null: nullpx
Texas

Un juez determina que los estados no pueden bloquear la llegada de refugiados

A días de que Texas indicara que no recibirá más refugiados en su territorio, un fallo sobre una demanda de grupos de ayuda a inmigrantes determinó este miércoles a impedirle al gobierno de Donald Trump implementar una orden ejecutiva que le permita a los gobiernos estatales y locales negarse a aceptar refugiados.
15 Ene 2020 – 03:03 PM EST

Las autoridades estatales o locales no pueden impedir la admisión de refugiados en las zonas que administran, con lo que se detiene temporalmente la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que ordenó que la recepción de refugiados estuviera aprobada por los gobernantes locales.

“Darle a los estados y gobiernos locales el poder de consentir a asentamiento de refugiados, que equivale a decir poder de veto para determinar si los refugiados serán recibidos, va en contra de la clara intención del Congreso”, dice en su fallo de 31 páginas el juez de distrito de Maryland Peter Messitte.

El fallo del juez suspende así el requisito de que las agencias de reasentamiento incluyan cartas de consentimiento estatales y locales en sus propuestas de financiamiento federal antes de la fecha límite señalada para el 21 de enero, por lo que podrán continuar con los procesos sin esa documentación.

En septiembre Trump firmó una orden que le da a las autoridades locales voz en el proceso de asentamiento de refugiados que se maneja a nivel federal, para dejar que solo “áreas que están dispuestas y equipadas para apoyar la exitosa integración (de refugiados) y en la fuerza laboral”.

“La concesión del poder de veto es arbitraria y caprichosa, así como inherentemente susceptible a prejuicios ocultos”, escribió Messitte.

Tres agencias que trabajan con el Departamento de Estado en el asentamiento de refugiados demandaron la medida presidencial argumentando que ha causado caos y amenaza con desmantelar toda la red de apoyo que se ha creado para facilitar la integración de los beneficiados en la sociedad estadounidense.

En cambio, 42 estados y 100 gobierno locales han firmado cartas de aceptación para la relocalización de extranjeros protegidos provenientes de zonas de conflicto. Mientras que Georgia, Florida, Carolina del Sur, Alabama, Mississippi, Hawaii y Wyoming no han aclarado cuál será su política.


El gobierno estableció un tope de 18,000 refugiados a ser aceptados en EEUU para este año fiscal, una reducción significativa de los 110,000 que fueron recibidos en 2016.

El juez expresó su escepticismo de que el presidente tuviera el poder de permitir a los gobernantes locales el bloqueo de establecer comunidades de refugiados en sus jurisdicciones, pero los abogados del Departamento de Estado aseguran que no se trataba de un poder de veto porque el secretario de Estado puede obviar esas opiniones si lo considera necesario.

Los demandantes reconocen que las autoridades locales deben ser consultadas sobre la ubicación de refugiados en sus zonas, pero que no pueden tener poder de decisión en el tema, porque, entre otras cosas, podría impedir que puedan reunirse con sus familias ya asentadas en EEUU.


Cientos protestan en favor de los refugiados sirios en Texas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés