null: nullpx
Muro Fronterizo

Una agencia federal obliga a abrir una puerta del muro fronterizo privado

La sección estadounidense de la Comisión Internacional de Límites y Aguas retiró la cerradura de la barrera fronteriza que levanta el grupo 'Construimos el Muro' porque se emplazó en terrenos federales sin la debida autorización, bloqueando el acceso a un dique, a una presa y al memorial histórico Monument One.
12 Jun 2019 – 1:48 AM EDT

Una agencia federal forzó a un grupo privado que construye un muro cerca de la frontera entre Estados Unidos y México a abrir una puerta en el tramo de barrera levantado, por no haber seguido los procedimientos adecuados para la obtención de permisos.

La sección estadounidense de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (USIBWC, por sus siglas en inglés), que junto con su contraparte mexicana opera diques, plantas de tratamiento de aguas residuales y monumentos fronterizos en numerosos lugares a lo largo de la frontera común, alega que la puerta bloquea un camino a un dique propiedad del gobierno, y que el grupo conocido como 'Construimos el Muro' la instaló en terrenos federales sin autorización.

La puerta es de aproximadamente 33 pies (10 metros), y permite el acceso a un dique, a una presa y al memorial histórico Monument One.

"No es el muro fronterizo con el que tenemos un problema", aclaró Lori Kuczmanski, portavoz de la agencia federal citada en Politico. "El problema es que la puerta está en propiedad federal. No se puede entrar y construir una puerta en la propiedad de alguien sin preguntar, especialmente sin darle las llaves, no está bien", explicó.

La comisión señaló en un comunicado que dos agentes uniformados de la policía de la Oficina del Sheriff del Condado de Doña Ana, retiraron la cerradura privada, abrieron la puerta y la cerraron con llave "hasta que se celebren nuevas conversaciones con 'Construimos el Muro'".

"La USIBWC está preocupada por la seguridad de nuestros empleados y la infraestructura de la presa estadounidense que se encuentra junto a la puerta de acceso de la construcción privada", dijo la comisión en la declaración publicada en su sitio web.

Kuczmanski indicó que el problema radica en que la organización no ha tramitado debidamente los permisos que se requieren para erigir el muro. "Esto normalmente se hace mucho antes de un proyecto de construcción, piensan que pueden construir ahora y hacer preguntas más tarde, y no es así como funciona", dijo.

"Cuando se reciba la documentación adecuada, la USIBWC continuará procesando la solicitud de permiso", destacó el comunicado de la agencia federal.

Brian Kolfage, fundador de la organización que levanta el muro, se quejó el martes en una serie de publicaciones en redes sociales por las objeciones de la comisión a la puerta del muro, acusando a la agencia federal de excederse en su autoridad y pidiendo la renuncia de su comisionado nombrado por el presidente. Pero luego pareció satisfecho por las conversaciones con las autoridades federales.

"Nuestro muro fronterizo y nuestra puerta están seguros de nuevo y todavía no hemos tenido ni una sola violación de la ley. Quiero agradecer a la IBWC por actuar rápidamente y esperamos poder trabajar con ustedes en nuestros proyectos futuros", dijo Kolfage en su cuenta de Twitter.

Kolfage dijo luego a CNN que los abogados de su grupo están trabajando en el asunto y recordó que una disputa de permisos con funcionarios de la ciudad en Sunland Park, Nuevo México, se resolvió después de que las autoridades locales emitieron un aviso de "cese y desistimiento" al bloqueo temporal de la construcción.

"Tal como lo vimos con la ciudad de Sunland Park, prevaleceremos", dijo Kolfage. "Nuestros abogados han estado trabajando en esto durante semanas y recuperaremos el control de la puerta en breve".

La organización ha recaudado más de 20 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo en una campaña de GoFundMe. Hasta ahora han levantado una barda de acero de media milla en SunLand Park, que cuenta con sensores de movimiento, cámaras de video y luces.

Esto es lo que podría pasar en la frontera entre Estados Unidos y México si se construye el muro

Loading
Cargando galería

De acuerdo con el proyecto, una vez terminado, el muro medirá 2,300 pies (700 metros) de largo y unirá dos segmentos de la valla fronteriza ya existente que se encuentran en la base del monumento conocido como Monte Cristo Rey, a un lado del Río Grande, en Nuevo México.

La Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) celebró la decisión de la comisión. "Fue una reacción lógica y la apoyamos, hay que ver cuál es su decisión final, hasta ahora ese cerco viola la ley, el grupo traspasó un área que no les pertenece, así que la comisión del agua tenía cierta obligación de abrir", dijo Peter Simonson, director ejecutivo de ACLU de Nuevo México, citado por Efe.

"La misma comisión de aguas dijo que se construyó sin permiso, lo hicieron sin tener ninguna indicación de parte de ellos, y eso para mí sería una buena razón para no darle permiso después; traspasaron las leyes, montaron su cerca sobre un camino federal que lleva a un monumento nacional", añadió Simonson.

Más contenido de tu interés