null: nullpx
Hyundai

Hyundai busca conquistar dueños disgustados de modelos Volkswagen con motores diésel

El fabricante surcoreano ofrece jugosos incentivos a los propietarios de los vehículos equipados con el controversial motor 2.0 litros TDI diésel de Volkswagen que serán compensados de acuerdo a los términos del arreglo alcanzado entre el fabricante alemán y sus demandantes en EEUU.
31 Oct 2016 – 01:49 PM EDT
Reacciona
Comparte
La crossover compacta Hyundai Tucson 2016 es un de los automóviles más populares del fabricante surcoreano. Crédito: Hyundai

Los cerca de 480,000 dueños de vehículos de las marcas Volkswagen y Audi en Estados Unidos que, de acuerdo a los términos del arreglo alcanzado el pasado 25 de octubre entre Volkswagen y sus demandantes serán compensados con la recompra de sus vehículos, tendrán la posibilidad de obtener una compensación adicional de una fuente inesperada: Hyundai.

Hyundai Motors América anunció un plan especial de precios y beneficios al cual solo tendrán acceso los dueños de los siguientes modelos afectados por el escándalo de Volkswagen, equipados con el motor 2.0 litros TDi diésel del fabricante alemán:

Modelo

Años

VW Beetle, Beetle Convertible

2013-2015

VW Golf 2-Puertas

2010-2013

VW Golf 4-Puertas

2010-2015

VW Golf SportWagen

2015

VW Jetta

2009-2015

VW Jetta SportWagen

2009-2014

VW Passat

2012-2015

Audi A3

2010-2013, 2015

Los beneficiarios del programa deberán haber sido adquiridos antes del 18 de septiembre de 2015, fecha en la que la agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) anunció que Volkswagen había engañado al ente regulador en relación al grado contaminante ilegal del motor 2.0 litros TDi.

El llamado Plan-V le da a las personas calificadas la posibilidad de beneficiarse de los mismos incentivos para compra o lease de vehículos a los que tienen acceso los empleados y suplidores de Hyundai.

El plan toma como base la ‘factura del concesionario’, es decir el precio que teóricamente el concesionario pagó por el auto, el cual incluye los costos de transporte y publicidad. A este monto se le descuenta la cantidad de 1,250 dólares así como un 3% del precio de venta sugerido por el fabricante. A la cantidad resultante se le podrán aplicar cualquier otro incentivo disponible al resto del público no calificado.

Hyundai le toma así la delantera al resto de su competencia en la carrera por la conquista de un numeroso grupo de compradores, el cual con sobrada razón espera que estén disgustados con Volkswagen y en consecuencia estén también listos para considerar cambiar de marca. El programa se mantendrá vigente hasta el 3 de enero de 2017.

Lea también:


Reacciona
Comparte