Huracán Lane

El huracán Lane golpea con "inundaciones catastróficas" en su avance hacia Hawaii

Dos pies y medio de lluvia han caído ya sobre la Isla Grande de Hawaii en lo que son las mayores precipitaciones que recibe el archipiélago en décadas. Lo peor está aún por llegar debido a que el fenómeno natural seguirá su lento curso al sur de Hawaii hasta este sábado.
24 Ago 2018 – 3:11 AM EDT

Más de dos pies de lluvia han caído sobre la Isla Grande de Hawaii en las últimas horas en momentos en que el huracán Lane descarga inmensas cantidades de agua sobre el archipiélago en su tránsito por el sur de esas islas de Pacífico.

Lo peor aún está por llegar debido a que penas se están deteriorando las condiciones climatológicas para el resto de las islas hawaianas: Maui, Oahu y Kauai, donde el Centro de Huracanes del Pacífico Central habla ya de "inundaciones catastróficas".

"Precipitaciones excesivas asociadas con el movimiento lento del huracán continuarán impactando las islas hawaianas hasta este fin de semana, lo que traerá inundaciones y deslaves catastróficos que anenazan la vida", indicó un comunicado en la mañana de este viernes.

En algunos puntos localizados de las islas se han registrado ya 40 pulgadas de lluvia.

A esto se le unen las fuerzas de sus vientos y las marejadas costeras, donde se espera que el oleaje aumente considerablemente mientras avanza la jornada de este viernes y el sábado.

Pese a que Lane no impactará directamente las islas, ya que girará poco a poco hacia el este, su parte más fuertes, es decir su mitad norte, llevará no solo lo peor de sus vientos huracanados, sino también su área generadora de más lluvias.

El meteorólogo Rick Knabb del medio especializado en el clima The Weather Channel, indicó lo siguiente en un tuit : "En caso de que alguien esté celebrando que las islas están fuera del cono (del huracán), consideren esto: todas las islas están en el lado más húmedo y fuerte durante el paso. La trayectoria al suroeste fortalece las olas y mareas en las costas que dan al sur (de las islas), no exponerse a los riesgos de las devastadoras inundaciones y a los cortes de electricidad".

Las primeras precipitaciones torrenciales que arrojó la tarde del jueves el huracán Lane sobre Hawaii ya causaron deslizamientos que bloquearon calles en Isla Grande, donde se registraron más de 20 pulgadas de lluvia.

Degradado a huracán 3, Lane todavía sigue siendo muy peligroso y avanza lentamente, con vientos máximos sostenidos de 120 millas por hora (195 kilómetros por hora), de acuerdo con el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes.

5 personas rescatas

Las potentes lluvias que ya han caído provocaron que los equipos de emergencia tuvieran que rescatar a cinco personas que quedaron atrapadas en una casa inundada en Hilo, una ciudad en la Isla Grande.

Ninguno resultó herido luego que se vieran sorprendidos por el agua proveniente de un barranco que se desbordó, según indicaron las autoridades del condado Hawaii.

“No ha dejado de llover durante la última media hora, más o menos, y los vientos comienzan a tomar fuerza”, dijo Pablo Akira Beimler, quien vive en la costa de Honokaa, de la Isla Grande, citado por AP.

Beimler, que publicó video en el que se ve como los árboles se doblan, dijo que permanecer allí es la única opción que tiene. La carretera hacia Hilo estaba bloqueada por los aludes, agregó.

“Solo tenemos una entrada y una salida de nuestras localidades, por lo que refugiarnos en algún lugar es la prioridad”, dijo Beimler en un mensaje por Twitter.

Jonathan Correa, que también reside en Hilo, publicó otro video en su cuenta de Instagram donde se percibe la inundación causada por las severas lluvias que arrjó la tarde del jueves Lane.

"Los preparativos para proteger la vida y la propiedad deberían acelerarse", dijo el Centro de Huracanes del Pacífico Central, con sede en Honolulu, en su última alerta.

