Incendios

Esta mujer sobrevivió al tiroteo de Las Vegas, pero el fuego quemó su casa en California

Michella Flores, de 51 años, pudo salir corriendo del festival de música country sin que le diera ninguna bala, pero el siguiente domingo no pudo evitar que los incendios arrasaran el lugar donde vivía en Santa Rosa.
15 Oct 2017 – 10:08 PM EDT

Dos tragedias en una semana: Michella Flores sobrevivió al tiroteo de Las Vegas que el pasado 1 de octubre dejó 58 muertos; siete días después, vio cómo la casa de sus padres, en la que vivía, fue reducida a cenizas por los voraces incendios de California, donde reside.

"El pasado domingo estaba huyendo de las balas. Este domingo estaba huyendo del fuego", le dijo esta residente californiana de 51 años a la cadena Fox-KTVU.

Flores, que trabaja como aeromoza, se encontraba disfrutando de la actuación de Jason Aldean en el festival de música country Route 91 Harvest cuando, de repente, se vio obligada a correr para salvar su vida. Tuvo suerte de poder esquivar la lluvia de balas lanzada desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay por Stephen Paddock, el atacante que decidió causar la masacre para la que aún no se ha encontrado una explicación.

Tras esa traumática experiencia, volvió a la casa de sus progenitores, en Santa Rosa, donde estaba viviendo hasta mudarse a otro lugar de la ciudad. En la noche del 8 de octubre no tuvo más remedio que agarrar una manguera para intentar apagar las llamas que rodeaban la propiedad.

"Estaba muy conmocionada después de Las Vegas. Estaba temblando y no podía calmarme", confesó Flores a la televisión. Sin embargo, ante la amenaza de las llamas, se obligó ella misma a tranquilizarse y a entrar en un "estado de acción".


Sin embargo, ni ella ni los esfuerzos de los bomberos pudieron evitar el desastre: en tan solo unas horas todo había desaparecido bajo el fuego abrasador que ya deja al menos 40 muertos en todo el estado y más de 221,000 acres calcinadas.

"Es un sentimiento de gran impotencia", comentó Flores a CNN, quien en el pasado ha estado situaciones similares ya que ha trabajado como bombera y paramédica. "Tan solo pensé que, bueno, yo he visto cosas así antes. No debería ser un gran problema. Pero cuando te pasa a ti es completamente diferente", añadió.

Pocas horas antes de que perdiera todo, cuando iba camino a casa, vio el resplandor de las llamas y, dada su experiencia, supo que el fuego estaba cerca y que la dirección del viento podría hacer que llegara hasta su hogar. Por eso, no dudó en decirle a sus padres que deberían comenzar a hacer las maletas.

"Llamé a mi madre", indicó a CNN, "Y mi madre gritó en el teléfono y me dijo: 'Está frente a la casa". Asustada, llegó cuanto antes, justo cuando un camión de bomberos comenzaba a trabajar para contener el incendio".

No pasó mucho tiempo hasta que sus padres finalmente fueron evacuados a un refugio y finalmente la casa "quedó destruida. Completamente".

Pese a que sus progenitores "no tienen muchas cosas", lo sucedido le ha marcado profundamente y ahora tiene problemas para dormir. "No he tenido tiempo para procesar todo esto", resaltó a CNN. Pese a sentir el vértigo de haberlo perdido todo y considerar que no ha tenido suerte, admitió que podía haber sido peor: " Puerto Rico. Increíble, ellos están mucho peor que nosotros".

Imágenes de la devastación que dejan los incendios en California

Loading
Cargando galería
Publicidad