Mazda

Mazda presentó la segunda generación de su popular CX-5 en el Auto Show de Los Angeles

Con un diseño evolutivo, elegante e imponente, la Mazda CX-5 2017 llega para construir sobre los éxitos de su predecesora.

Mazda aprovechó el Auto Show de Los Angeles para presentar la segunda generación de su crossover compact Mazda CX-5 2017, la cual busca replicar el éxito de su predecesora.

Mazda fue una de los primeros fabricantes en saltar al ruedo de las SUVs/crossovers pequeñas con una versión de la primera generación de la Ford Escape llamada Mazda Tribute en 2001. Después de que Mazda ganara su independencia del fabricante estadounidense en 2009 una de sus primeras acciones fue desarrollar en casa el reemplazo de la Tribute. El resultado fue un vehículo celebrado tanto por el público como por los medios especializados. Hoy llega la segunda generación de ese vehículo referencial.

La nueva Mazda CX-5 muestra un diseño muy similar al de su predecesora con excepción de un hermoso e imponente frontal que imita con éxito al de su hermana mayor la Mazda CX-9 y que confiere al conjunto un aire premium del que carecen sus competidoras. La nueva camioneta mide 4,550 mm de largo, 1,840 de ancho y 1, 690 de alto, que emplea la tecnología SKYACTIV en su chasis, con una dirección electrónica sobre una columna con mayor rigidez, y una suspensión MacPherson con líquido en los cojinetes, que suaviza las sensaciones ante un rolido.

La CX-5 permite elegir entre tres opciones de motor SKYACTIV-G: dos impulsores a gasolina, de 2.0 y 2.5 litros, de inyección directa, y un diésel de 2.2 litros. Aunque Mazda no compartió aún las cifras de potencia generada por estos impulsores es bueno recordar que en el modelo saliente el motor diésel genera 173 caballos de fuerza y 310 libras pie de torque, mientras que el cuatro cilindros de 2.5 litros le otorga 184 caballos de fuerza al Mazda3.

La nueva Mazda CX-5 posee frenos de discos ventilados en el eje delantero y discos sólidos, además de un sistema de 'auto-hold' que deja al auto detenido aunque el conductor suelte el pedal del freno.

En cuanto a su interior, la Mazda CX-5 posee un habitáculo acustizado, la marca puso énfasis en reducir los ruidos ligeros en la circulación urbana, como atenuar el viento y los neumáticos a la hora de recorrer rutas. La fábrica afirma haber realizado estudios que dan un 10% menos de ruido global con respecto a la versión anterior de este modelo.

Se espera que la nueva Mazda CX-5 salga al mercado en Japón, en febrero próximo, para luego llegar al resto del planeta durante el transcurso del año. Mazda se reservó en anuncio de los precios de la nueva CX-5 para una fecha cercana a su lanzamiento.