Mazda

Probamos el Mazda 6 i Grand Touring 2016, un sedán orgulloso de su aspecto exterior

El fabricante conservó las líneas estéticas y la motorización de un vehículo cuyas mayores novedades brillan en el habitáculo.
9 Ago 2016 – 9:08 PM EDT

Hay al menos 2 actitudes posibles cuando uno se enfrenta a un auto que no incluye cambios relevantes respecto a su antecesor: desencanto por la ausencia de novedades, o bien comprender que el fabricante está tan convencido de su producto que no precisa inyectar primicias grandilocuentes, sino retocar sólo algunos aspectos. Éste último parece ser el caso del Mazda 6 2016 que hemos probado en su versión i Grand Touring.

Diseño y motorización, sin novedades (o casi)

En un primer asalto visual es posible advertir que Mazda 6 2016 no exhibe cambios estéticos drásticos respecto a la generación anterior. Al igual que sus compañeros de catálogo, este sedán mediano se beneficia del lenguaje KODO que, según habíamos dichos al hablar de la CX-4 2017 presentada en Pekín 2016, muestra la "destreza del equipo de diseño de Mazda que últimamente parece incapaz de trazar una sola línea mal dibujada". Sí se advierten algunos retoques en sus faros con tecnología LED, nuevos rines, y mayor presencia de cromo en su cara frontal.


Conoce el Mazda 6 2016

Loading
Cargando galería

Tampoco hay cambios en el apartado mecánico: este sedán de tracción delantera se mantiene en su motor de 4 cilindros y 2.5 litros que entrega 184 caballos de fuerza y 185 lbs-pie de torque. El bloque está asociado a una transmisión automática de 6 marchas, con la inclusión del sistema Skyactiv-Drive que permite seleccionar distintos modos de conducción, contemplando uno deportivo. La transmisión manual no se ofrece en el pack i Grand Touring que pusimos a prueba, sí disponible en el nivel i Sport.

Lo importante es el interior

Convencido de su aspecto y posiblemente de su mecánica, Mazda 6 2016 procura seducirnos con la oferta de su habitáculo con espacio para 5 pasajeros. En él se mezclan armoniosamente el plástico, detalles en cromo y el cuero en color blanco. En aquel recinto el fabricante sí ha emprendido algunos cambios, como un tablero con renovadas líneas de diseño que se apartan del aspecto plano del anterior modelo y muestra ahora un mayor vuelo creativo.

También al interior se destaca una de las primicias del modelo 2016. Hablamos de la presencia del sistema Mazda Connect, que propicia un dinámico vínculo con dispositivos móviles y demás alternativas de conectividad incluyendo una interfaz que se controla desde una perilla ubicada en la consola central.

Nosotros hemos acelerado a bordo de una de las 3 versiones ofrecidas, la intermedia en este caso. El Mazda 6 i Grand Touring incluye todos los elementos presentes en la variante i Sport, como control dinámico de estabilidad, encendido automático de faros, encendido por botón, control de velocidad crucero, 6 bolsas de aire, pantalla de 7 pulgadas, sistema de sonido con 6 altavoces, entre otros ítems. El paquete i Grand Touring agrega faros para niebla, climatizador automático doble zona, llave inteligente, techo solar, asientos delanteros con sistema de calefacción y ajustables en forma eléctrica y cámara de reversa. Además sus llantas son de 19'' en reemplazo de las de 17'' del pack i Sport.

Dedicamos un párrafo aparte para el sistema i-Eloop disponible con el pack Grand Touring. Se trata de un mecanismo desarrollado por Mazda que recupera la energía desperdiciada cuando se desacelera gracias a un alternador que se activa precisamente en aquella instancia de la marcha, aprovechando la energía saliente. De este modo, la promesa es la reducción del consumo en un 10%. Equipado con este sistema arroja un consumo de 32 mpg combinados según EPA, y de 31 mpg combinado sin él, en ambos casos buenas cifras para un vehículo de este segmento. Naturalmente, i-Eloop es especialmente útil en la ciudad.

La versión que hemos probado no incluye ciertos elementos presentes en el mayor nivel de equipamiento, i Grand Touring Plus, como espejos laterales con sistema desempañante, paletas de cambios al volante, head up display, sistema de alerta de tráfico trasero, sistema de navegación y monitoreo de punto ciego, además de 5 altavoces adicionales en el sistema de audio.

Experiencia de manejo

Sin cambios en motorización no esperábamos grandes mejoras en sus niveles de performance, que sigue siendo sólida. En línea con el modelo anterior, Mazda 6 2016 va de 0 a 60 mph en 7 segundos. Su velocidad máxima es de 130 mph.

Siendo que Mazda 6 no trae novedades de motorización, nuestra prueba se ha concentrado en uno de los aspectos que destaca el propio fabricante: sus esfuerzos para la reducción de ruidos. Según el fabricante, han logrado reducir el ruido en calles en un 10% y en las carreteras en 25%. Hemos acelerado el sedán en ambos caminos y los resultados son satisfactorios en este apartado.

Con competidores como Volkswagen Passat, Hyundai Sonata, Toyota Camry, Honda Accord y Nissan Altima, entre otros; Mazda 6 2016 se las arregla para competir en el segmento de los sedanes medianos incluso sin haber incluido grandes novedades, lo cual habla bien de él. Su precio base ronda los 22,000 dólares llegando a los cerca de 33,000 según el nivel de equipamiento elegido.

RELACIONADOS:MazdaA BordoSedanesPruebas de Manejo

Más contenido de tu interés