null: nullpx
Extinción

Las especies en peligro en EEUU enfrentan una amenaza adicional: el gobierno reduce su protección

La administración Trump anunció este lunes que cambiará la aplicación de Ley de Especies en Peligro de Extinción, lo que debilita significativamente las regulaciones gracias a las cuales se salvaron de la extinción los lobos, osos grizzly y águilas calvas, entre otros.
13 Ago 2019 – 9:17 PM EDT

El gobierno de Donald Trump aprobó este lunes importantes cambios a la forma en que se aplica la Ley de Especies en Peligro de Extinción, una medida que, según la administración reducirá la carga regulatoria, pero que los expertos advierten solo significa el fin de muchas especies.

La ley cuenta con un amplio apoyo entre la opinión pública porque precisamente fue a través de la cual se logró salvar de la extinción al águila calva, el cóndor de California, lobos, osos grizzly, así como muchos animales y plantas desde que el presidente Richard Nixon la promulgó en 1973.

Los cambios incluyen la remoción de una regla que otorga de forma automática la misma protección a una especie en peligro de extinción que a una amenazada de extinción. Además, fue eliminado un pasaje que establece que las consideraciones económicas no deberían pesar al momento de determinar en qué listado incluir a la vida salvaje.

La administración Trump dice que estas modificaciones harán la regulación más eficiente y menos onerosa con el fin de proteger la vida silvestre. El secretario de Interior, David Bernhardt, quien en el pasado trabajó para el lobby de las industrias del gas y petrolífera, calificó las enmiendas a la ley como "mejoras".

"La mejor manera de mantener vigente la Ley de Especies en Peligro es hacer todo lo posible para que sea eficaz en lograr su objetivo principal: la recuperación de nuestras más raras especies animales", declaró Bernhard. "Una ley eficaz garantizará que los recursos vayan a donde tienen que ir: a los lugares donde hay que preservar".

"Las revisiones (...) encajan a la perfección con el mandato presidencial de aligerar la carga normativa sobre el público estadounidense sin sacrificar la protección de nuestras especies y los objetivos de recuperación", dijo por su parte Wilbur Ross, secretario de Comercio.

Sin embargo, al menos 10 fiscales generales se unieron a grupos conservacionistas en protesta, alegando que ponen a más vida silvestre en mayor riesgo. Tras el anuncio de este lunes, estas organizaciones reaccionaron con preocupación y dijeron que el retiro de reglas abre el paso a la gradual destrucción del hábitat de las especies listadas.

"Este esfuerzo por destripar la protección de especies amenazadas y en peligro tiene las dos características de casi todas las acciones del gobierno de Trump: es un regalo a la industria y es ilegal", dijo Drew Caputo de la organización sin fines de lucro Earthjustice. "Nos veremos con la administración Trump en la corte", advirtió.

Una versión preliminar de los cambios dada a conocer el año pasado incluía poner fin a las protecciones generales para los animales considerados amenazados recientemente y permitir a las autoridades federales por primera vez considerar el costo económico de proteger una especie en particular. Otro cambio podría permitir a las autoridades ignorar los impactos del cambio climático, una de las mayores amenazas para el hábitat, alertan los grupos de conservación.

La ley final se adhiere ampliamente a esos cambios, según una persona con conocimiento del tema que no estaba autorizada a hablar públicamente sobre ellos, de acuerdo con la agencia AP.

La ley actualmente protege a más de 1,600 especies en Estados Unidos y sus territorios.

Un informe de la ONU advirtió en mayo que más de 1 millón de plantas y animales en todo el mundo –un número récord– podrían desaparecer, algunos en décadas, debido al desarrollo humano, el cambio climático y otras amenazas.


Especies que han sobrevivido gracias a la ley modificada

La población de especies como la del lobo (Canis lupus) fue diezmada a comienzo del siglo XX, pero gracias a esta ley, aprobada por el presidente republicano Richard Nixon en 1973, lograron recuperarse.

El águila calva (Haliaeetus leucocephalus), símbolo nacional de Estados Unidos, cuenta hoy con unas 10,000 parejas que anidan, contra 417 estimados en 1963.

Según un documento publicado en 2018 en la revista Conservation Letters, cuatro de cada cinco estadounidenses apoyan la ley, mientras que uno de cada diez se opone a ella. También según esa investigación, el apoyo a la ley se ha mantenido estable en los últimos 20 años.

Desde que asumió en funciones, la administración Trump ha apuntado contra más de 80 regulaciones que afectan a la salud y el medio ambiente, justificando esas medidas como un alivio de la carga normativa que deben cumplir las empresas.

Organizaciones ambientalistas han respondido con demandas judiciales y algunas de las normas retiradas han sido reinstaladas.

Estos son los monumentos nacionales de EEUU que Trump podría reabrir a la exploración minera en 2018

Loading
Cargando galería
Publicidad