"Hay muchas maneras de entrar al sector tecnológico": los consejos de una dominicana en Pinterest

Al principio Madelyn Tavarez se sentía insegura, pero con el tiempo aprendió a dejar de compararse con los demás y concentrarse en mejorar sus propias habilidades como programadora. En la actualidad forma parte de un equipo de proyectos de "alto impacto" en la compañía californiana.
5 Jul 2017 – 6:49 PM EDT

Madelyn Tavarez aprendió a programar computadoras por su cuenta, usando tutoriales gratuitos que conseguía en internet. Un año después fue reclutada por Pinterest, una compañía tecnológica que desarrolla una aplicación móvil y web que permite guardar y compartir imágenes con 150 millones de usuarios en todo el mundo.

La hazaña es grande para cualquier programador autodidacta, pero lo es más para una mujer latina. Ella misma cuenta su historia con incredulidad. "Es muy loco, tuve mucha suerte. También trabajé muy duro. No estudié ciencias de computación, pero estoy aquí, con esta gente tan inteligente, que ha estado haciendo esto desde que eran muy jóvenes. Jamás me hubiera imaginado que estaría donde estoy ahora, pero estoy muy agradecida de que lo estoy", señala.

En la actualidad Tavarez forma parte de un equipo de proyectos de "alto impacto" principalmente en Android y móvil y está a cargo de que los usuarios "tengan una mejor experiencia", trabajando directamente con gerentes de producto, diseñadores, e ingenieros.

La joven creció en Washington Heights, un barrio de Nueva York predominantemente latino. No conocía ingenieras, tampoco tomó nunca clases de computación. "Ni siquiera tenía idea de que trabajos como el que hago hoy en día existían", dice.

Su mamá, que cuida personas de la tercera edad y no domina muy bien el inglés, no usa computadoras. De hecho, Tavarez le acaba de mandar un teléfono inteligente para que pueda estar en contacto más fácilmente con su familia en República Dominicana. "Creo que va a ser muy empoderador para ella. También quiero que aprenda para que pueda ver dónde trabajo, porque todavía no tiene muy claro qué es lo que hago", menciona.

De adolescente Tavarez había aprendido HTML y CSS para poder modificar su página de myspace, algo que hacía tan bien que incluso sus amigos le pagaban para que les hiciera o mejorara sus perfiles. "Solía ir a mi casa cada tarde y pasar horas haciendo que mi perfil se viera cool, el más cool", recuerda.

Pero en esa época Tavarez no sabía que ese mismo código podía usarse en otras plataformas para, por ejemplo, hacer cualquier clase de páginas de internet, así que terminó olvidándolo y estudiando economía en la universidad.

No fue sino hasta su último año de carrera que conoció a unas jóvenes que estudiaban ingeniería, y por curiosidad empezó a indagar en internet de qué se trataba, empezando así el camino que la llevó a Pinterest.

A continuación algunos de sus recomendaciones para los latinos que quieran aprender a programar y trabajar en el sector tecnológico.

- Escoger una sola cosa, para no abrumarse

Tavarez empezó aprendiendo el lenguaje de programación Java con la intención de programar para Android, el sistema operativo que usan algunos teléfonos inteligentes, tabletas, algunos relojes, televisores e incluso automóviles. Lo hizo utilizando las lecciones de Codecademy que practicaba de tarde y noche, después de la universidad y el trabajo, y durante los fines de semana. "Hay muchas maneras de entrar al sector tecnológico hoy en día. Mi consejo es que escojan una sola ruta y perseverar. Hay millones de cursos en internet. Mucha gente abandona, porque no saben ni por dónde empezar. Escoge un curso y terminalo", dice.

- Tratar de hacerlo solo es un error

Tavarez dice que desde el principio lo ideal es conseguir una comunidad de personas que te apoye, e incluso un mentor. "Encuentra personas que están aprendiendo contigo porque al principio todo puede ser muy abrumador. A veces solamente oir de alguien más que sí, que el problema es difícil, pero que con el tiempo va a ser más sencillo, es lo que se necesita para continuar trabajando". En la actualidad pertenece a varios grupos de latinos en el sector tecnológico con los que puede salir e intercambiar experiencias y consejos, pero también bailar salsa y merengue. También recomienda buscar un meetup en tu área.

- Sentirse intimidado es normal

La joven latina dice que una de las cosas que más desaniman es que muchas personas comienzan a programar desde que son muy jóvenes, por lo que es normal sentirse en desventaja. El asunto, dice, es que la tecnología cambia muy rápido y a lo mejor lo aprendieron de una manera que no funciona para la mayoría de las compañías. "Aunque mucha gente aprendió a programar a los ocho o diez años, no significa que aprendieron de la manera correcta. Nunca te compares con otras personas porque no sabes realmente cuál es su experiencia. Si son buenos o no, ese no es tu problema. Tienes que enfocarte en ti mismo y en cómo mejorar y aprender lo más posible", menciona.

