null: nullpx
Incendios

Incendios forestales causan estragos en el oeste de Estados Unidos

Equipos de bomberos de Arizona, Nuevo México y Colorado han redoblado esfuerzos con el fin de mantener a raya las llamas que han consumido cientos de acres de bosques, y destrozado viviendas y vehículos.
17 Jul 2016 – 1:46 AM EDT

Las condiciones meteorológicas que combinan fuertes vientos y baja humedadestán dificultando las labores de equipos bomberiales de varios estados del oeste de EEUU, donde los incendios forestales han consumido miles de acres de bosques y obligado a tomar medidas preventivas de evacuación de viviendas.

En Arizona, un incendio forestal en desarrollo podría amenazar potencialmente una carretera que sirve un área del Gran Cañón.

El viento y la sequedad han avivado las llamas que amenazan con llegar a una carretera que comunica un albergue con un restaurante y zona de acampada en el borde norte del Gran Cañón.

Los bomberos alertaron que las condiciones meteorológicas del viernes potenciaron este incendio forestal que desde hace dos semanas abrasa 5,7 millas cuadradas.

Los bomberos continuaron este sábado trabajando para mantener las llamas alejadas de la Ruta Estatal 67.

El potencial del agresivo incendio puede limitar la capacidad de los equipos bomberiales para combatirlo en algunas áreas.

Aproximadamente 430 efectivos están trabajando en las labores de extinción de este incendio causado por un rayo que encendió un bosque de álamos y pinos el 29 de junio.

El volumen de humo provocó una alerta sanitaria en Albuquerque, Nuevo México, donde las autoridades ambientales advirtieron la presencia de una ligera neblina en el aire.


Continúan las evacuaciones preventivas

Los fuertes vientos probablemente avivarán un incendio forestal en Colorado que ya ha obligado a evacuar unas 140 viviendas, informaron las autoridades.

Entretanto en Nuevo México, los bomberos avanzan apagando las llamas que han chamuscado una zona del sur.

La gobernadora Susana Martínez declaró el estado de emergencia el viernes para liberar recursos que permitan combatir el fuego con mayor rapidez y eficacia.

La portavoz de del cuerpo de bomberos de Nuevo México, Linda Wallace, informó que el incendio ha destruido 70 estructuras, incluyendo 44 viviendas y numerosos vehículos.

A los residentes que viven cerca del perímetro del incendio se les permite recuperar objetos de sus hogares únicamente con escolta.

En Colorado, el Servicio Forestal dijo que habrá escasas lluvias este fin de semana y que no afectarán mucho el combate contra las llamas.

El número de viviendas evacuadas en Coaldale, a unas 150 millas (240 kilómetros ) al sudoeste de Denver, están cerca de donde los bomberos luchan contra el fuego el sábado. Se les ha avisado a los habitantes que pasará una semana o dos antes de que puedan regresar.

Las evacuaciones comenzaron hace unos días cuando el incendio estalló debido al impacto de un rayo en la zona boscosa de Sangre de Cristo.

Los bomberos han apagado otros incendios en el estado incluso uno que destruyó ocho viviendas cerca de Boulder. Los habitantes pudieron luego regresar.

Entretanto en Nuevo México, los bomberos han avanzado contra un incendio que ha destruido más de 40 viviendas.

El incendio cerca de la zona de Timberon está contenido en un 40%, dijeron el sábado los responsables de la agencia de rescate.


Publicidad