Los meteorólogos prevén un aumento de hasta 4 pies (un metro) en el nivel del mar una vez que el huracán se aproxime al archipiélago donde viven 1.4 millones de habitantes.

El presidente Donald Trump declaró el estado de emergencia en Hawaii, lo que permite desbloquear fondos federales ante el paso del huracán, considerado la peor tormenta en un cuarto de siglo.

Había una alerta de huracán en efecto en Oahu la isla más poblada, donde escuelas, oficinas gubernamentales y empresas cerraban, y los residentes acumulaban suministros y blindaban sus casas. La alerta también se activó en los condados de Maui y Hawaii. Las islas de Kauai y Niihau seguían bajo advertencia y podrían enfrentarse a condiciones similares desde el viernes por la mañana.

El gobernador David Ige instó a los residentes a tomarse la amenaza con seriedad y a prepararse para lo peor, reservando un suministro de agua, comida y medicinas para 14 días. Todas las escuelas públicas, los campus de la Universidad de Hawaii y oficinas gubernamentales no esenciales en las islas de Oahu y Kauai estarán cerradas por al menos dos días a partir del jueves, anunció Ige en la víspera.

"Lane no es un huracán de buen comportamiento", advirtió en un comunicado. "No había visto cambios tan dramáticos en un pronóstico como lo he visto con esta tormenta".

Inundaciones y marejadas: Los estragos que causa en Hawaii la proximidad del huracán Lane (fotos)

Loading
Cargando galería


Residentes protegieron sus ventanas con tablones de madera y abarrotaron mercados en Ocean View y otras ciudades para comprar agua, comida e insumos de emergencia.

Largas filas se reportaron también en algunas estaciones de combustible para abastecer los autos y llenar bombonas de gas para cocinar, como una en Haleiwa en la costa norte de Oahu.

"Los últimos días han sido así, ha estado bien movidos", dijo a la AFP un empleado de esa estación. "Todo el mundo está en estado de pánico en este momento, echando nafta, llenando bidones de gasolina y bombonas de propano".


Las advertencias, sin embargo, no ahuyentaron a los turistas de surfear y nadar en las populares playas de Honolulu.

Elisabeth Brinson obserbaba la tarde del jueves a los surfistas desde su balcón en el noveno piso del hotel Hilton en Waikiki. “No creo que tengamos muchos problemas en cuanto a las inundaciones donde estamos”, dijo la turista británica.

Los empleados del hotel Sheraton, en la famosa playa de Waikiki, llenaron sacos de arena que las tiendas cerradas apilaron contra sus ventanas de vidrio en preparación a las fuertes lluvias, inundaciones repentinas y el oleaje dañino en Oahu, la isla más poblada de Hawaii.


El jefe de la Agencia Federal de Emergencia (FEMA), Brock Long, en una rueda de prensa en Washington manifestó su extrema preocupación ante "la posibilidad de inundaciones tierra adentro, derrumbes y daños a la infraestructura de comunicaciones y transporte".

Los equipos de emergencia instalaron 16 centros de evacuación, a los que se sumarán otros 19 que abrirán en las próximas horas.

United Airlines canceló todos los vuelos del viernes desde el aeropuerto internacional de Kahului, el segundo mayor de la isla. Otras rutas internas también se cancelaron.

Las autoridades de Honolulú tienen previsto activar el sistema de sirenas a las 16:00 locales para alertar a la población de los riesgos de inundación.

Se dispuso además de un servicio gratuito de transporte a los refugios habilitados en la isla de Oahu, donde está la capital. El sitio de noticias locales 24/7 indicó que 350 personas habían llegado hacia el mediodía.

La Guardia Costera dijo que tiene 57,000 efectivos militares en Hawaii listos para misiones de búsqueda y rescate, y apoyar en logística y atención médica.

En fotos: Hawaii se prepara para el impacto del poderoso huracán Lane

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Huracán LaneHawaii
Publicidad