- Aplicar a becas para aprender más

A los pocos meses de empezar a estudiar programación, Tavarez, que ya tenía deudas estudiantiles, empezó a aplicar a becas para programas en los que pudiera profundizar sus conocimientos. Así fue como entró en Coalition for Queens (C4Q) en Nueva York. "La gente se desanima por el alto precio de los programas sin saber que hay muchos programas y becas. Hay muchas becas, especialmente para mujeres y latinas, que son minorías poco representadas en la tecnología", mencionó. Considera que lo mejor para mostrar el interés y sobresalir es tomar primero clases por tu cuenta y después tratar de construir algo. Ocho meses después de empezar el programa consiguió un contrato de trabajo en una agencia de consultoría en Boston, y once meses después recibió la oferta de Pinterest.

- Investigar las compañías del sector

Hay compañías que no están dispuestas a contratar gente que no tiene un título de ciencias de computación o ingeniería, que son más tradicionales, pero hay compañías, señala Tavarez, que son "mucho más abiertas si puedes mostrarles que eres bueno, que puedes aprender y que deberían invertir en ti porque vas a ser mejor".

Tavarez comenzó a trabajar en Pinterest en abril de 2016. Al principio, dice, sintió el síndrome del impostor y no estaba muy segura de si iba a poder quedarse en la compañía, "si iba a ser lo suficientemente buena para estar aquí o no". Fueron meses duros, en los que pensaba con frecuencia en devolverse a su ciudad natal.

"El primer día estaba muy nerviosa. Sabía que yo era muy diferente, no solo porque no tenía un título en ciencias de computación, sino porque en la compañía no había ingenieras latinas", dice. Recientemente alguien le dijo que ven una gran diferencia en ella respecto a cuando llegó, en como camina, en como ve alrededor. "Me dijeron que antes me veía nerviosa, confundida, que caminaba con la cabeza baja. Podían darse cuenta de que no me sentía segura. Ahora tengo mucha más confianza".

Al trabajar rodeada de decenas de ingenieros talentosos, se ha dado cuenta que todo el mundo tiene sus inseguridades. "Es un alivio saber que es duro para otra gente también. Nadie se despierta un día y son buenos, o saben cómo programar. Todo el mundo empieza en el mismo lugar, desde cero, pero una vez que empiezas no hay otra opción que ser cada vez mejor".

Dice que en el tiempo transcurrido ha aprendido muchas lecciones, que quisiera transmitir a otros que están comenzando un camino similar al suyo.

- No tener miedo a hacer preguntas

"Cuando llegué no sabía cómo encontrar nada en el sistema. Si hubiese hecho preguntas más temprano, si hubiese estado más dispuesta a hacer preguntas, mi llegada a la compañía hubiese sido más fácil, pero no quería hacer preguntas porque no quería que la gente pensara que no sabía lo que estaba haciendo y eso hizo que todo fuese más difícil", menciona.

- Dividir los proyectos en partes

Cuando llegó a Pinterest esperaba a tener los proyectos completos antes de mostrarlos, ahora ha aprendido que lo mejor es dividirlos en pequeñas partes e ir pidiendo feedback en cada paso. Así es más fácil saber por dónde comenzar y se evitan muchos errores. En sus primeras dos semanas hizo un proyecto que creía que estaba muy bien y cuando se lo mostró a su manager este le dijo que estaba bien pero que esa solución no funcionaría con alguien con un teléfono viejo o en un país con poca conexión, algo que hubiese sabido de haber pedido feedback a tiempo. " Tenía mucho miedo de mostrarle a las personas lo que había construído antes de que estuviera terminada y no sabía si iba por el camino correcto", menciona.

- El aprendizaje no termina

Una de las nuevas metas de Tavarez es aprender Kotlin, un nuevo lenguaje de programación de Android. Lo que sabe hasta ahora, dice, le va a servir de base, pero para mantenerse vigente en la industria es necesario no parar de aprender. Esto aplica también en otro campo que está empezando a explorar como la gestión de proyectos, incluyendo la investigación de mercado y la interpretación de datos que les permite saber qué mejorar de un app como Pinterest.


Madelyn Tavarez es embajadora de Technolochicas, una iniciativa que busca involucrar en las carreras tecnológicas a jóvenes latinas, en un esfuerzo conjunto de Televisa Foundation, The National Center for Women & Information Technology (NCWIT) y Univision Contigo.

Eva Longoria invita a las jóvenes hispanas a que se involucren en las ciencias

Loading
Cargando galería

Esta historia fue producida en colaboración con Univision Contigo: el equipo de responsabilidad social de Univision.

Publicidad