Juicios

China sentencia a muerte a un canadiense acusado de tráfico de drogas

Robert Lloyd Schellenberg, de 36 años, asintió cuando el juez de la ciudad de Dalian le preguntó si había entendido el veredicto, después de que resultara condenado a muerte en un segundo juicio que duró un día y en el que él insistió en su inocencia.
14 Ene 2019 – 11:43 AM EST

Las disputas diplomáticas entre China y Canadá escalaron este lunes cuando un ciudadano canadiense fue sentenciado a muerte después de ser sometido a un nuevo juicio que solo duró un día.

Una corte en el norte de China anunció la condena en contra de Robert Lloyd Schellenberg, de 36 años, quien aseguró ser inocente.

En una primera instancia, Schellenberg fue condenado a 15 años de prisión, acusado de tráfico de droga. También debía pagar una multa de 150,000 yuanes (unos 21,000 dólares), pero el canadiense había apelado. Ahora, tal acción se volvió en su contra puesto que el Tribunal Supremo de la provincia de Liaoning (noreste) consideró el veredicto demasiado "indulgente" y lo condenó a muerte.

"No soy un traficante de drogas, vine a China a hacer turismo", afirmó Schellenberg este lunes después de su juicio.


La sentencia se produce en un momento en el que las relaciones bilaterales entre China y Canadá están sumamente tensas. ¿La razón? La detención del mes pasado en Canadá –a solicitud de Estados Unidos– de una directiva del gigante chino de telecomunicaciones Huawei.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo este lunes sobre el caso de Schellenberg que es "muy preocupante" que una corte china haya sentenciado "arbitrariamente" a muerte a un ciudadano canadiense por cargos de tráfico de droga.

"Es muy preocupante para nosotros como gobierno, así como debería serlo para todos nuestros amigos y aliados internacionales, que China haya decidido arbitrariamente aplicar la pena de muerte en casos como este, de un canadiense", dijo en una conferencia de prensa Trudeau.


China y Estados Unidos viven un momento de tensiones comerciales con el establecimiento recíproco de aranceles a cientos de productos, lo que podría tener un impacto imposible de medir para las dos más grandes economías del planeta.

Estados Unidos ha criticado durante años a China por violar sus patentes y robar tecnología, especialmente de telecomunicaciones. Además lo acusa de mantener devaluada su moneda, el yuan, para abaratar los precios de sus productos en el extranjero.

A esto se suman los temores de que China esté espiando a Estados Unidos usando tecnología desarrollada por Huawei.

Ve también:


Estados Unidos y China: recuento gráfico de seis décadas de una relación compleja

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Juicios ChinaCanadá
Publicidad