigaciones.

Al ser preguntado por los periodistas sobre probables fallas en la seguridad interna, González descartó esa posibilidad aunque dijo que si hay responsabilidades del personal a cargo del penal "se tomarán medidas".

Apenas hace menos de dos semanas inició la segunda fase de capacitación para el personal que labora en este centro penitenciario, encabezada por el gobierno de Nuevo León y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

El presidio de Topo Chico suspendió en la evaluación de sus condiciones generales realizada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Según su informe de 2015, denunció el hacinamiento de los presos, ya que había 4,176 cuando estaba construida para albergar tan solo 3,635.


RELACIONADOS:MotínCárcelSelección México
Publicidad