publicidad
Internet.

Luchando por la igualdad de acceso en línea para los latinos

Luchando por la igualdad de acceso en línea para los latinos

Alex Nogales, de la Coalición Nacional Hispana ante los Medios, opina sobre la neutralidad de Internet.

Internet.
Internet.

Por Alex Nogales, presidente y director ejecutivo de la Coalición Nacional Hispana ante los Medios

Es indiscutible que la Internet se haya convertido en una herramienta vital para la comunicación social.

Mediante Internet muchos latinos han podido mantenerse en contacto con más facilidad con sus parientes en lugares distantes, tanto en los Estados Unidos como en sus países de origen en la América Latina. Muchos latinos han logrado avanzar en la escala económica usando Internet.

Para los latinos, quienes han tenido que enfrentar discriminación y leyes injustas, Internet ha desempeñado un papel indispensable dentro del movimiento hacia la igualdad en este país. Internet ha permitido que quienes apoyan el proyecto de ley Dream Act llamen la atención al respecto y protesten contra un sistema de inmigración injusto ante un público más amplio; ha amplificado las voces de los trabajadores de locales de comida rápida que reclaman salarios justos y mejores condiciones de trabajo; ha hecho responsables a figuras públicas y medios de comunicación por haber usado discurso de incitación al odio contra latinos e inmigrantes, y mucho más.   

publicidad

Pero estas batallas fueron libradas mediante una Internet que cuenta con un terreno parejo que ahora se encuentra en peligro. Ahora nuestra capacidad para expresarnos en línea con igual voz se encuentra bajo ataque.

Hace unos meses una decisión judicial eliminó las garantías que habían mantenido abierta la Internet, o sea, una Internet que opera bajo normas de “Neutralidad en las Redes”. Este es el principio básico que impide que Proveedores de Servicio Internet (por ejemplo, Time Warner Cable, Comcast, AT&T y Verizon) bloqueen acceso a sitios web o den trato preferencial a aquellos sitios web y contenidos web que cuenten con suficientes recursos económicos para pagar más para así moverse con mayor rapidez. Bajo este principio, tanto pequeños negocios, proponentes, innovadores, artistas y educadores latinos como medios de comunicación étnicos han podido atender las necesidades de nuestra comunidad y alcanzar a nuestra comunidad con la misma facilidad que tienen nuestras adineradas contrapartes corporativas. Por ejemplo, ha sido posible encontrar en línea a las voces latinas independientes con la misma facilidad que a los grandes medios de comunicación.

La Coalición Nacional Hispana ante los Medios (NHMC, por sus siglas en inglés) está luchando para preservar la Internet como el terreno parejo que ha sido hasta este momento.  Ahora, más que nunca, se necesita que los latinos apoyemos las protecciones que nos da la Neutralidad en las Redes.

En este momento, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) está debatiendo si adoptar reglas que permitan que todas las voces se oigan de manera equitativa por Internet o reglas que den a las corporaciones más grandes el derecho a pagar más por acceso más rápido para sus usuarios de Internet, dejando así en un carril digital más lento a las voces que no cuentan con los recursos para pagar más.  

El permitir que los Proveedores de Servicio Internet (ISP, por sus siglas en inglés) discriminen vendría a un alto costo. La historia ha demostrado que si se admite bloquear a las voces diversas y disidentes resulta ser que sí serán bloqueadas. Es más, los altos costos para conectarse a Internet seguirán subiendo debido a la falta de competencia entre proveedores, haciéndose más difícil para los latinos tener con qué pagar por tener Internet en sus hogares. Actualmente sólo el 53% de todos los latinos y 38% de los latinos que dominan el español más que el inglés tienen banda ancha en sus hogares.  

Las reglas de Neutralidad en las Redes lograrán algunas pocas cosas para proteger los derechos en línea de los consumidores:

•       Prohibir que los Proveedores de Servicio Internet (ISP) bloqueen nuestro acceso a sitios web lícitos;

•      Prohibir que los ISP adopten un sistema de priorización pagada que crearía carriles rápidos para los ricos y carriles lentos para el resto de nosotros;

publicidad

•      Proteger a los latinos, otros grupos minoritarios y a los individuos de escasos recursos económicos, cuya tendencia es más hacia utilizar conexiones Internet inalámbricas, haciendo valer estas prohibiciones de manera equitativa respecto a artefactos inalámbricos y conexiones alámbricas de banda ancha;

•      Prevenir la discriminación por parte de los ISP antes de que esto ocurra, y no después del hecho; y

•      Regular a los ISP tal como a proveedores de utilidades públicas mediante la reclasificación de la banda ancho como servicio bajo el Título II, la única manera segura para que la FCC pueda hacer valer su autoridad ante retos jurídicos.

Muchos líderes en derechos civiles y justicia racial ya han conseguido fuerte apoyo a favor de protecciones para una Internet abierta mediante convocaciones de cabildo abierto, la cobertura en las noticias y el envío de sus opiniones a la FCC. Más de tres millones de personas han remitido sus comentarios a la FCC en apoyo a fuertes reglas para la Neutralidad en las Redes, junto con centenares de organizaciones sin fines de lucro y una gran agrupación de poderosos miembros del Congreso (incluyendo a dos de nuestros valientes líderes del Caucus Hispano del Congreso, los representantes Raúl Grijalva de Arizona y José Serrano de Nueva York).

publicidad

Por favor, únase a nosotros en esta lucha del siglo 21 por la igualdad, y apoye la Neutralidad de Red vía e-mail a info@nhmc.org. Voy a hacer llegar sus comentarios a la FCC, y daré las gracias al señor Grijalva y el señor Serrano en su nombre.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad