null: nullpx
Juicios

Declaran culpable de homicidio involuntario a la joven que animó a su novio a suicidarse en mensajes de texto

Michelle Carter, de 20 años, podría pasar hasta 20 años en la cárcel después de que un juez determinara que los mensajes que le envió a Conrad Roy fueran determinantes en su muerte en 2014.
16 Jun 2017 – 11:23 AM EDT

Michelle Carter, de 20 años, fue declarada culpable este viernes de homicidio involuntario por la muerte de su novio Conrad Roy al que animó a suicidarse a través de mensajes por el teléfono y podría ser condenada hasta 20 años de cárcel.

"Ella no llamó a nadie y finalmente no dio una simple instrucción: sal del auto", dijo el juez Lawrence Moniz en una corte juvenil en Taunton, en el sur de Boston, durante la explicación de su decisión. La joven conocerá la sentencia el 3 de agosto.
"Esta corte también encuentra que se ha demostrado más allá de las dudas razonables que usted es una delincuente juvenil y será juzgada ante esta instancia", añadió el juez.

Carter estaba acusada de homicidio por escribirle alentándolo a quitarse la vida. La joven, que entonces tenía 17 años, envió numerosos mensajes que animaron a su novio a suicidarse en el verano de 2014.

"Avísame cuando lo hagas", decía uno de los textos que ella le escribió el mismo día que Roy se suicidó. "Finalmente serás feliz en el cielo. No más dolor", le dijo. "Está bien si sientes miedo y es normal. Estás a punto de morir (...) Solo hazlo, baby".


Roy, entonces con 18 años, batallaba con una fuerte depresión y pensamientos suicidas. Después de mucho hablarlo con su novia, una mañana de julio de 2014 fue hallado muerto en su auto, estacionado en una tienda Kmart, a millas de Boston, donde residía. Murió envenenado con monóxido de carbono.

"Conrad le dijo a Carter en muchos de sus mensajes de texto que estaba asustado y que no quería dejar a su familia, y ella continuaba alentándolo a que se suicidara. Y cuando él comenzó a quitarse la vida estaba asustado y se bajó de su camión, pero en lugar de decirle que se quedara afuera (...) Carter le dijo que se volviera a montar", detalló la policía en un comunicado publicado por The Sun Chronicle.

La defensa de Carter utilizó la depresión de su novio para argumentar que él estaba decidido a poner fin a su vida y que el papel de la joven no fue determinante.

Con él al teléfono

Durante el juicio, también se conocieron mensajes que la joven envió a distintos conocidos en los que les daba detalles de la última conversación que mantuvo con su novio.

"Yo estaba al teléfono cuando él se mató", le contó Carter a Ali Either, una conocida, al escribirle a su celular. "Lo escuché muriendo".

Either aseguró que apenas sabía quién era Carter cuando recibió esos primeros mensajes, según publicó el diario The Boston Globe. Se habían conocido en un campamento de verano en 2014 en el que Either era consejera.

Al leer a Carter, la consejera solo pudo recomendarle que viera a un terapista y ella le respondió que ya lo hacía.

Otros testimonios durante el juicio ahondaron en el papel activo de Carter en la muerte de su novio. Entre ellos, el de otra compañera de Carter en la escuela, Samantha Boardman, quien aseguró haber recibido un mensaje "perturbador" un mes después de que Conrad se suicidó.

"Él (Roy Conrad) se salió del carro porque estaba funcionando (el suicidio con el monóxido de carbono) y se asustó. Y yo jodidamente le dije que se montara de nuevo (en el auto)", se leía en el texto a Boardman.

Samantha Boardman, que conocía a Carter del bachillerato, recibió otro mensaje el día antes de la muerte de Roy, según el Globe. "¿Hay alguna forma en que un generador de energía portátil pueda matarte de una manera?", le escribió Carter. "Porque él (Roy) dijo que estaba en una tienda comprándolo junto a otras herramientas", le preguntó la joven.

Los fiscales de condado de Bristol, en Massachusetts, argumentaron que mientras enviaba esos lamentos a algunos conocidos, aumentaba la presión contra Roy para que se suicidara como parte de un "juego enfermo de vida y muerte" utilizado por la adolescente para llamar la atención.

Carter fue acusada en 2015 por el homicidio involuntario de su novio y apeló la decisión. Llevó su caso hasta la Corte Suprema, que hace casi un año decidió que ella debía continuar en juicio. En ese momento, la Corte halló que la "presencia virtual" de Carter en el momento en que su novio se suicidaba y su "constante presión" son pruebas suficientes para acusarla.

En fotos: Así comenzó el juicio de una joven acusada por alentar el suicidio de su novio

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Juicios MuertesEstados Unidos
Publicidad