null: nullpx
Mercedes-Benz

A Bordo del Mercedes-Benz Clase C Coupe 2017

Esta sexy versión dos puertas del aclamado Clase C de Mercedes-Benz, llega para los amantes del transporte personal
31 Mar 2016 – 03:14 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El Mercedes-Benz Clase C Coupe, el cupé más económico de la marca alemana en los Estados Unidos, fue sujeto un rediseño total para el 2017. Esto le permitirá adaptarse a la nueva identidad estética y conseguir el equipamiento tecnológico que debutó el año pasado en la actual generación de la Clase C. Mercedes-Benz me dio oportunidad de evaluar las versiones que serán comercializadas en los Estados Unidos, una civilizada y la otra no tanto. Los nuevos Mercedes-Benz C300 Coupé y Mercedes-AMG C63  y  C63 S Coupe del 2017.

La Clase C de Mercedes-Benz apareció por primera vez en 1993 como el reemplazo del sedán compacto  Mercedes-Benz  190 (W201) conocido popularmente como el “ Baby Benz” y aunque en esa oportunidad la línea creció, lo hizo a través de una station wagon. El cupé no llegaría hasta la presentación del SportCoupé en el año 2000, un insípido 3 puertas basado en la segunda generación de la Clase C (W203) que hizo maravillas consiguiendo una nueva clientela para la marca de la estrella. A pesar de la llegada de una nueva generación de la clase C (W204) en el 2008, el mismo SportCoupé siguió siendo el cupé de la Clase C mostrando un nuevo frontal, nuevas ópticas traseras y el nuevo nombre CLC, pero no en los Estados Unidos donde la clase C siguió adelante sin una versión cupé hasta el arribo a mediados del año 2011 del Clase C Coupe 2012.

Tras la llegada de cuarta generación de la Clase-C de  Mercedes-Benz a mediados del 2014, la marca no perdió tiempo en presentar la correspondiente versión Cupé, objeto de nuestra prueba.

Loading
Cargando galería

La primera impresión al ver al Clase C Coupe 2017 es que se trata de un automóvil sustancial, característica que comparte con su hermano de 4 puertas. El nuevo diseño, con acentuadas líneas laterales que dan la ilusión que el auto se inclina hacia el frente, nos es muy familiar ya que es una réplica a 6 octavos del espectacular Mercedes-Benz Clase-S Coupe que llegó al mercado en el 2013, con todo el drama visual de su hermano mayor.  La parrilla delantera del Mercedes-Benz C300 Coupe, la más accesible de las versiones que llegará a los Estados Unidos, despliega la trama tipo diamante que debutó en el CLA. En ella se ve un diseño complejo y elegante, combinando la tradicional “flecha de plata” que concentra elegantemente el pasado, presente y futuro de la marca en la Formula 1, con elementos que representan joyas y que destellan como estrellas con el fondo negro.

Así como Daimler, la casa matriz de Mercedes-Benz, decidió separar sus vehículos de uber-lujo estableciendo la sub marca Mercedes-Maybach, también se tomó la decisión de independizar sus productos deportivos a través de una nueva unidad de negocios conocida como Mercedes-AMG. Esta decisión va mucho más allá de un nuevo nombre y poderosos trenes motrices, los vehículos de Mercedes-AMG tendrán detalles que los diferenciarán visualmente.

Es así como la parrillas del Mercedes-AMG C63 S  también presidida por la “flecha de plata”, esta vez está dividida horizontalmente con dos cuchillas ubicadas a cada lado de la estrella dándole una aspecto más tecnológico y tradicional. Los faros delanteros emplean los mismos elementos y tecnologías y -en cuanto a su diseño- son muy similares en ambos los vehículos. La diferencia principal radica en que la “mirada” del Mercedes-Benz C300 es un poco más femenina.

Loading
Cargando galería

Los paragolpes se diferencian claramente entre las versiones, gracias a la diferencia entre las áreas de las tomas de aire. Evidentemente los AMG necesitan más refrigeración, por lo que encontramos aberturas que ocupan casi toda la parte baja del paragolpes. Además su spoiler con diseño “A-Wing” no emplea cromo, mientras que la versión regular si lo hace.

El capo fabricado en aluminio recibe un tratamiento más agresivo sobre los motores V8. Vemos líneas más acentuadas que definen una presencia más agresiva.

Y hablando de motores el Mercedes-Benz C300 trae un motor de 4 cilindros turbo de 2 litros capaz de producir hasta 245 hp (@ 5,000 rpm), 272 lb-pie de torque (5,500 rpm); mientras que el C63 cuenta con un motor V8 de 4 litros bi-turbo de 469 hp (@6,250 rpm), 479 lb-pie de torque (@ 1,750 – 4,500 rpm) y el C63 S carga el mismo motor V8 pero puede generar hasta 510 hp (@6,250 rpm) y 516 lb-pie (@1,750 – 4,500 rpm).

La experiencia de conducción en todas sus versiones es impecable y gratificante. Obviamente las diferencias son significativas dependiendo de la versión, destacando los Mercedes-AMG por su desempeño deportivo.

Para esta generación incluyeron soportes ajustables para el motor (de serie en el C63 S), lo que permite adaptar –aún mejor- las capacidades de los autos dependiendo del tipo de manejo seleccionado. Las opciones del sistema AGILITY CONTROL son: ECO, Comfort, Sport, Sport+, Race (solo en el C63 S) e Individual. 

Entre las variables ajustadas por cada una de estas opciones incluyen: Sistema de suspensión AIRMATIC, sistema de dirección, respuesta del motor/acelerador, cambios de marchas en su transmisión, sonido del sistema de escape, ajustes en los sistemas de control de tracción, ajustes en los soportes del motor, etc.

En conclusión, pienso que la nueva Clase C cupé 2017 ofrece una gama de productos que maximiza el número de clientes potenciales para la marca. Desde el Mercedes-Benz C300 por $43,000, hasta la versión más radical Mercedes-AMG C63 S con su un precio inicial (aproximado) de $80,000.

Reacciona
Comparte